«Tu capacidad de aprender es tu activo más valioso, y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’» | www.aprendiendodelosmejores.es             «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día» | www.tufuturoeshoy.com

domingo, 22 de febrero de 2015

Quien más practica, más lejos llega

Decide lo que quieras, estudia y practica... y después sigue practicando. Ya sabes lo que decía el conocido guitarrista Paco de Lucía: «Cualquiera puede convertirse en el mejor guitarrista del mundo si está dispuesto a ensayar catorce horas al día todos los días de la vida».

La repetición es la madre de la destreza. La genialidad no es otra cosa que la práctica diaria. La perfección se adquiere con la repetición. No nacemos aprendidos. Nadie nace siendo un genio de nada y todo el mundo antes de maestro fue aprendiz.

Hace unos días Javier Cebreiros (@cebreiros) me envió dedicado su libro Olvida tu lenguaje corporal (Plataforma, 2015) con subtítulo: Una nueva forma de entender la comunicación. En el libro, que te recomiendo, Javier cuenta lo siguiente:
«En nuestro cerebro tenemos autopistas y caminos de tierra. Las autopistas son esas carreteras por las que se circula tanto que se acaban asfaltando, puliendo y mejorando para ir más rápido y mejor. Y los caminos de tierra son esos parajes por donde casi nunca vamos, y por eso siguen igual. De la repetición surge la mejora. Cuanto más recorres un camino, más rápido y mejor lo recorre después tu cerebro».
Más adelante, cuenta el siguiente episodio:
«En una visita a las cuevas del Drac, en Mallorca, me comentaron que las estalactitas crecen un centímetro cada cien años. Es decir, cada metro de estalactita equivale a diez mil años de gotas sin cesar. Cada día, gota a gota. Me parece que la vida y, por supuesto, la mejora de la comunicación, sucede exactamente igual: cada día, gota a gota. Y sólo con perseverancia daremos forma a lo que estamos trabajando. Tom Peters, maestro de la excelencia, dice: ¿Qué puedes empezar en los próximos treinta minutos para acercarte a tu objetivo?».
Ambos ejemplos son dos metáforas de cómo el trabajo constante adobado de paciencia siempre da resultados jugosos. La cuestión no es si tú eres o no posible de hacer algo —eso no lo discutas—, porque tienes el potencial —magia en tu interior— para lograr aquello que deseas. la cuestión es si realmente estás dispuesto a trabajar duro direccionado hacia un objetivo sin abandonar a mitad de camino cuando no veas resultados o te entre el desánimo.

Todo se basa en decidir lo que se quiere, aprender lo necesario, y practicar mucho. Practica, practica y practica... sin perder el FOCO y sin desistir jamás. Te pongo un ejemplo de ello, el caso Anthony Robbins, que aparece en uno de los capítulos de Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición). Su sueño desde joven era ser conferenciante internacional. Lo logró y hoy viaja por todo el mundo dando conferencias. Esto decía en cierta ocasión:
«Yo me convertí en un excelente conferenciante porque en lugar de una vez a la semana, me comprometí a hablar en público tres veces al día. Mientras que otras personas de mi organización se impusieron hablar cuarenta y ocho veces al año, yo hacía eso mismo en apenas dos semanas. Así pues, al cabo de un mes, ya había adquirido dos años de experiencia. Y un año más tarde, ya tenía diez».
Te pongo otro ejemplo que nos cuenta Javier Cebreiros en su libro. Dice así: 
«Te planteo un reto. Permíteme invitarte a resolver la siguiente operación matemática, en un minuto sin ayuda de la tecnología: 34.255 x 2.534.361... Es posible que hayas decidido seguir leyendo, ajeno al resultado, no porque no seas capaz de hacerlo, sino porque su cálculo merece un esfuerzo que no estás dispuesto a realizar en este momento. Te cuento que hay un niño de doce años, que no es superdotado, capaz de contestar correctamente en menos de dos segundos. ¿Sabes por qué? Porque ha entrenado durante ocho años el uso del ábaco, cuatro horas diarias, siete días a la semana. Tanto fue el entrenamiento que llegó a interiorizar mentalmente el utensilio hasta el extremo de no necesitarlo físicamente para calcular».
Warren Buffett, uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición) decía hace poco en una entrevista: I made my first investment at age eleven. I was wasting my life up until then (Hice mi primera inversión a los 17 años, desde entonces me he dedicado a lo mismo). Y ahora tiene más de 80 años y sigue dedicándose a lo mismo.

