jueves, 7 de junio de 2018

Los héroes no son diferentes a ti

Imagen relacionada
Una de las creencias (siempre creencias) más extendidas entre la población, es pensar que aquellas personas que consiguen resultados, digamos excepcionales o extraordinarios, son 'mejores', especiales o que tienen talentos innatos superiores a los del resto.

Te diré que no es así. El problema nunca es nuestra incapacidad sino la creencia de que no somos capaces. No es una cuestión de poder, sino de creer que se puede.

En el Volumen 2 de Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2018) se recogen las palabras de Tim Ferriss, quien dice: «Si eres inseguro, ¿sabes qué? El resto del mundo también. No sobrevalores a la competencia y te minusvalores a ti».

Todos tenemos dudas, miedos e inseguridades, aunque no lo creas. Incluso las personalidades más arrolladoras y 'aparentemente' seguras que te imaginas también, porque biológicamente estamos programados para la supervivencia y no para el reto. Por tanto, lo seguro y cómodo prevalece casi siempre frente a la incertidumbre y el desafío.

Te pondré un ejemplo que tal vez no sepas y que cuenta Adam Grant, Profesor de Wharton, en su libro Originales: Cómo los inconformistas mueven el mundo. El conocido artista Miguel Ángel, que pintó la Capilla Sixtina en Roma o El David en Florencia, tampoco era un portento de seguridad y hoy día es recordado, admirado y reconocido por la grandeza de sus obras.

Según Grant, cuando el Papa le pidió a Miguel Ángel que pintara la Capilla Sixtina en 1506, éste se sintió tan abrumado por sus inseguridades que huyó a Florencia y se escondió allí porque no se sentía capaz de llevar a cabo aquel encargo. El Papa tuvo que 'perseguir' literalmente al artista e insistirle una y otra vez para que aceptara el trabajo hasta que finalmente lo consiguió. La insistencia de una figura de autoridad como el Papa, le convenció sobre sus posibilidades acerca de aquel desafío.

Otro ejemplo más: Steve Wezniak, cofundador de Apple con Steve Jobs. Cuando en 1977 un inversor les ofreció a ambos financiar el lanzamiento de la compañía, Wozniak tuvo tanto miedo e inseguridad que quiso 'esperar un tiempo' antes de dejar su trabajo. No se sentía preparado ni en condiciones para abordar aquel descomunal proyecto. Necesitó del empujón de Jobs, varios amigos y sus propios padres para que aceptará el desafío.

¿Cuál es la diferencia entre los Héroes y el resto de los mortales? Una palabra: VALENTÍA.

1. VALENTÍA para empezar: se pusieron en marcha. Dieron el primer paso. No existe el momento adecuado para mejorar tu vida. En el momento que te muevas, descubrirás tu fuerza. La acción amansa los miedos, porque ningún miedo es tan grande como en nuestra cabeza. Por el contrario, la inacción los hace más grande, al ver que no nos atrevimos. El miedo se alimenta de miedo; la confianza se alimenta de acción.

2. VALENTÍA para perseverar: no desistieron. Debes tener en cuenta que ninguna biografía de éxito es una línea recta. El camino siempre está plagado de obstáculos (dudas, miedos, inseguridades, bajones, deslealtades, injusticias, envidias...) y siempre existen tentaciones para abandonar. De hecho, es lo que la mayoría hace. La tentación para irse al refugio suele tener más peso que el deseo de seguir luchando.

En última instancia, en esta vida todo se resume en una palabra: VALENTÍA. No hay más. Como nos recuerda Amelia Earhart, aviadora estadounidense célebre por sus marcas de vuelo:

«Lo más difícil es la decisión de actuar. El resto no es más que tenacidad». 

No olvides que todo se aprende por el camino:

Entre tu estado 'actual' y tu estado 'deseado'
sólo existe una palabra: Aprendizaje.

De ello hablamos precisamente en el post Tus ganas de aprender determinarán tu futuro.

Todos los personalidades de referencia que te vienen a la cabeza (Nelson Mandela, Winston Churchill, Rosa Parks, Martin Luther King...)  tuvieron su 'momento de valentía' (dar el paso, empujón o como lo queramos llamar) que les cambió la vida.

