Nace ‘TOP Conferenciantes’, la plataforma de conferenciantes de management y desarrollo personal de Divertia Smile Company   l   www.topconferenciantes.com

martes, 4 de julio de 2017

Tú también puedes triunfar (te lo demuestro)

Resultado de imagen de ray krocA menudo usamos excusas disfrazadas de razones para no hacer lo que tenemos que hacer. Y el problema de buscar excusas es que si uno las busca, siempre las encuentra. Y eso nos estanca. No es difícil encontrar argumentos para no pasar a la acción y quedarse como uno estaba, y así irse uno a la cama con la conciencia tranquila.

Hemos dicho muchas veces aquí, que no importa tu pasado si estás dispuesto a construir tu futuro. O como decía Shakespeare: «el pasado es sólo un prólogo». Porque tenemos una herramienta poderosa para convertirnos en la persona que tenemos que convertirnos para llegar donde queremos llegar, y esa herramienta es nuestra capacidad de aprender. Lo importante no es si sabes sino si estás dispuesto a aprender.

Si hay algo que ha demostrado la historia es que cualquiera puede triunfar en lo que se proponga. Da igual si eres gordo o flaco, guapo o feo, rápido o lento, limpio o sucio, dónde hayas nacido, cuál es tu punto de partida, quiénes hayan sido tus padres o la educación recibida. Hay ejemplos de todos ellos, así que seas como seas, puedes cambiar y triunfar, por tanto, no hay excusa posible nada más que tu propia pereza y dejadez.

Hay muchos ejemplos de personas que tenían seguramente un punto de partida mucho peor que el tuyo y han llegado justamente al lugar que querían. Si fue posible para ellos, también lo es para ti. Todo se aprende y si realmente quieres conseguir algo, lo harás. De ello hablamos en Nadie es mejor que tú, sólo se ha convertido en alguien mejor que tú.  

Éstas son algunas de las excusas más comunes para no ir en búsqueda de lo que uno anhela. Hay más, pero por hoy son suficientes:

1. SOY DEMASIADO VIEJO.
Ray Kroc, la persona que convirtió a McDonalds en lo que es hoy en día, la tercera empresa del mundo presente en más países (¿dónde no existe un McDonalds?), decía cierta vez: «Yo tenía 52 años, diabetes y una incipiente artritis. Me habían extirpado la vesícula y parte de la glándula tiroides, pero estaba convencido de que lo mejor estaba por llegar». A una edad en la que la mayoría de las personas piensan en la jubilación, él decidió emprender. Tampoco tenía dinero cuando se hizo con la totalidad de la empresa, pero lo consiguió. Su triunfo no se basa en una idea genial (la idea ya existía); sino en su determinación, en su persistencia, y sobre todo, en sus ganas de hacer algo grande. Tener más edad tiene algunas limitaciones, pero también algunas ventajas. Se trata de explotar estas últimas.

2. SOY DEMASIADO JOVEN.
Es la otra cara de la moneda: me faltan conocimientos, me falta experiencia, me faltan contactos... Se hace camino al andar. El secreto de avanzar es comenzar. Uno nunca está suficientemente preparado, ni va a encontrar el momento perfecto, ni va a tener todas las piezas del puzle. Gracias a Internet y las redes sociales se ha democratizado el mundo. Es mucho más plano. Hoy día con toda la tecnología a nuestro alcance, cualquiera pueda triunfar. Antes se llegaba a millonario con una cierta edad. Hoy son muchos los jóvenes que lo han conseguido antes de los 30 años (incluso mucho antes). Algunos de ellos son Eva Spiegel (Snapchat), Mark Zuckerberg (Facebook), Nathan Blecharczyk (Airbnb), Drew Houston (Dropbox). Puedes leer también 15 personas que se hicieron millonarias antes de los 20 años.