A la hora de fijarse metas y objetivos, sólo tienes que hacerte la siguiente pregunta:

¿Estoy dispuesto a convertirme en la persona que es necesario convertirse 
para llegar donde quiero llegar?

No es un tema de capacidad, sino de las 4 Ds: Deseo, Decisión, Disciplina y Determinación para hacer lo que tiene que hacerse el tiempo que haga falta. Tus mayores enemigos son:

1. Primero, las DUDAS que tienes sobre ti mismo.
2. Segundo, tu PEREZA, porque es más fácil hacer lo cómodo que lo necesario, o caer en la excusa fácil de que los demás tienen talentos que tú no tienes o que son los elegidos por el Universo para llegar lejos.

En tus manos queda hacer de tu desarrollo personal tu destino.

* * * * * * * * * * * *

* El próximo miércoles 25/02 estaré en Granada participado con una Conferencia en las Jornadas My Way 2015 de la EIG (Escuela Internacional de Gerencia) / ESIC — #myway2015.



                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición — Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 59 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

domingo, 15 de febrero de 2015

Un factor que te hará ser muy mediocre

Es uno de los factores que te harán vivir una vida mediocre, entendiendo por mediocre, una vida totalmente alejada de lo que quieres, de lo que te apetece, de lo que te pide el cuerpo y que te aleja de tu propia felicidad. Ese factor es el miedo a las críticas de los demás. 

El méxicano Carlos Slim, la primera fortuna del mundo, y uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición) lo expresaba cierta vez con meridiana claridad:

«Cuando vives para la opinión de los demás estás muerto»

Es más claro que el agua. Cuando vives para la opinión ajena estás demasiado agarrotado, demasiado tenso, miras de reojo buscando aprobación constante y examinas cada movimiento que haces. Y así no se puede llegar a ningún sitio interesante. Te conviertes en una veleta que se mueve en función del viento en que sopla en cada momento.

Napoleon Hill, en su clásico Piense y hágase rico, escribió: «El temor a las críticas despoja al ser humano de su iniciativa, destruye su capacidad de imaginación, limita su individualidad, sustrae su confianza en sí mismo (...) La mayoría de las personas que no logran acumular dinero suficiente para cubrir sus necesidades generalmente son personas que se dejan influenciar con facilidad por las opiniones de los demás. Si uno está influido por las opiniones de los demás, al final terminará no teniendo ningún deseo propio». Dicho con otras palabras:

«Tener éxito es estar dispuesto a no gustarle a alguna gente»

¿A quién? A quien no comparte tu modo de vida. Da igual tu filosofía, siempre te van a criticar hagas lo que hagas, y si no haces nada también, porque algo deberías haber hecho. Es indiferente si eres ejecutivo, funcionario, viajero, empresario... te van a dar cera por algún lado, no olvides, salvo que te quedes encerrado en el bunker de tu casa, que es lo peor que puedes hacer. Así que:

– Si eres funcionario... dirán que no haces nada.
– Si eres empresario... dirán que eres un explotador.
– Si eres ejecutivo... dirán que no atiendes suficiente a tu familia.
– Si eres viajero... dirán que eres un vago.

Dirán, dirán, dirán... Ahora mismo he recordado este clásico de la literatura que no puede reflejarlo mejor. Seguro que lo recuerdas:
«Un labrador iba con su hijo a la feria de un pueblo cercano y llevaban un mulo viejo. Cuando pasaron por una aldea, algunos hombres comentaron lo estupido que era llevar un burro e ir andando, por lo que el labrador le dijo al hijo que se subiera encima del animal. Pasaron por su lado unas mujeres y comentaron lo desconsiderado que era el hijo por permitir que su anciano padre fuese andando mientras él iba sentado en el pollino, con lo que el hijo se bajó ocupando el padre su lugar. Otros hombres que vieron la escena comentaron lo injusto que era que fuese el padre subido al burro cuando ya había vivido su vida mientras que el hijo joven tenía que acarrear con las penurias del camino. Al final, decidieron subirse los dos encima del asno, pero unas mujeres que pasaron por allí criticaron la acción, pues el animal era demasiado viejo para tanto peso».
La vida cambia para bien (y mucho) cuando te vuelves indiferente a las opiniones de los demás. Para tener éxito de verdad, a lo grande, te tiene que importar UN PITO (repito UN PITO), lo que piensen o no piensen los demás... Tienes que estar centrado en tus objetivos y no mirar a los lados para no dejarte influenciar por los demás. Tienes que protegerte de las influencias exteriores o no serás capaz de armar algo grande. Tienes que mentalizarte porque siempre es fácil dejarse arrastrar por la corriente de la masa. Si quieres tener éxito elévate por encima de las críticas:

