«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’ | www.aprendiendodelosmejores.es             «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día» | www.tufuturoeshoy.com

sábado, 18 de junio de 2016

Hazte 3 preguntas de cada persona que conozcas

La vida gira en torno a las relaciones. De una manera u otra, toda nuestra vida es un conglomerado de relaciones, ya sea en el ámbito personal (familia o amigos), en el profesional (jefes, colaboradores, partners, proveedores...) o en el social (eventos públicos).

Como se recoge en Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) con palabras de Margaret J. Wheatley«No hay nada como las relaciones. En el universo cada cosa está relacionada con las demás. Nada existe de forma aislada. No podemos pensar que somos individuos que pueden hacerse a sí mismos sin la ayuda de nadie».

Las personas que han triunfado y han creado empresas prósperas siempre han tejido una red de relaciones a su alrededor. Cada interacción con una persona es una ocasión para seguir creciendo, por eso, a la hora de relacionarse con otras personas personas conviene tener en cuenta 3 aspectos útiles que pueden generar sinergias interesantes: 

1. ¿QUÉ PUEDO APRENDER?
Ralph Waldo Emerson, personaje incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición), decía: «Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él». Si sólo hablas, puedes lucirte, pero te irás de la misma manera con la llegaste, con lo mismo que sabías. Habrás acariciado tu ego, pero sin nada nuevo para la buchaca. Si todo el tiempo estás hablando no dejas espacio para aprender cosas nuevas o contemplar otros ángulos de vista diferentes a los tuyos. De cualquier ser humano puede aprenderse algo bueno, pero debemos estar dispuestos a apreciarlo. Y para ello es esencial poner en práctica la virtud de la humildad, que no es otra cosa que actitud de apertura, reconocer que lo que no se sabe supera por goleada a lo que sabe. El orgullo y la soberbia nos encierran en nosotros mismos, y una mente que sólo se nutre de sí misma acaba empobreciéndose. Cualquier persona tiene algo que aportar en alguna parcela. Si tenemos la humildad suficiente para acercamos a su sabiduría y permitirle que la exprese, tenemos una oportunidad de incorporarlo a nuestra vida y seguir creciendo. 

2. ¿QUÉ PUEDO OFRECERLE DE VALOR PARA ÉL?
El verdadero networking consiste en ayudar a otros a que tenga éxito. Networking es aportar valor a la vida de los demás. Si quieres construir relaciones fuertes ayuda a los demás a conseguir sus objetivos y ellos te ayudarán cuando tú lo necesites. Contribuye: ofrece tu tiempo, experiencia y contactos a los demás. Si te guías por la generosidad, te ocurrirán cosas buenas. Ser generoso es la mejor estrategia en la vida. Y cuando hagas algo por los demás, no lleves la cuenta. No mires el marcador. No esperes nada a cambio. Por algún lado, el karma de la vida te premiará. Además, siempre hay que tener en mente cómo tus activos (relaciones, conocimientos, experiencias, etc) pueden ayudar a los demás en situaciones difíciles, porque cuanta más gente ayudes, más ayuda recibirás en los momentos difíciles de tu carrera que antes o después acabarán apareciendo: despido, quiebra, engaños.... En esos momentos, ni la experiencia, ni el trabajo duro, ni el talento duro suelen ser suficientes. Si necesitas un puesto de trabajo, dinero o consejos, el mejor lugar donde encontrar todas esas cosas es en tu círculo de relaciones.

3. ¿QUÉ TIENE DE VALOR PARA MÍ?
Las relaciones son carreteras de doble sentido, otra cosa es difícilmente sostenible a medio y largo plazo. Las relaciones se basan en el win/win para que todo el mundo crezca, avance, mejore y gane más. Si el verdadero networking es aportar valor a los demás, también debes preguntarte: ¿Qué tiene la otra parte que es útil para ti? Pueden ser sus contactos, estructura, experiencia, conocimientos, imagen, posicionamiento, dinero, tecnología, difusión... o cualquier otro activo. El arte de las relaciones se basa en flujos de intercambio que produzcan sinergias en ambos sentidos. Busca siempre qué tienen los demás que es de valor para ti y cómo puedes ofrecerles algo tuyo de valor para ellos de tal manera que todas las partes salgan ganando. Casi siempre, todo el mundo tiene algo de valor, es cuestión de descubrirlo, y para ello es esencial ser muy observador. Cada persona es una ocasión para apalancarte (conseguir mucho con poco) y sumar.

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

SÍGUEME en: | LinkedIn | Twitter | Facebook | Pinterest | Google + | Instagram Slideshare |

* Hoy te dejo algunas Fotos de la Feria del Libro donde estuve firmando el pasado sábado 11 de junio y donde se acercaron muchas personas.

* Del 26/04 al 02/07 estaré en Valencia participando en el Trading Master Week (TMW) de El Factor K (@elfactorK), seis días dedicados al mundo del trading y las inversiones. Para más info pulsa el siguiente link.


viernes, 10 de junio de 2016

Uno de los secretos para llegar lejos

Pedir ayuda no es ser débil, sino justo todo lo contrario, escribíamos hace tiempo en El peligro de la autosuficiencia. Allí explicábamos cómo la gente ‘ganadora’ pide ayuda cuando lo necesita y avanza en la vida; la gente con mentalidad ‘perdedora’ se refugia en su orgullo y queda estancada.

Nadie quiere dar la sensación de ser un flojo. Y esa es la sensación que tiene mucha gente al pedir ayuda. Sin embargo, la vida, a menudo, es paradójica, lo que parece no es. Y curiosamente las personas con autoestima más elevada son las que hacen muchas cosas que otros esconden o no hacen por inseguridad. Pedir ayuda, consejo, colaboración, dirección, contraste... sólo es propio de personalidades fuertes; de aquellas que tienen claro (muy claro) que avanzar exige estrechar lazos y buscar otras manos.

Como dice Keith Ferrazzi (@keithferrazzi) en su libro Nunca comas solo:
«Tú necesitas ayuda y los demás también necesitan ayuda. Tenéis que hacer más que aceptar la generosidad de los demás. A menudo, tenéis que ir y pedirla. Hasta que estés tan dispuesto a pedir ayuda como a darla, sólo estás resolviendo la mitad de la ecuación».
No puedes llegar a todo, ni hacerlo todo, ni conseguirlo todo. Sólo estás muy limitado, uno llega hasta donde llega, pero no más. La solución es obvia: PEDIR. En la obra Los principios del éxito de Jack Canfield se recogen las palabras del filántropo Percy Ross:

«Tiene que pedir. En mi opinión, pedir es el secreto más potente y olvidado
para alcanzar el éxito y la felicidad». 

La gente tiene tanto miedo a pedir porque tiene miedo al rechazo, y eso hiere el orgullo (sentirse importante) de la persona. Pero hay otra forma de verlo si tu enfoque diferente. Ya hemos dicho muchas veces que nuestra actitud tiene el poder de transformar cualquier acontecimiento. Una buena actitud te permite aprovecharte y sacar partido de cualquier situación. Una buena actitud lo cambia todo.

Sin duda alguna, para avanzar en la vida hay que arriesgar: hay que atreverse a buscar socios, hay que atreverse a buscar financiación, hay que atreverse a salir a la calle y vender, hay que atreverse a pedir ayuda... Y cuando uno se atreve a hacer todas esas cosas, muchas veces a uno le dan calabazas. Para poder tener éxito es necesario aprender a manejar el rechazo. El rechazo es parte normal de la vida. La gente que no acepta ser rechazada nunca logra nada. Un ‘no’ no es nada personal, no tiene que ver contigo, simplemente que la gente puede tener otras prioridades, o no tener tiempo para atenderte o que simplemente no le gustas a esa persona en concreto. Siempre habrá ocasiones en que nos van a decir ‘No’. No pasa nada. No le des más vueltas y llama a la siguiente puerta que alguna acaba abriéndose. Además, ¿cuál es el riesgo de que te digan ‘No’? Quedarse como uno estaba, o sea, ningún riesgo. Con otras palabras:

Para tener éxito, rechaza el rechazo.

El empresario Kike Sarasola (@sarasolakike), fundador de Room Mate Hotels, decía en una entrevista a raíz de la publicación de su libro Más ideas y menos másters: «El ‘no’ ya lo tienes, a mí me han dado veinte mil. Pero cuatro personas me dijeron ‘sí’ y ahora son mis cuatro socios». 

Sobre esta misma cuestión, hace apenas unos días Robert Kiyosaki (@therealkiyosaki), personaje incluido en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición) contaba la siguiente historia:
«Cuando era un joven que trabajaba en Xerox, todavía recuerdo a mi primer cliente en Waikiki. Después de pasar una hora tratando de juntar valor suficiente para llamar a la puerta, finalmente entré para ver al propietario de una pequeña tienda de baratijas turísticas. Era un señor mayor que había visto a vendedores aprendices como yo durante años. Luego de tartamudear y sudar mientras le decía los argumentos de venta que memoricé sobre los beneficios de las fotocopiadoras Xerox, todo lo que hizo fue reírse de mí. “Hijo,” dijo, “Eres el peor que he visto en mi vida. Pero sigue adelante, porque si puedes superar tus miedos, tu mundo será muy brillante. Si renuncias, puede que termines como yo, sentado detrás de un mostrador 14 horas al día, 7 días a la semana, los 365 días del año, esperando que los turistas vengan. Yo espero aquí porque tengo demasiado miedo de salir y hacer lo que estás haciendo. Supera tus miedos y tu mundo se hará más pequeño cada año.” Al día de hoy, todavía le doy las gracias a ese viejo sabio».
No obstante, pedir también tiene su parte ciencia. No es lo mismo pedir de una manera que de otra. En Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) dejamos algunos tips:

1. Pide con claridad. Es importante ser preciso: decir lo que se quiere de manera clara ahorra tiempo y energía a la otra parte que sabrá cómo actuar. Las vaguedades generan inefectividad.

2. Pide con confianza. No dudes a la hora de pedir porque das la sensación de que pides algo que no te mereces. Si te decides a pedir, pide sin timidez.

3. Pide con consistencia. No todo sale bien, ni mucho menos a la primera. Hay gente que no puede o no querrá ayudarte. Otros no te contestarán o te darán largas. No pasa nada. No renuncies. Insiste.

4. Pide con sinceridad. Con el corazón, que de verdad pides lo que pides porque es bueno para ti, porque lo necesitas, que no es un mero capricho.

5. Pide sin comprometer. Hay que saber cuándo es oportuno pedir y cuándo no; y eso suele ser cuando puede comprometer a la otra parte.

6. Pide facilitando las cosas. Si es posible ofrece diferentes alternativas para que la otra parte tenga más opciones y no se vea en un callejón sin salida.

7. Pide dando previamente. No pidas sólo cuando lo necesitas, preocúpate antes por dar. Si das, recibirás cuando llegue el momento. La vida es un flujo de dar y recibir constante. Como apunta el propio Keith Ferrazzi:
«Hacer un favor no es una obligación, es una oportunidad. Cuantas más personas ayudes, más personas te ayudarán y más ayuda tendrás para poder ayudar a otros».
* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

SÍGUEME en: | LinkedIn | Twitter | Facebook | Pinterest | Google + | Instagram Slideshare |

* Hoy te dejo el artículo El factor crítico de éxito de los ganadores, publicado en el portal de negocios Sintea.

* También te dejo 3 libros imprescindibles para emprendedores, en el Blog de Francesc Assens (@francescassens) en el que ha incluido a #AprendiendoDeLosMejores.

* El próximo sábado 11 de junio estaré en la Feria del Libro de Madrid, firmando en la caseta 263 de Planeta de 12 a 14 horas.


miércoles, 1 de junio de 2016

Para tener éxito, define tu ‘Código Ganador’

Un Código no es otra cosa que un conjunto de normas o reglas que definen el cumplimiento de una actividad y que hay que respetar para que las cosas marchen oportunamente.

Por ejemplo, el Código de Circulación está formado por las señales que indican aquellas pautas de funcionamiento del tráfico por carretera. Si una señal indica prohibido girar a la derecha y uno hace caso omiso, es probable que se estrelle contra otro automóvil.

Como se dice en Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) para nuestro éxito personal es esencial tener un Código Ganador (CG). Ese CG no sólo hay que conocerlo sino que hay leerlo y releerlo hasta interiorizarlo, además de recordarlo continuamente —la capacidad de olvidar es enorme— y tenerlo siempre presente en lugares visibles en nuestra vida diaria. 

Lo mejor de tener un CG es que aporta claridad mental; y la claridad mental es la base de todo. La claridad mental te dice qué es y qué no es importante, dónde debes ceñirte y te permite aplicar las energías en una dirección determinada.

Cada persona debe elaborar y aplicar su propio CG. Tu CG es personal e intransferible, pero hoy te dejo algunas de esas normas/reglas que forman parte de mi CG y que he ido elaborando con los años, por si te pueden servir de ayuda para la elaboración del tuyo.

Aquí van 100 reglas/normas de funcionamiento de mi CG, algunas recogidas en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición). Adopta lo que te sirva para ti y el resto deséchalo. Otro día te dejaré más:

1. No eres tus circunstancias; eres tus posibilidades.
2. No asumas que llevas la vida que te ha tocado vivir.
3. No busques aprobación, jamás.
4. Protege tu individualidad. Piensa por ti mismo.
5. Si evitas el fracaso, evitas el éxito.
6. Si tu vida no es como te gustaría, hay algo que no sabes (estás) haciendo bien.
7. Haz lo que te apasiona y haz hoy lo que quieras hacer mañana.
8. Sin FOCO eres uno más, estándar. Cuando estás enfocado, lo difícil es no tener éxito.
9. No se trata de desear sino de elegir. Elijo quién seré y dónde llegaré. Va a ocurrir porque voy a hacer que ocurra.
10. No naciste ganador ni perdedor: eres tus elecciones.
11. Tu determinación es el indicador de tu éxito. Y determinación es darlo 'todo' por una causa. Y todo es todo... no casi todo.
12. Si tienes claro lo que quieres (de verdad), rendirse no es una opción.
13. Siempre es pronto para abandonar.
14. No hay fracaso que pueda vencer a la perseverancia.
15. Sé excelente en lo tuyo: hagas lo que hagas, sé impecable.
16. Nunca dejes de aprender: tienes que mantenerte alerta.
17. Los libros no se leen, se estudian…. Hay que volver una y otra vez sobre las ideas hasta interiorizarlas.
18. Si aspiras a más tienes que estar dispuesto a pagar un precio mayor.
19. Tienes que verlo todo como una oportunidad.
20. Tu actitud  –cómo afrontas las cosas– ante todo ( fracaso, rechazo, deslealtad…) es muy importante siempre.
21. El éxito (en cualquier cosa) es un proceso mental, emocional y educativo.
22. Decide, actúa y confía (ten FE).
23. Nadie es mejor que tú, sólo se ha convertido en alguien mejor que tú.
24. No existe eso de ‘yo no soy bueno para...’
25. Tu nivel de éxito sólo puede crecer hasta el nivel al que crezcas tú.
26. El éxito está en ti: en quién te conviertes se refleja en lo que obtienes.
27. O estás vendiendo o estás fallando: tú eres tus clientes.
28. Céntrate en lo que decidas y en una sola cosa cada vez.
29. O estás creciendo o te estás estancando.
30. El éxito ama la preparación.
31. La vida rara vez (¿nunca?) te pone delante de retos para los que no estás preparado.
32. Tu éxito está tu inconsciente. Trabaja tu inconsciente y tu inconsciente trabajará para ti.
33. Si no trabajas tu inconsciente tus posibilidades de éxito son limitadas.
34. Hay gente que ha fracasado en fracasar.
35. No existen las personas especiales.
36. Engañar siempre es mal negocio.
37. Todo se resume en dos cosas: qué quiero conseguir y cómo conseguirlo.
38. Crecer es ser cada día más responsable de uno mismo.
39. Tu red de contactos es la mejor expresión de quién eres: a quién conoces determina la efectividad de lo que sabes.
40. Para tener éxito hay que ser productivo; para ser productivo hay que decir ‘no’ (con frecuencia).
41. Madurar es no tener necesidad de culpar a nadie.
42. Como tú te ves, así te tratan los demás.
43. Todos necesitamos un entrenador (coach).
44. Lo que haces (no haces) con el miedo determina lo que avanzas (no avanzas).
45. Si no te atreves con tus miedos, tus miedos marcan tus límites.
46. Ningún miedo desaparece sin su enfrentamiento: si por ti mismo no te atreves, busca alguien que te empuje.
47. La vida ‘fácil’ acaba convirtiéndose en ‘difícil’.
48. Tu mayor enemigo: las dudas sobre ti mismo.
49. Tienes que desarrollar la virtud de desaprender.
50. El aprendizaje casi siempre comienza con el desaprendizaje. Tienes que quitarte mucha basura de la cabeza.
51. Lo primero de todo es cambiar tu forma de pensar.
52. Tu mente dirige tu vida. Tu mente es tu principal activo (pasivo). La mente ordena y el cuerpo hace.
53. O controlas tu mente o tu mente te controla a ti.
54. Todo se basa en conocer los fundamentos y los fundamentos son media docena de cosas.
55. Lo que necesitas saber está en tres sitios: libros, experiencias incómodas y mentores.
56. Para triunfar tienes que estar dispuesto a sentirte incómodo.
57. No existen los elegidos. Los ganadores se eligen a sí mismos.
58. Hazte sólo esta pregunta: ¿Estoy dispuesto a convertirme en la persona que es necesario convertirse para llegar donde quiero llegar?
59. El éxito es un proceso y no hay proceso sin sufrimiento.
60. El éxito financiero depende de la inteligencia financiera y la inteligencia financiera depende de la educación financiera.
61. Tus objetivos no es lo que quieres conseguir sino aquello a lo que dedicas tu tiempo cada día.
62. Si no estableces prioridades, todo parece urgente e importante
63. Una cosa es desear algo y otra estar preparado para recibirla.
64. Nadie está preparado para recibir algo hasta cree que puede conseguirlo.
65. Para el éxito no basta el deseo (sueño) es necesaria la convicción (fe).
66. Protege tu mente de las influencias exteriores (personas y ambientes) y aíslate del ruido (y el 95% es ruido).
67. Si quieres triunfar, autoedúcate.
68. La peor cárcel en la que puedes vivir es la de estar atrapado por el temor a lo que los demás piensen de ti.
69. O buscas seguridad o buscas libertad.
70. La gente ganadora no vive pendiente de los demás: no te compares con nadie; no compitas contra nadie.
71. El mundo es abundancia en todos los sentidos, pero debes creerlo y actuar como tal. Hay mucho de todo para todos.
72. Cuando descubres que el mundo es abundancia, dejas de competir contra nadie y te centras en tu perfeccionamiento personal.
73. Quien añora pequeñeces no merece grandezas.
74. La frontera que separa lo posible de lo imposible es sólo una creación de la mente.
75. Tu mente define tu realidad; tu realidad define tu vida.
76. No puedes controlar muchas cosas, pero siempre puedes controlarte a ti mismo.
77. Éxito es sinónimo de autocontrol; autocontrol es inteligencia emocional. Tú decides cómo reaccionas en cada momento.
78. Eres tu atención: donde pones tu atención ahí va tu vida.
79. Desarrolla 3 hábitos: establecer metas, tomar decisiones y ser productivo.
80. Lo importante no es sólo el dinero que ganas sino el tiempo y la energía que inviertes en conseguirlo.
81. Si haces lo mínimo, obtienes lo mínimo.
82. No vivas por debajo de tus posibilidades. Invierte en tu desarrollo y vive la vida que quieres.
83. La vida consiste en 'ganar control', y para 'ganar control' hay que estar 'dentro del juego', y eso significa: errores, fracasos, engaños, rechazos...
84. Se puede ganar o perder, pero no esperar a ver qué ocurre.
85. Todo es un juego, y quien mejor conoce las reglas y mejor juega, más gana.
86. Cuando decides no abandonar, tus probabilidades de éxito aumentan.
87. Recordatorio: se tarda 6 meses en fabricar un Rolls-Royce y sólo 13 horas un coche normal.
88. El problema nunca es el tamaño del problema; el problema es tu tamaño.
89. No existen problemas grandes (pequeños). Los problemas se vuelven más pequeños a medida que tú creces.
90. Huir de un problema sólo hará que nos lo encontremos más adelante de otra manera: la huida alivia pero no cura.
91. Se puede ser pobre o rico, pero ser pobre no es ninguna virtud. No hay nada espiritual en la pobreza.
92. Para ser pobre no se necesita ningún plan; para ser rico, sí.
93. Cuanto mejor conoces el juego del dinero, menos trabajas y más ganas.
94. Si estás trabajando, no tienes tiempo de ganar dinero.
95. Tu riqueza depende de tu capacidad de resolver problemas; tu capacidad de resolver problemas depende de tu desarrollo personal.
96. Para ganar más dinero, añade más valor a la vida de los demás.
97. El uso de tu tiempo es la medida de tu éxito: qué haces y con quién lo pasas es tu destino.
98. Hablar de algo (aunque sea muy elocuente) no te convierte en experto; conseguirlo, sí.
99. No críticas. No excusas. No culpas. No quejas. No envidias. No juzgar.

Y ésta para acabar la 100:

Aprende (siempre) de los mejores…
y los mejores son aquellos que YA han llegado donde tú quieres llegar.

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

SÍGUEME en: | LinkedIn | Twitter | Facebook | Pinterest | Google + | Instagram Slideshare |

* Hoy te dejo el vídeo 20 libros que cambiarán tu vida del personal trainer @malagentrena y en el que ha incluido #TuFuturoEsHoy y #AprendiendoDeLosMejores.

* En la newsletter puedes leer Íntimo y Personal: 50 preguntas a Xisela Aranda, la 7 veces consecutivas campeona de España de squash en su versión más personal.

* Del 26/04 al 02/07 estaré en Valencia participando en el Trading Master Week (TMW) de El Factor K (@elfactorK), seis días dedicados al mundo del trading y las inversiones. Para más info pulsa el siguiente link.