3. NO TENGO ESTUDIOS.
Son muchos los ejemplos de personas que abandonaron la escuela pronto, que no pisaron la universidad y que ni siquiera hicieron un máster, y han triunfado. Los títulos no meten goles. Uno de ellos, por ejemplo, es Amancio Ortega, personaje incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 12ª edición), cuya relación con el sector textil comienza cuando tenía 12 años. Él mismo lo relata así:
«Una tarde al salir de clase fui con mi madre a una tienda a comprar comida. Yo era el pequeño de mis hermanos y a ella le gustaba venir a recogerme para llevarme a casa, y muchas veces la acompañaba dando un paseo mientras hacía sus recados. La tienda en la que entramos era uno de aquellos ultramarinos de la época, con un mostrador alto, tan alto, que yo no veía a quien hablaba con mi madre, pero le escuché algo que, pese al tiempo transcurrido, jamás he olvidado: ‘Señora Josefa, lo siento, pero ya no le puedo fiar más dinero’. Aquello me dejó destrozado. Yo tenía apenas doce años. Me dije: ‘Esto no le volverá a pasar a mi madre nunca más’. Lo vi muy claro: a partir de ese día me iba a poner a trabajar para ganar dinero y ayudar a mi casa. Abandoné los estudios, dejé los libros y me coloqué de dependiente en una camisería. Era el chico para todo: lo mismo limpiaba la tienda que hacía recados o atendía en el mostrador cuando había mucha urgencia. Por lo visto alguien me recomendó al dueño, porque le llamaba la atención que, desde que había puesto un pié en el establecimiento, me tomaba el trabajo con seriedad y sentido de la responsabilidad. Y es que siempre me gustó lo que hacía y tenía mucho empeño por aprender».  
4. NO ES BUEN MOMENTO.
Nunca es buen momento para nada, porque siempre se puede encontrar algún ‘pero’. En Tu futuro es HOY (Alienta, 3ª edición) recogemos las palabras de Tim Ferriss, el autor de La semana laboral de 4 horas. Allí dice:
«Una vez le pregunté a mi madre cómo decidió tener su primer hijo, el pequeño yo. Su respuesta fu sencilla: ‘Era algo que queríamos y decidimos que no tenía sentido retrasarlo. Nunca es buen momento para tener un bebé’. ¿Estás esperando un buen momento para dejar tu trabajo? Las estrellas nunca sea alinearán y los semáforos de la vida nunca se pondrán todos en verde al mismo tiempo. El universo no conspira contra ti, pero tampoco se volverá loco para apartarte los obstáculos del camino. Las condiciones nunca serán ideales. ‘Algún día’ es una enfermedad que te hará que te lleves tus sueños a tu tumba. Si algo es importante para ti y quieres hacerlo, hazlo y corrige el rumbo mientras caminas».
4. NO TENGO DINERO.
Esto es más viejo que la tana. El dinero sobra en el mundo. Hay mucho, a espuertas. La cuestión es que acabe en tus manos y no en las de otro. Y eso tiene que ver con tener una idea que solucione un problema (VALOR) y de saber vender esa idea (COMUNICACIÓN). Si el dinero no ha caído en tus manos para ejecutar un proyecto o emprender, es que una de las dos cosas no estás haciendo bien. Si tienes una idea interesante, siempre habrá alguien que te pondrá el dinero encima de la mesa. Porque a la gente que le sobra el dinero siempre está buscando oportunidades de inversión. La mayoría de las startups empiezan con necesidades de liquidez y para ello hacen rondas de financiación en busca de dinero. Además, hoy día muchos proyectos salen adelante gracias a las Plataformas de Crowdfunding.  Otros la consiguen a través de Family&Friends. Otras a través de aceleradoras, incubadoras o lanzaderas. También a través de Business Angels. Otros han empezado desde casa o en un garaje. Las alternativas no tienen límites, tantas como los límites de tu creatividad. Eso sí, el dinero nadie lo regala, y si quieres ‘atraerlo’, tienes que ganártelo.

6. NO SOY LO SUFICIENTEMENTE BUENO.
En otro post que escribimos aquí hablábamos de No existe eso de ‘yo no soy bueno para...’. Tú también puedes si estás dispuesto pagar el precio, es decir, a sufrir los fracasos y rechazos que existen por el camino. Quizás uno de los casos más conocidos es el de Jack Ma, fundador de Alibaba, el mayor portal de comercio minorista del mundo y el hombre más rico de China. Fue rechazado de 30 empleos. De una base de 24 candidatos para el restaurante de comida rápida KFC, 23 fueron contratados, y él fue el único que no fue aceptado, lo que atribuye a su baja estatura y falta de atractivo físico. También fue rechazado 10 veces para entrar en Harvard. Siempre dice: «Lo más importante que debes tener es persistencia». Como su héroe de cine Forrest Gump (película que ha visto más de 20 veces), ‘siguió corriendo’. Allí el protagonista Tom Hanks dice: «Hoy fue cruel y mañana será más cruel. Pero el día siguiente será hermoso». No te olvides tampoco de Sylvester Stallone y cómo consiguió el papel de Rocky Balboa. Ello lo contamos en ¿Sabes cuál es el mayor enemigo de tus sueños?

6. NO TENGO TIEMPO.
Todos tenemos el mismo tiempo: 24 horas. Cuando alguien dice que no tiempo para algo, en realidad lo que está diciendo es que no le importa mucho. Cuando alguien dice que no tiene tiempo para algo, en realidad lo que está diciendo es que sus prioridades son otras. La vida es una cuestión de prioridades y las prioridades son una cuestión de agenda: siempre hay tiempo para lo que uno quiere que haya tiempo. ¿Cómo ganar tiempo al tiempo? Levantándote antes, acostándote más tarde, no viendo televisión, aprovechando los fines de semanas o las vacaciones... Tú decides si lo haces o no lo haces. Tú´decides. Son muchas las personas que se han sacado un doctorado o una carrera universitaria trabajando al mismo tiempo; o que escuchan audiolibros en el coche o en el mp3 mientras andan o corren; o que aprovechan la época del verano para aprender inglés o escribir un libro. Por ejemplo, Leopoldo Fernández Pujals, creó Telepizza, una de las mayores historias de éxito de las dos últimas décadas, después de trabajar durante el día en la empresa Johson and Johnson. Todas las tardes y hasta bien entrada la noche, se iba a un local que alquiló en el Barrio de El Pilar (Madrid) a hacer y probar diferentes tipos de masas, hasta dio con la que gustaba a todo el mundo. El resto es historia. Lo más cómodo después de trabajar hubiese sido tumbarse un ratito en el sillón.

7. SOY MUJER.
Las mujeres lo han tenido históricamente más complicado que los hombres por la configuración del Sistema. A pesar de ello, son muchas las mujeres que nos sirven de ejemplo y que han superado todo tipo de obstáculos: Helen Keller, Elisabeth Kubler-Ross, Oprah Winfrey, Madre Teresa de Calcuta, Eleanor Roosevelt y cientos más. Cada vez más ocupan puestos de alta dirección en empresas. Su determinación fue más grande que cualquier obstáculo. Una de mis historias preferidas es la de Mary Kay Ash. Te recomiendo que leas El estilo Mary Kay. Mary Kay Ash (1918–2001) trabajó para varias compañías de venta directa desde 1939 hasta 1960, alcanzando un considerable éxito como vendedora y entrenadora de vendedoras. Frustrada, sin embargo, por no ser tomada en cuenta en promociones en favor de los hombres, se retiró en 1963, pensando en escribir un libro para ayudar a la mujer en el mundo de los negocios. El libro se tornó en un plan de negocios para su compañía ideal, y en septiembre de 1963, fundó Mary Kay Cosmetics con una inversión de 5.000 dólares. Hoy día tiene casi 1 millón de representantes en 37 países, con ventas locales anuales de más de 2.000 millones de dólares en ventas al por menor.

Podíamos seguir dando ejemplos de guapos y feos que han triunfado; de tímidos y extrovertidos que han triunfado; de blancos y negros que han triunfado; de bajos y fuertes que han triunfado. De todos los colores. Ahora, tú decides.

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* Hoy te dejo una Entrevista en El Referente, periódico líder para startups y emprendedores.

* También te dejo el artículo Si escuchas bien, impactas mejor, en Divertia Smile Company.

* El próximo 5 de julio a las 12 horas estaremos en EventoDays participando en el evento IKIGAI. Más info en el siguiente link.

* Aprovecho para comentarte que ya está en marcha la 12ª edición de Aprendiendo de los mejores (Alienta). Gracias a todos por hacerlo posible.

* El próximo 13 de julio estaremos en Barcelona participando en Jornada de Marca Personal para la firma EY Spain (@EY_Spain).

martes, 20 de junio de 2017

El cambio ocurre aunque no nos demos cuenta

Resultado de imagen de cambio«¡La vida se mueve muy rápido. Si no te detienes y miras alrededor de vez en cuando, podrías perdértela!», dice Mathew Broderick (Ferris Bueller) en la película Un experto en diversión (1986)

Ante este panorama, uno tiene dos opciones: mirar a otro lado o ponerse las pilas. Hay una tercera opción incluso más atractiva: anticiparse. 

Hoy día hay un rasgo que distingue prácticamente cualquier industria, sector o mercado: todo tiene una fecha de caducidad muy corta. Hoy día, casi cualquier cosa que nace está condenada a fallecer, a morir: una idea, un producto o un servicio. Por ello, la flexibilidad y la agilidad son fundamentales. Hay que estar muy pegado al mercado para que no nos pille el toro, para saber por dónde van las tendencias, y luego actuar con rapidez. Es muy fácil dejarse arrastrar por la tiranía de la inercia y la rutina, pero eso no funciona.

En todos los mercados existen novedades y cambios, y no aprovecharlos es echar a perder oportunidades, al tiempo que nos pone en una situación de desventaja competitiva, ya que otros sí las están aprovechando, y además, cada día que pasa y uno no actúa la diferencia se agranda. Tom Peters, autor de Las pequeñas grandes cosas, decía: 

«Para satisfacer las demandas de constante cambio del escenario competitivo actual, 
debemos simplemente amar el cambio tanto como lo hemos odiado en el pasado».

Jack Welch, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 12ª edición) también afirmaba: 

«Cuando el ritmo de cambio de fuera de la empresa es superior al
ritmo de cambio dentro de la empresa, el final está cerca».

Y también decía:

«Enfrenta la realidad tal y como es, no como era o te gustaría que fuese».

Ya he comentado en alguna ocasión, como durante la II Guerra Mundial, Winston Churchill creó una oficina especial cuya única misión era informarle de las noticias malas. Con Hitler, era lo contrario, su secretario sólo le informaba de las buenas noticias, y eso le hizo creer que hasta bien avanzado el conflicto creer que todo marchaba estupendamente y ya no había marcha atrás.

«Nunca es triste la verdad», cantaba Joan Manuel Serrta. La verdad nunca puede ser mala. Puede escocer, pero nos pone en la senda adecuada para enderezar el ritmo. Daniel Keough, director de operaciones a nivel mundial de Coca-Cola (1981-1993) cuenta en su libro Los diez mandamientos para arruinarte (que te recomiendo) cómo cuando visitaba diferentes partes del mundo, siempre le llevaban a las 3-4 tiendas de mayor éxito, y él hacía todo lo contrario, pedía que le llevasen a las de menor éxito para hablar con los dependientes y saber las causas de las malas cifras.

Peter Drucker afirmaba que «el líder del pasado era el que sabía dar instrucciones; el líder del presente y del futuro es el que sepa preguntar». Porque hoy día todo cambia muy rápido y es fundamental estar muy pegado al mercado. Siempre existe la tentación de quedarse en la cueva, en el despacho, que es lo cómodo en lugar de estar en la calle pegado al cliente. Y saber preguntar es saber escuchar.

Leopoldo Fernández Pujals,  única persona que ha colocado dos empresas en el Ibex-35 (Telepizza y Jazztel), en su obra Apunta a las estrellas y llegarás a la luna, escribe:

«El trabajador más importante de la empresa
es el que está más cerca del cliente»

Porque el resultado de un buen negocio es un cliente satisfecho. Un cliente satisfecho es aquel al que se le satisface una necesidad, ya sea para darle placer (algo mejor) o para evitarle un dolor (algo peor). Y a mayor cercanía con el cliente, mejor se le podrá corresponder.

Vender es solucionar problemas (necesidades) a la gente y para ello tienes que saber cuáles son sus problemas (necesidades). Y eso es difícil que lo sepas sino estás cerca de ellos. Algunas recomendaciones: escuchar, preguntar y hacer autocrítica. Nadie lo hace bien todo el tiempo ni siempre. Además, los mercados (clientes) cambian y anticiparse a esos cambios –los grandes líderes son visionarios– es esencial para ir delante del mercado. A pesar de ello, como Leopoldo añade:

«Un error muy común es no saber escuchar a los clientes».

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* Te dejo el reportaje Diez años premiando talentos, sobre la Gala del X Aniversario de Aprocorm y también un avance del álbum de fotos.

* Te dejo una vídeo-entrevista en Intercomarcal TV (Alicante) hablando de desarrollo personal junto a Fabián Villena.

* El próximo viernes 23 de junio estaremos participando en la Convención Anual de Euromaster en Aranjuez.

* El próximo 28 de junio estaremos en el Colegio Oficial de Arquitectos de Córdoba haciendo una presentación de #AprendiendoDeLosMejores junto a Jesús Jurado (campeón del mundo de culturismo natural), Bernardo Jordano (Fundación Mia o que hago) y Paco Canovaca (Socio de Casa Consulting). Toda la información en el siguiente link.

* El próximo 21 de junio en Madrid y el 13 de julio en Barcelona estaremos en evento para EY Spain (@EY_Spain) con el título #YoconstruyoEY y con la participación de Eva Collado, Guillem Recolons y Álex López.



jueves, 1 de junio de 2017

La clave para conectar con los demás

Resultado de imagen de gustar a la genteLa vida son relaciones. Todo gira en torno a las relaciones.

Nada hay más fundamental e importante para la marcha de un negocio que el establecimiento de relaciones duraderas: tratar con gente conocida y con la que uno se lleva bien, que a su vez te conocen y a quienes les caes bien.

En igualdad de condiciones, a la gente le gusta hacer negocios con la gente que conoce y tiene confianza; y en desigualdad de condiciones a la gente le sigue gustando hacer negocios con la gente que conoce y tiene confianza.

Y las relaciones personales se basan en 4 cosas por este orden:

1. Llevarse bien con los demás.
2. Gustarles.
3. Persuadirles.
4. No defraudarles.

Lo primero de todo, antes de vender (persuadir), es conectar emocionalmente, esto es, llevarse bien y gustar a los demás, porque es difícil que alguien que te cae mal te venda algo. La pregunta es inmediata: ¿Y cómo conectar emocionalmente (llevarse bien y gustar) con la gente? Sólo hay una manera:

Interesándote por los demás

Tres autores incluidos en incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 12ª edición) son de la misma opinión. Robin Sharma dice: «Cuando pienses en otros más que en ti mismo, mucha gente empezará a pensar en ti». También John C. Maxwell escribe: «Es difícil encontrar un terreno común con otros cuando el único en el que te concentras es en ti mismo». Y Dale Carnegie señala: «Se pueden ganar más amigos en 2 meses interesándose en los demás que en 2 años intentando que los demás se interesen por nosotros». 

¿Y qué significa interesarse por los demás?

1. ACEPTA A LA GENTE.
En la medida que te lleves bien con gente más diversa, más oportunidades de hacer negocio y más posibilidades de recibir ayuda. Si sólo te gusta la gente que lleva corbata, dejarás de lado a mucha gente; si sólo te gusta la gente que tiene estudios, dejarás de lado a mucha gente. Y así con todo. La gente no es binaria, todos tenemos puntos fuertes y débiles, virtudes y carencias. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

2. NO IMPONGAS TUS VALORES.
Son escasos (ninguno) los ejemplos de personas que imponen sus valores y consiguen seducir a los demás. Está bien tener opinión propia y hacerla saber a los demás. Pero otra cosa es creer que uno lleva razón y los demás son los equivocados siempre. La mayoría de la gente se cree que es muy lista y el resto es idiotas. Mucha gente critica a Donald Trump —lo cual es respetable— pero también es respetable que mucha gente le ha votado (aunque a ti no te guste).

3. ESTUDIA QUIÉNES SON.
La mejor manera de relacionarte con los demás es entrando en su mundo. Para poder conectar con la gente es importante conocerles, y para conocerles es importante saber de dónde vienen (dónde nacieron, estudiaron, vivieron), en qué trabajan actualmente (lo que hacen) y cuáles son sus aspiraciones (planes de futuro). Si les conoces, les pondrás entender y aceptar, y también ayudar y apoyar para que logren sus objetivos. Escuchar es la clave para comprender cómo son los demás. La empatía es esencial.

4. INDAGA LAS PASIONES COMPARTIDAS.
Pocas cosas unen tanto a la gente y derriban tantas barreras emocionales como las pasiones compartidas. Si a ti te gusta la poesía y a mí también, es difícil que te caiga mal; si a te gusta montar en bicicleta y a mi también, es más difícil que no te soporte; si a ti te gusta esquiar y a mí también, es más difícil que nos llevemos mal. La gente fuera del trabajo se relaja y permite conectar mejor.

5. DESCUBRE LOS INTERESES COMUNES.
Si no hay pasiones compartidas, hay otro aspecto que genera mucha conexión emocional: los intereses comunes. Haber estudiado en el mismo colegio o universidad, veranear en la misma ciudad, ser del mismo pueblo, tener amigos comunes, seguidor de un equipo de fútbol, llevar a los hijos al mismo colegio... todo eso ayuda al acercamiento con la otra persona.

6. PRACTICA EL HUMOR.
Si no encuentras pasiones compartidas o intereses comunes (casi siempre los hay), intenta poner un toque de humor. Es difícil que te caiga mal alguien que te hace reír. El humor es un gran pegamento en las relaciones sociales. «El humor es la distancia más corta entre dos personas», decía Víctor Borge. El humor, sin caer en la risa fácil, une a la gente. Por si te sirven de referencia te dejo dos libros: Como hacer negocios con humor y Humor y persuasión.

7. HAZ UN FAVOR.
Hacer un favor no es una obligación, es una oportunidad. Cada vez que haces un favor a alguien te ganas su amistad. Siempre que alguien te pida un favor y esté en tus manos, hazlo. Y todavía tiene más valor si haces un favor sobre tres temas: salud, dinero o hijos. Son temas de supervivencia, y eso tiene más valor (recuerda a Maslow). Sin salud, no se puede vivir; sin dinero, tampoco; y los hijos es lo más importante para todos. Eso sí, cuando hagas un favor, no mires el marcador y quieras cobrártelo demasiado pronto, porque se volverá en tu contra.

8. PIDE AYUDA.
Porque pedir ayuda es hacer sentir importante a la gente. Es reconocer que los necesitas. Y como decía el psicólogo William James: «la necesidad humana más universal es la necesidad de ser apreciado». Cuando alguien nos halaga o elogia, nos tiene ganados. Puedes leer El incalculable valor del elogio.

9. APORTA VALOR.
Si sabes que alguien está trabajando en un tema concreto, y lees un artículo sobre eso, envíaselo. Si sabes que alguien busca a alguien concreto para un proyecto y conoces a alguien, preséntaselo. Si eres experto en algún, y alguien te pida que leas algo que ha escrito, hazlo. Intenta ser una persona de valor para los demás, un conector, tiende puentes, ayuda con tu presencia y colaboración que los demás crezcan.

10. PON EN VALOR A LOS DEMÁS.
Siempre que puedas, aprovecha para destacar las cualidades o éxitos de los demás. Si encima eres una persona de autoridad, el valor es mayor. La publicidad y el autobombo siempre son sospechosos, mientras que cuando los elogios vienen de terceros adquieren credibilidad. El reconocimiento siempre es poderoso, hacerlo en público lo es mucho más.

11. NUNCA CAIGAS EN LA ARROGANCIA.
Pocas cosas nos distancian emocionalmente tanto de los demás como la prepotencia. Como dice Eva Collado (@evacolladoduran, «la humildad es clave para una marca personal duradera». La humildad tiene una fuerza muy poderosa para conectar. Tú no lo sabes todo y los demás son mejores que tú en algo. Todo el mundo puede ser tu maestro y de todo el mundo puedes aprender si te dejas enseñar. La falta de humildad nos despoja de todo sentido crítico que es donde se asienta la capacidad de aprendizaje. Sin humildad, antes o después, acabas estrellándote.

12. CONTESTA RÁPIDO.
Si alguien te hace una consulta, te llama o te pide un favor, intenta contestar o actuar rápido. Una buena acción que llega tarde es una mala acción. En un mundo hiperconectado, la rapidez es un valor, porque poca gente lo es. La lentitud, en muchos casos, indica indiferencia. La lentitud te hace perder valor. Ser rápido te vuelve más encantador.

13. PERSONALIZA AL MÁXIMO.
En todas tus acciones (mails, invitaciones a eventos, felicitaciones de Navidad...) intenta personalizar al máximo. Estandarizar es tratar a todos por igual; personalizar es hacer sentir a cada persona única. En cada acción que realices intenta vincularla con algo personal de la otra persona. Exige mucho más tiempo y energía, pero te aseguro que merece la pena y es mucho más rentable.

14. ADOPTA ALGUNAS ESTRATEGIAS.
Eso sí, con naturalidad y normalidad, no de manera forzada:
— Sonríe. Cuando veas a alguien. Lo que estás transmitiendo entre líneas es: estoy encantado de verte. Y eso nos gusta a todos.
— Saluda. Hazlo tú primero. No caigas en el orgullo. No se trata de quedar por encima de nadie, sino de caer bien. Cuando alguien da el primer paso, nos gusta.
— Recuerda los nombres. El olvido, en cierto modo, es falta de aprecio. Si tienes mala memoria, cuando conozcas a alguien apúntalo en una tarjeta para próximos encuentros.
— No crítiques, no condenes, no juzgues. Simplemente respeta a los demás.
— Pregunta. Hacer preguntas a los demás es interesarte por ellos.
— Sé educado. Por favor y Gracias, son dos expresiones que no deberíamos olvidar.
— Celebra los éxitos de los demás. La envidia nos aleja emocionalmente de la gente.

15. CONECTAR EN REDES SOCIALES
Vivimos en un mundo hiperconectado de redes sociales. ¿Cómo conectar aquí? Un like, un comentario, un mensaje directo o un retweet son formas fáciles y sencillas de mostrar interés por la gente. Guy Kawasaki escribe en su libro El arte de cautivar escribe: «El retweeting es la forma más sincera de halago».

Para acabar, y como decimos en Tu futuro es HOY (Alienta, 3ª edición): «Para ser interesante, interésate por los demás. Nos interesan los demás en la medida que se interesan por nosotros». En otras palabras:

«Puede que yo no sea la persona más interesante,
pero sí soy la que más me interesa»

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* En primer lugar me gustaría anunciarte que ya está en marcha la 3ª edición de Tu futuro es HOY (Alienta). Gracias a tod@s por hacerlo posible y apoyarlo.

* Volveré a estar en la Feria del Libro de Madrid el sábado 10 de junio de 12 a 14 horas en la Caseta 266 (Deusto/ Planeta).

* Hoy te dejo Los 10 libros que todo profesional de RRHH debería leer, publicado en IMF Business Scool por Juan Carlos Barceló.

* Por último, anunciarte que he sido galardonado con el Premio Coach de Honor 2017 por APROCORM (Asociación Profesionales del Coaching de Murcia) y que se entregará el 16 de junio en la Gala de su X Aniversario junto al resto de Premios: Superación Personal (Rosa García Oliver) e Institución Promotora del Coaching (EFIC):