«Decide lo que quieres, ve a por ello y pasa de los espectadores»

Hay mucha, mucha, mucha gente que no hace nada por el miedo al qué dirán. Viven continuamente en modo silencioso, en modo no hacer ruido, en modo no molestar a nadie... Y base de ser anónimos, también anónimo es su éxito. T. Harv Ecker, también incluido en Aprendiendo de los mejores lo explica así: «Nada hace una vida más miserable que la búsqueda continua de la aprobación ajena. Cuanto más la buscas, menos te la dan, así que concéntrate en obtener tu propia aprobación y la ajena te sobrará».

Hace poco en el artículo 4 cosas a las que debes renunciar para poder avanzar de Escuela de Ricos se decía lo siguiente: 
«Renuncia a la tendencia de quedar atrapado por los juicios y las opiniones de los demás. Honestamente, la peor cárcel en la que probablemente vivirás será en tu temor a lo que los demás piensen de ti. No puedes permitir que otras personas te digan quién eres o qué quieres. Tienes que decidirlo por ti mismo. Cuando estés tomando grandes decisiones, recuerda, lo que tú piensas sobre ti y sobre tu vida es más importante que lo que los demás piensen de ti. No dejes que nadie te hagan sentir culpable por vivir tu vida. Siempre y cuando no le hagas daño a nadie más, vive a tu manera (...) Cuando pasas demasiado tiempo concentrándote en la percepción que tienen todos los demás de ti, o quien quiere todo el mundo que seas, eventualmente olvidas quien realmente eres. Así que no le temas a los juicios de los demás; sabes en tu corazón quien eres y qué es verdad para ti. No tienes que ser alguien más para impresionar a la gente. Deja que estas personas sean impresionadas por quien realmente eres».
No tienes que agradar a nadie, tienes que agradarte a ti mismo. Y punto. A partir de ahí, ya sabes lo que comentamos el último post Puedes triunfar en cualquier cosa que te propongas:

«Tienes todo a tu alcance: sólo tienes que ‘elegirlo’ y ‘perseguirlo’» 

Y disfruta (y mucho) del camino. Haz lo que te apasiona mientras te encaminas hacia tu meta. Lo mejor de conseguir tus sueños no es conseguirlos, sino la persona en la que te conviertes por luchar por ellos. El éxito lo atraes a tu vida en la medida que tú creces como persona. El éxito no es un ‘qué’ es un ‘quién’, y ese  ‘quién’ te lleva a obtener el ‘qué’ (ver más en Capítulo 24. Desarrollo Personal de Tu futuro es HOY)

* * * * * * * * * * * *

* El próximo miércoles 25/02 estaré en Granada participado con una Conferencia en las Jornadas My Way 2015 de la EIG (Escuela Internacional de Gerencia) / ESIC.

* Hoy te dejo una Entrevista en el programa de radio Rock and Talent de Gestiona Radio [min. 10 a 30] hablando sobre creatividad, innovación y Tu futuro es HOY.
                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición — Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 59 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

sábado, 7 de febrero de 2015

Puedes triunfar en cualquier cosa que te propongas

Sí, como lo escuchas: tú, yo, todos... podemos triunfar en aquello que nos propongamos. La pregunta inmediata y evidente es la siguiente: ¿Y qué hace falta para triunfar?

Habrás leído por aquí en más de una ocasión, que la herramienta más poderosa con la que contamos las personas, nuestro principal activo, es nuestra capacidad de aprender. ¿Y eso qué significa? Que en esta vida, todo es una práctica. Emprender no es una ciencia ni un arte, es una práctica; negociar no es una ciencia ni un arte, es una práctica; hablar en público no es una ciencia ni un arte, es una práctica. Nadie sale del útero materno siendo un experto en nada. Y todo el mundo fue aprendiz antes de ser maestro. Por tanto, en esta vida todo se decide y todo se aprende.

En concreto: 

1. TODO SE DECIDE = SENTIDO CLARO DE DIRECCIÓN
Lo primero y más importante de todo es hacerse la siguiente pregunta: ¿A qué quiero jugar en la vida? Quiero jugar a ser conferenciante, escritor, profesor, empresario… Lo primero y más importante de todo es tener un sentido claro de dirección, saber hacia dónde uno se dirige, porque quien no sabe lo que quiere suele acabar donde no quiere estar. No puedes ganar un juego que no has definido. Tener un sentido claro de dirección implica decidir en dónde va a poner uno el foco, el alma, la energía sin despistarse en otras cosas menores. Una cosa y sólo una cosa. Como se dice en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición) en palabras de James Dewey Watson, Premio Nobel de Medicina:

«Si tienes dos obsesiones, te sobra una»

La mayoría de la gente no tiene un sentido claro de dirección definido y funciona en modo inercia, piloto automático dejándose llevar un poco en función del viento que sopla en cada momento, con lo que va zigzageando y dando palos de ciego sin concentrar todas las energías hacia un fin. La energía va donde te concentras, y si te dispersas, la energía también se dispersa. ¿Conclusión? Resultados mediocres. No se puede ser un referente en algo tocando varias teclas del piano. Una tecla y sólo una.

2. TODO SE APRENDE = ESTUDIO + PRÁCTICA
El éxito es conocimiento en acción. Por eso, una vez que una ha decidido a qué quiere jugar en la vida, en qué profesional quiere uno convertirse, hay que manejar dos variables:

2.1. Estudio: todo en esta vida tiene sus fundamentos, esos principios que son clave saber cuáles son y aprenderlos. Todo tiene su técnica y su método: vender, negociar, hablar en público, ligar... Como decía Jim Rohn: «Si deseas triunfar, estudia el triunfo; si deseas ser más feliz, estudia la felicidad; si quieres hacer dinero, estudia la riqueza». Es fundamental echar horas en leer, acudir a seminarios, ver vídeos de ‘los mejores’, de aquellos que ya han llegado donde nosotros también queremos llegar y nos pueden indicar los principios básicos.

2.2. Práctica: no se aprende a andar en bicicleta leyendo un libro, hay que saltar al ruedo: a negociar se aprende negociando; a bailar se aprende bailando; y a liderar se aprende liderando... La repetición es la madre de la destreza, la genialidad no es otra cosa que la práctica diaria. Uno se convierte en un virtuoso de algo practicando, practicando y practicando. Dominar una tarea o una disciplina no es una cuestión de dos días. Ya sabes la secuencia que explica el éxito:

Estudia → Aprende → Practica → Equivócate → Corrige → Vuelve a empezar

Una vez que se ha decidido ese sentido claro de dirección, sólo hay que responder a una pregunta: ¿Estoy dispuesto a convertirme en la persona que es necesario convertirme para llegar donde quiero llegar? ¿Estoy dispuesto a sufrir el proceso que hay que sufrir para llegar donde quiero llegar? Y digo ‘sufrir el proceso’, porque el aprendizaje siempre está asociado a una variable: el error, y a las personas nos cuesta mucho asumir errores. Pero sin errores y sin aprendizaje no ocurre nada mágico en la vida. Todo error, todo fracaso esconde sabiduría, si uno sabe descifrarla. Si uno evita el fracaso también está evitando el éxito. Hay gente que nunca se ha equivocado pero toda su vida es un error.

Durante el trayecto, pide feed-back continuamente. Si tu vida no es como te gustaría que fuese es porque hay algo que no sabes o no estás haciendo bien. Busca las causas. La gente ‘ganadora’ quiere saber la verdad siempre, para a partir de ahí ajustar el tiro con mayor precisión. El feed-back es el desayuno de los campeones.

Si tienes claro lo que quieres (define tu meta), diseñas un plan y te pones en marcha (acción), concentras toda tu energía en ese objetivo (foco) y tienes una determinación absoluta con ello sin desistir (compromiso), llegarás donde quieres llegar y te convertirás en quien quieres ser.

En definitiva, y como apuntaba Zig Ziglar, también incluido en Aprendiendo de los mejores:

«Naciste para ganar, pero para ser un ganador 
debes planificar cómo ganar; prepararte para ganar; y esperar ganar»

* * * * * * * * * * * *

* Hoy te dejo el artículo 7 claves para un networking eficaz, publicado en Mas Movilidad; y también el próximo jueves 12 de febrero habrá en Málaga una nueva presentación de Tu futuro es HOY (más info en el siguiente link).
                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición — Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2014 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 59 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |