«Tu capacidad de aprender es tu activo más valioso, y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’» | www.aprendiendodelosmejores.es             «El futuro no existe, es un resultado, el resultado de lo que haces cada día» | www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 17 de diciembre de 2014

El liderazgo es un deporte de roce y contacto

El pasado sábado estuve en Barcelona participando con una conferencia dentro de unas jornadas de team bulding del equipo directivo (los 25 principales ejecutivos) del SHA Wellness Clinic (@shawellness), Best Luxury Spa in Spain 2013 y Best International Medical Spa in the World 2010, además de estar en la revista Forbes como The World´s Most Stylish Spa.

Hoy sólo me quiero detener en uno de los diez puntos de mi intervención: la importancia de la comunicación en el liderazgo. Dejo a continuación algunos tips al respecto:

1. El liderazgo es el factor crítico de éxito en las organizaciones. Liderar es liberar el talento, y ello consiste en crear las condiciones favorables para que los demás den lo mejor de sí mismo. Para liderar bien hay que tener vocación de servicio.

2. Liderar es influir y si no comunicas no influyes; y si comunicas mal, influyes mal. 

3. Peter Drucker, uno de los autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición) decía cierta vez que «el 60 por 100 de los problemas empresariales eran consecuencia de una mala comunicación».

4. La comunicación es la base del liderazgo: sin comunicación no puede existir un equipo y sin un equipo no puede existir una empresa de éxito.

5. El éxito de una relación (del tipo que sea: pareja, amistad, profesional) reside en un buen nivel de comunicación. La falta de comunicación y la mala comunicación arruinan las relaciones y los equipos.

6. Los equipos que mejor funcionan son aquellos que tienen altos niveles de comunicación. Jack Welch, también incluido en Aprendiendo de los mejores, decía cierta vez: «Por encima de todo lo demás, los buenos líderes son abiertos. Van arriba y abajo, y dan vueltas por todos los rincones de sus organizaciones para llegar a la gente. No se quedan en los canales establecidos. Son informales. Son directos con la gente. Hacen que ser accesible se convierta en una religión para ellos». 

7. Los buenos líderes no sólo son accesibles sino que son ellos los que acceden a su gente. Si el diálogo no surge, lo provocan. 

8. Los buenos líderes buscan el encuentro personal con los miembros de su equipo. El liderazgo es un deporte de roce y el contacto. No se puede liderar apoltronado en el despacho sin salir de la cueva.

9. Los buenos líderes están en permanente comunicación con su gente, entre otras porque la comunicación es una herramienta de gestión del compromiso. Sin comunicación no puede existir compromiso, y sin compromiso no puede existir excelencia. La gente ganadora necesita una compensación más allá del sueldo, reto, un proyecto con causa. Y ello implica saber:
— Cuál es la estrategia general de la empresa.
— Cuál es su papel dentro de esa estrategia.
— Por qué hacen lo que hacen.
— Cómo contribuye su valor a esa estrategia. 

10. Y una buena comunicación empieza siempre por saber escuchar para comprender. Diriges bien si escuchas bien. Peter Drucker, ya citado con anterioridad, afirmaba: «Muchos directivos se creen maravillosos porque hablan bien; cuando no se dan cuentan que ser maravillosos con las personas es escucharlas bien».

11. Y esto es así porque un directivo dirige equipos, pero, sobre todo, dirige personas. Y cada persona es única y diferente: cada persona tiene sus inseguridades, sus miedos, sus ambiciones, sus motivaciones.

12. El gran problema del liderazgo es que no admite soluciones empaquetadas y estandarizadas. Por eso no es fácil liderar. 

13. Un directivo no puede dirigir a todo el mundo igual. Un directivo debe ser especialista en cada uno de los seres humanos que tiene a su alrededor. Y para eso debe conocerlas bien, y para conocerlas bien hay que dedicarles tiempo, y dedicarles tiempo supone escucharles bien.

14. Un estudio de una consultora concluía que las 3 conductas que más irritan a los empleados de sus superiores son: 1) Irrespetuoso (49%); 2) Prepotente (37%); 3) No escuchan (30%).

15. Además, la comunicación es muy importante porque en las relaciones personales siempre existen conflictos. No existe relación humana donde no existan conflictos. Un equipo donde no existan conflictos es un equipo muerto. Y cuando digo conflicto, no lo digo con una connotación negativa, sino un punto en el que existe una diferencia, y por tanto, hay que resolver. Y los conflictos sólo se resuelven de una manera: hablando. 

16. Lo malo no es el conflicto sino su mala gestión. Los conflictos bien gestionados ayudan a crecer, porque sirven para conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás. El problema es que a menudo, ante un conflicto, los negamos o huimos de él. Y los conflictos no gestionado en su momento, crecen.

17. El grado de madurez de una organización depende de su capacidad para gestionar conflictos.

18. Y algo fundamental: la comunicación fluye o no fluye, avanza o estanca, gracias a una variable: la confianza. La confianza es lo que hace que la gente se muestre, opine y se moje. Sin confianza es difícil que haya comunicación.

SHA Wellness Clinic, Best Luxury Spa in Spain 2013 y Best International Medical Spa in 2010

* * * * * * * * * * * *

* Te dejo una Entrevista en EAE Business School que me han hecho a raíz de Aprendiendo de los mejores.

* También te dejo una vídeo-entrevista que me ha hecho Jaime Pereira (@jaimepereira) en su blog (Premio Plata Premios Blogosfera RRHH).


                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 50 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |
                                                                                                                                                                 

lunes, 1 de diciembre de 2014

Decidir es algo muy poderoso

No hay nada peor que la indecisión permanente, el no hacer ningún movimiento ni para un lado ni para otro. Sin dudas, lo peor desde el punto de vista del desarrollo personal es quedarse parado, quieto e inmóvil a que se despejen todas las incógnitas, a que se dé el momento perfecto, a que venga la inspiración divina. No hay nada peor que la esperanza pasiva. Y con un peligro añadido, y es que el tiempo corre. 

Robin S. Sharma, uno de los autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición)  escribe: «Si no actúas sobre la vida, la vida actuará sobre ti; los días se convertirán en semanas, las semanas en meses, y cuando te quieras dar cuenta tu vida habrá terminado».

Decía Einstein que «sólo se encuentran respuestas en la acción». Por eso, el secreto de avanzar es comenzar, y para comenzar hay que decidir hacia dónde uno quiere dirigirse, tener un sentido claro de dirección, tener una estrategia de salida.

Decidir es algo muy poderoso, porque una vez que uno ha decidido una opción deja de preocuparse por otras alternativas, y concentra y aplica todas las energías ahí. Cuando uno da vueltas a la cabeza sobre una cosa y otra, al final no hay movimiento, no hay acción, y sin acción no puede ocurrir nada mágico en la vida, porque la acción es lo que conecta nuestros sueños (plano mental) con los hechos/realidades (plano físico).

Actuar tiene magia. En Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) hay un capítulo dedicado en exclusivo a la Acción. Allí se dice:
«La acción no sólo es la única alternativa que produce resultados, sino que también produce réditos a nivel de bienestar emocional. Mucha indecisión deriva siempre en infelicidad —el que espera, desespera— al ver que pasa el tiempo y todo sigue igual que meses (años) atrás. Benjamin Disraeli decía que quizá la acción no traiga siempre consigo la felicidad, pero no hay felicidad sin acción».
Y además, se dice:
«Dispara primero y apunta después. Muchos pasos en falso se han dado por quedarse quieto. Casi nunca las cosas se arreglan ni mejoran por el simple transcurso del tiempo. Tu vida no cambia sólo por desearlo. El inmovilismo es aliado de la mediocridad. Sólo hay una receta para el éxito: decide lo que quieres y ve a por ello. Actúa».
Y decidir no es decir lo que se va a hacer, sino hacerlo. Si uno decide algo y no actúa, en realidad no ha decidido nada. Una de las principales diferencias entre las personas que triunfan y no triunfan, es que las primeras actúan, esto es:

— Actúan a pesar del miedo.
— Actúan a pesar de los obstáculos.
— Actúan a pesar del riesgo.
— Actúan a pesar del fracaso.
— Actúan a pesar del estado de ánimo.
— Actúan a pesar de no ser el momento perfecto.
— Actúan a pesar de no tener todos los medios a su alcance.
— Actúan a pesar de las dudas.

Las personas de éxito son personas fuertemente orientadas a la acción; las de no-éxito a la indecisión permanente. El peor vicio que se puede tener es el del inmovilismo. Las personas de éxito toman decisiones y ajustas las velas sobre la marcha; las de no-éxito, mientras tanto, siguen sopesando pros y contras de las alternativas. Como dice Napoleon Hill en su obra de referencia Piense y hágase rico:
«Un análisis preciso de 25.000 hombres y mujeres que habían experimentado el fracaso reveló que la falta de decisión era una de las primeras de la lista de las principales causas del fracaso. El análisis de varios centenares de personas que habían acumulado fortunas que superaban generosamente el millón de dólares reveló el hecho de que cada una de ellas tenía el hábito de llegar a decisiones de forma inmediata y de cambiarlas lentamente. Las personas que no logran acumular riquezas, sin ninguna excepción, tienen el hábito de tomar decisiones muy lentamente, si es que llegan a tomar alguna, y de cambiarlas con mucha rapidez y frecuencia».
Dos de las artes más importantes que hay que aprender en la vida (y que en realidad es una sola: decidir es actuar) son:

1. El arte de tomar decisiones.
2. El arte de pasar la acción.

Primero decide y después actúa. Ya lo decía Zig Ziglar, también incluido en Aprendiendo de los mejores: «No se trata de ser grande para empezar pero sí de empezar para ser grande».

* * * * * * * * * * * *

* Te dejo un resumen de mi ponencia en el Programa Planea Emprendedores que ha realizado Blanca Cañamero (@blancanamero) en su Blog Iniciativa Emprendedora; y otro post Emprender camino hacia tus sueños sobre esa jornada escrito por Julia de Miguel (@judimat).

* También te dejo el artículo Las 3 habilidades claves para un emprendedor, publicado en Executive Excellence.
                                                                                                                                                                  

TU FUTURO ES HOY
40 claves para crear tu destino
2ª edición 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |

www.tufuturoeshoy.com
                                                                                                                                                                  

APRENDIENDO DE LOS MEJORES 
7ª edición — Traducido al chino — 50 días en Top 100 best-sellers Amazon
Nominado al Premio Knowsquare al mejor libro de empresa 2013 
| Amazon.es Amazon.com Casa del Libro FNAC |