En la mayoría de los casos su valentía fue forzada por las circunstancias o por alguien que les empujó. Eso es todo lo que necesitamos: un empujón. La valentía no tiene por qué venir de ti, a veces la descubrimos gracias a otros que nos empujan. Eso es la valentía: ponerse en marcha (al inicio) y seguir luchando (después). No es casual que Zig Ziglar, al que citamos en Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) dijese: «Mucha gente ha llegado más lejos de lo que pensaba que podía llegar porque alguien más pensó que podía hacerlo».

La grandeza está dentro de todos nosotros, sólo hay que activarla. Repito: de todos, absolutamente de todos los seres humanos. Y a veces (muchas) lo único que necesitamos es 'un empujón'. Por eso es bueno estar cerca de gente inspiradora, que nos reta y desafía, que nos lleva al límite pero que está cerca de nosotros y nos acompaña 'emocionalmente' por el camino. Las relaciones no son sólo una fuente de recursos 'cognitivos' sino también 'emocionales'.

En mi Cuenta de Instagram dejaba hace unos días la siguiente reflexión: 
«Un pequeño paso te saca de donde estás, y cada paso que das te acerca un poco a tus objetivos, y siempre por delante de quienes no comenzaron. Busca siempre 'apoyos emocionales', gente que te eleve y no te arrastre. Nos sentimos más seguros y confiamos más en nosotros mismos cuando alguien nos alienta y vamos acompañados. Con otros (que merezcan la pena, inspiradores), todo es más fácil. La confianza (en uno mismo) también se construye en plural».
Para acabar, cierro con unas reflexiones Tim Ferriss, al que citábamos anteriormente y que se hizo mundialmente famoso con La Semana Laboral de 4 Horas, en su reciente libro Armas de Titanes escribe:
«Los superhéroes que tienes en mente (ídolos, iconos, titanes, multimillonarios, etc) son casi todos defectos andantes que han explotado al máximo una o dos capacidades. Los seres humanos son criaturas imperfectas. Triunfas porque localizas tus capacidades únicas y te concentras en desarrollar rutinas en torno a ellas. Todo el mundo libra una batalla que tú desconoces por completo. Todo el mundo lucha. Los héroes no son distintos. Consuélate con ello». 
Sólo necesitas descubrir tus puntos fuertes, ponerte en marcha y no desistir jamás. La conclusión es clara: no te puede ir mal.

* * * * * * * * *

* Ya están abiertas las inscripciones por si quieres apuntarte para el 52º Congreso AEDIPE de RRHH (Oviedo - 27 y 28 septiembre) con el título: La No gestión de personas: ¿cuestión de magia? en el que participaré como ponente.

* Hoy te dejo una Entrevista Podcast con Ricardo Llamas que puedes escuchar a continuación:


* Finalmente, estaré firmando en la Feria del Libro de Madrid este sábado 9 de junio, de 19 a 21 horas en la Caseta 214 (Ecobook)



SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

www.conferenciasfranciscoalcaide.com

jueves, 24 de mayo de 2018

10 hábitos que explican tu pobreza (II parte)

Imagen relacionadaEn el post anterior dejamos la primera parte de 10 hábitos que explican tu pobreza, entendiendo por pobreza la falta de resultados, en el que hablábamos de diez causas habituales por las que la gente no ve materializadas sus metas.

En esta segunda parte me gustaría ahondar un poco más en este tema y dejarte otras diez causas más que pueden explicar tu pobreza:

11. FALTA DE CONTROL MENTAL.
O controlas tu mente o tu mente te controla a ti. Entrenar y dominar la mente es la habilidad más importante para el éxito y la felicidad. La mente tiende de manera natural a lo seguro, fácil y cómodo. El ser humano prefiere lo conocido a la incertidumbre. Sin embargo, triunfar exige ser valiente y ser valiente exige lidiar con resistencias y obstáculos. Sólo con una actitud positiva y un tono vital alto es posible. De ello hablamos largo y tendido en el Capítulo 27. Pensamientos de Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) donde explicamos cómo cambiar pensamientos negativos por otros positivos. Allí recogemos las palabras de Buda: 'Ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos'. El ser humano tiende a autosabotearse con una asombrosa facilidad: 'no soy bueno', 'no soy capaz', 'los demás son mejores', 'no me lo merezco'... te suena, ¿verdad?

12. BRANDING ESCASO.
No es lo que dices, es lo que transmites. En España, a diferencia de América, esto lo tiene muy poca gente. Creemos que tener mucho conocimiento o tener un buen producto es suficiente para vender, y no es así en absoluto. Hay dos conceptos que hay que tener en cuenta: VALOR (lo que eres: realidad) y PERCEPCIÓN DE VALOR (lo que los demás creen que eres: Percepción). No lo olvides: el mundo no funciona por 'realidades' sino por 'percepciones'. El Talento es la suma de dos cosas: saber hacer y poner en valor lo que uno sabe hacer. A menudo, lo segundo se olvida.

13. INCAPACIDAD PARA TRABAJAR EN EQUIPO.
Todos tenemos virtudes, pero también defectos. Por eso, se trabaja en equipo, para compensar. La complementariedad es la base del trabajo en equipo. Además no hay tiempo material para saberlo o hacerlo todo. O sea, que no queda más remedio que formar alianzas, relaciones, sinergias. Ir de autosuficiente por la vida sólo te hará ser mediocre. Y para trabajar en equipo es fundamental desarrollar nuestra Inteligencia Emocional. Daniel Goleman, incluido en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta, 2018) dice: 'Si no dominas las habilidades emocionales, si no eres capaz de controla tus emociones estresantes, si no puedes tener empatía y relaciones afectivas, entonces no importa lo inteligente que seas, que no vas a llegar muy lejas'. Las relaciones se basan en cómo llevarse bien con los demás, cómo gustarles, cómo persuadirles y cómo no defraudarles.

14. MIEDO AL ÉXITO.
El precio del éxito son dos cosas: Crítica y Envidia. Por eso, habitualmente, la gente tiene miedo a brillar. Porque cuando brillas a alguna gente le molesta, porque es recordarles su falta de coraje, valentía, capacidad de trabajo... y a nadie nos gusta que nos recuerden nuestras carencias, así que para algunos la mejor manera de subir es a base de bajar a los demás. James Altucher, autor de El poder del NO, apunta: 'No importa quién seas, no importa lo que hagas, no importa quién sea tu audiencia: el 30% lo amará, el 30% lo odiará y al 30% no le importará'.

15. MIEDO AL FRACASO.
El éxito genera algunos inconvenientes, pero el fracaso tampoco se queda corto. La sabiduría popular lo expresa así: del árbol caído todo el mundo hace leña. Debes tenerlo claro desde el minuto, prácticamente nadie hace bien a la primera. Eso significa que tienes que fracasar para avanzar: quien evita el fracaso está evitando el éxito. De ello hablamos con detalle en este Artículo en Sintetia: El precio del éxito es el precio de aprendizaje y el precio del aprendizaje es el precio del error.

16. FALTA DE PACIENCIA.
'En esta vida nadie fracasa, sólo hay gente que abandona en algún momento del camino', hemos dicho muchas veces. No se siembra hoy y se recoge mañana. La vida tiene sus tiempos, y aunque hay maneras de acelerar nuestro aprendizaje, todo es un proceso que hay que sufrir. Con independencia de tu talento y tu esfuerzo, nada se logra de un día para otro. Hasta que uno se hace una Marca y empieza a rentabilizar su trabajo, hay que sembrar mucho.

17. ENTORNO MEDIOCRE.
También hemos señalado por aquí que 'si vives entre codornices es muy difícil aprender a volar como las águilas'. Nuestro entorno determina en gran medida la altura de nuestro éxito. Nos arrastra a un determinada forma de pensar, sentir y actuar, y además, lo hace sin que nos demos cuenta, ése es el peligro. Para cambiar de vida, cambia de entorno. Un buen entorno acelera nuestro aprendizaje y desarrollo; un entorno mediocre, es cómo escalar por una montaña y que alguien nos esté tirando de los pantalones hacia abajo. Así, los avances son limitados.

18. NO AHORRAR.
Lo importante no es tanto cuánto dinero ganas sino cuánto dinero conservas. Da igual lo que ingresas si gastas lo mismo, porque entonces tu riqueza es cero. La clave no es ahorrar mucho o poco, sino generar un hábito para que se vaya consolidando. Si es poco, que sea poco, aunque sólo sea 1 euro al día. Uno de los libros que mejor explican esta cuestión e imprescindible sobre el mundo del dinero es El millonario de la puerta de al lado, el estudio más riguroso sobre los hábitos de las personas que acumulan riqueza. Los millonarios no sólo juegan mejor a la 'ofensiva' (ingresan más) sino que lo hacen sobre todo mejor a la 'defensiva' (presupuestan, planifican y ahorran). Uno de los mejores consejos que me dio un empresario hace años fue éste: 'Tu nivel de ingreso depende de tu nivel de gasto'. 

19. FALTA DE FOCO.
La dispersión es aliada de la mediocridad. Ya sabes: maestro de todo, aprendiz de todo; o también: quien persigue dos conejos, se queda sin ninguno. Para tener éxito tienes que ser experto en algo, y para ser experto en algo hay que dedicarle muchas horas para adquirir el conocimiento y la experiencia necesarios para ello. Si tocas muchas teclas al mismo tiempo, nunca serás referente en nada. Decídete por algo y pon ahí todas tus energías. La repetición es la madre de la destreza; la genialidad no es otra cosa que la práctica diaria, y quien más practica más lejos llega. Tu repetición es tu reputación. Elige ser mejor que el resto en algo. Te dejo: El rasgo principal que diferencia a la gente de éxito.

20. FALTA DE COMPROMISO.
'La diferencia entre la grandeza y la mediocridad es el compromiso', nos recuerda Grant Cardone. El compromiso es determinación absoluta (no a medias) con nuestras metas. Es darlo todo por algo: ganar o morir. No se puede estar comprometido a medias. El compromiso es una variable binaria: uno o cero. Falta de compromiso es igual a falta de resultados. Cuando estás comprometido con una meta siempre encuentras un camino, una alternativa, una solución; cuando no lo estás al 100% es fácil justificarse. La mayoría de la gente no consigue lo que quiere porque no hace suficiente para conseguirlo.


* * * * * * * *

* NOTICIAS:
Anunciarte que estaré en la Feria del Libro de Madrid firmando el sábado 9 de junio de 19 a 21 horas en la caseta 214 (Ecobook).
Ya está disponible el Audiolibro de 'Aprendiendo de los mejores 2 (en breve también el vol. 1) en Storytel, Audible, Amazon y Apple.

* ENTREVISTAS: algunas entrevistas recientes:
Entrevista en Ethica Consultores.
Entrevista con Juan Martínez de Salinas.
Entrevista en Hoja de Ruta.

* Y finalmente esta Vídeo-Entrevista en Málaga con @Laura_Chica hablando de crecimiento y desarrollo personal. 


* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

www.conferenciasfranciscoalcaide.com

miércoles, 16 de mayo de 2018

10 hábitos que explican tu pobreza

www.conferenciasfranciscoalcaide.comCuando hablamos de pobreza no nos referimos en un sentido estrictamente financiero, sino pobreza entendida como falta de resultados en alguna de las parcelas de tu vida: relaciones, amor, dinero, trabajo o cualquier otra.

No olvides lo que hemos repetido muchas veces por aquí: si tu vida no es como te gustaría que fuese, hay algo que no sabes o que no estás haciendo bien.

Ése es el origen y la causa de todo. Las circunstancias te pueden condicionar temporalmente, pero tú no eres tus circunstancias, eres tus posibilidades. Tus circunstancias actuales determinan dónde comienzas pero no dónde terminas.

Apuntamos ahora diez causas explicativas de tu pobreza, y en otros posts trataremos algunas más:

1. QUEJAS, EXCUSAS Y CULPAS.
James Altucher, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta, 2018) dice: 'Las excusas son absurdas, te quitan la energía hoy y continúas con los problemas mañana'. Quejarte y buscar culpables te pueden hacer sentir mejor al tener alguien a quien endosarle responsabilidades, pero tu vida no mejora. La excusitis es la enfermedad del fracaso. Sólo desde la autorresponsabilidad puedes cambiar (mejorar) tu vida. Tu autorresponsabilidad es tu poder. Las personas de éxito tienen un alto sentido de la autorresponsabilidad. Muchas veces no se pueden eliminar obstáculos, pero casi siempre hay un camino para bordearlos. También puedes leer Prohibido quejarse.

2. NO ATREVERSE.
O controlas tus miedos o tus miedos te controlan a ti. 'Conquistar el miedo es el inicio de la riqueza' afirmaba Bertrand Russell. Todos tenemos miedo, y además, nunca desaparece. Sólo queda una alternativa: conquistarlo. Ser valiente es una condición inexcusable del éxito y la felicidad. Si no te atreves, no haces, y si no haces, no consigues. Crecimiento personal y comodidad son incompatibles. Sabes que estás avanzando en la vida cuando estás incómodo. Si por ti mismo no te atreves, busca a alguien que te empuje. Por eso, el coaching es tan saludable, porque un buen coach siempre te exige de ti, más de lo que tú te exigirías de ti mismo.

3. NO PEDIR AYUDA.
La autosuficiencia conduce a la ineficacia y a la ineficiencia. De ello hablamos en el post Pedir ayuda no es ser débil, sino todo lo contrario. La gente con 'mentalidad ganadora' pide ayuda cuando lo necesita y avanza en la vida; la gente perdedora se refugia en el orgullo y queda estancada o avanza demasiado lento. Brian Tracy, autor de Tu mejor versión, escribe: 'Nadie vive suficiente para aprender todo lo que necesita aprender comenzando de cero. Por ello, para tener éxito, debemos encontrar personas que hayan pagado el precio de aprender las cosas que necesitamos aprender para lograr nuestras metas'. Sólo no llegarás demasiado lejos. Tu red de contactos es la mejor expresión de quién eres y a qué puedes aspirar en la vida.

4. NO ESTUDIAR.
Tu vida es el resultado de tu desarrollo personal; tu nivel de éxito sólo puede crecer hasta el nivel al que crezcas tú. Por tanto, no hay mejor inversión que la que se hace en uno mismo. Recuerda que el problema nunca es el tamaño del problema; el problema es tu tamaño. Si un problema te parece grande es que tú eres pequeño y te quedan conocimientos, habilidades y experiencia por adquirir. Si un problema te parece pequeño es que tú eres grande y tienes conocimientos, habilidades y experiencia. Cuando mayor es tu desarrollo personal, mayores retos, oportunidades y posibilidades aparecen en tu vida. El éxito ama la preparación: el éxito no es casual y el fracaso tampoco.

5. PERECITIS.
Jim Rohn siempre decía: 'La gente no consigue resultados porque prefiere hacer lo cómodo a lo necesario'. Siempre existen tentaciones para no hacer lo que tiene que ser hecho: quienes las vencen avanzan; quienes se dejan vencen por ellas se estacan. Lo contrario de la pereza es la disciplina, que no es otra cosa que hacer lo que se tiene que hacer aunque no apetezca; hacer lo que se tiene que hacer aplicando la regla de cero excusas. Puedes leer Si flaqueas una vez, flaquearás más veces. El ser humano es perezoso por naturaleza, así que cuidado con intoxicarte de comodidad, porque 'el hábito es al principio como una tela de araña, pero pronto se convierte en un sólido cable'. Los hábitos (buenos y malos), una vez adquiridos, no es fácil deshacerse de ellos.

6. ESCUCHAR DEMASIADO.
La gente con 'mentalidad ganadora' es capaz de contemplar ángulos diferentes a los de la mayoría. Si haces lo que todo el mundo hace, consigues lo que todo el mundo consigue. Las oportunidades están allí donde otros no son capaces de verlas, porque si las viesen ya no serían oportunidades. La gente con 'mentalidad ganadora' tiene visión de futuro, va un paso por delante del resto. Por eso, a menudo, son unos incomprendidos y les tachan de locos o poco comunes. Escuchar, sí, pero a las personas adecuadas, y siempre sin creer nada a pies juntillas. Los mercados los revolucionan los disruptivos. Puedes leer Cuando te veas del lado de la mayoría, párate a reflexionar.

7. INDECISIÓN PERMANENTE.
'Los indecisos viven pobres y amargados', nos recuerda Napoleón Hill en su libro Burlar al diablo. Es una de las características más comunes de las mentes pobres es: no decidirse nunca. Esperar y esperar y esperar a que todos los astros se alineen. Nunca es el momento perfecto, ni lo sabrás todo, ni vas a contar con las mejores herramientas siempre. El secreto de avanzar es comenzar. No se trata de empezar siendo grande, sino de terminar siendo grande. Sólo se encuentran respuestas en la acción. A medida que empieces a andar el camino, el camino va apareciendo, pero desde el inmovilismo es difícil conseguir algo. Te dejo el post: El peligro de la indecisión permanente y Decidir es algo muy poderoso.

8. PENSAR EN PEQUEÑO.
'Eres pobre porque no tienes ambición', sentencia Jack Ma, fundador de Alibaba. Si piensas en pequeño, no puedes esperar convertirte en alguien grande. Es de sentido común. Vives a la altura de tus creencias, no de tus posibilidades. Tus creencias definen tu realidad y tu realidad define tu vida. Y para ello debes saber que no existen los límites, lo único que existen son las limitaciones, que son limitaciones mentales. La historia de la humanidad es la historia continua de los imposibles. Todo lo que se ha creado (mundo real) es porque antes lo imaginó previamente (mundo mental). Robert Fritz lo expresó así de bien: 'Si limita sus alternativas a lo que parece posible o razonable, se estará desconectando de lo que realmente desea y tendrá que conformarse con mucho menos'.

9. NO SABER VENDER.
Como dice Robert Kiyosaki: 'Si quieres ser rico, aprende a vender'. Da igual a lo que te dediques (coaching, formación, conferencias, productos on line...) todos vivimos de lo mismo, de vender. Si no vendes, no comes. Sin clientes, no hay negocio. O estás vendiendo o estás fallando. Estudia todo lo que puedas acerca de ventas. De momento te recomiendo: Vendes o vendes, de Grant Cardone. Además, saber vender te vale para todo en la vida, porque todo es una venta: una entrevista de trabajo, hacer un evento y conseguir que te vaya la gente, obtener patrocinio para un proyecto, ligar... Todo, absolutamente, todo. Una persona que sabe vender no le puede ir mal en la vida.

10. DEPENDER DEL TRABAJO.
John D. Rockefeller, uno de los millonarios de la historia, decía: 'Si estás trabajando no tienes tiempo de ganar dinero'. Es una frase que poca gente entiende pero que entraña mucha sabiduría. Si dependes de tu trabajo (físico), tienes que tener en cuenta dos limitaciones: la primera, que no puedes estar en dos sitios al mismo tiempo, con lo que tu capacidad de generar riqueza es limitada; la segunda, que tu día tiene 24 horas y tienes que dormir, ducharte y hacer otras muchas cosas, con lo que tus horas son limitadas. La cuestión es tener Sistemas y Métodos para generar dinero para trabajar. En el Capítulo 33. DINERO de nuestro libro Tu futuro es HOY (Alienta, 4ª edición) hablamos con detenimiento de ello. Hay una palabra clave para ganar dinero: Apalancamiento, que no es otra cosa que hacer 'mucho' con 'poco'.

[Lee 2ª parte de 10 hábitos que explican tu pobreza]

* * * * * * * * * 

* Hoy te dejo 3 vídeo-entrevistas que me han realizado recientemente
— Entrevista en Todo Startups TV.
— Entrevista en The Success Academy.
— Entrevista en La Caja de Pandora.

* Ya está disponible el Vídeo-Tráiler de 'Aprendiendo de los mejores 2' (Alienta, 2018), en el que explico el porqué y las principales novedades de esta segunda parte del libro. Aquí te lo dejo:


www.aprendiendodelosmejores.es

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram