jueves, 22 de noviembre de 2018

Cómo aportar más Valor

Resultado de imagen de amazonVALOR es la palabra más importante de cualquier negocio y para cualquier profesional independiente (freelance/autónomo). Y de ello hablamos precisamente en uno de los últimos posts titulado: La palabra 'mágica' en el mundo profesional

Si no hay valor, no hay negocio. Un negocio existe para hacer mejor o más fácil la vida de la gente. Un negocio se pone en marcha para cubrir un hueco en el mercado. Ya sabes: o eres mejor, o eres más barato, o eres diferente.

Parece que esto lo tiene todo el mundo claro, sin embargo, a la hora de la verdad hay poco valor diferencial, y casi todo es un poco más de lo mismo. Como ya dijesen los suecos Jonas Ridderstrale y Kjell Nordstrom, profesores de la Stockholm School of Economics, en su clásico Funky Business: «Vivimos en la sociedad del exceso, con un exceso de empresas parecidas, que emplean a gente parecida, con educación parecida, con ideas parecidas, produciendo cosas parecidas, con precios parecidos y con calidad parecida».

Si Aportar Valor es la esencia de un negocio, y todo el mundo lo tiene claro, pero no hay mucha gente que marque una diferencia, la pregunta es inmediata: ¿Cómo podemos aportar o generar más valor?

1. ESTUDIA MÁS.
Mucha gente ha tenido la generosidad de plasmar cientos de horas de investigación y análisis en formatos accesibles para todo el mundo. Tienes infinidad de herramientas a tu disposición, y la gran mayoría gratuitas: podcast, webinar, libros, audiolibros, vídeos y otros muchos. No utilizar eso que otros te dan condensado, resumido, estructurado, triturado, casi en papilla, es ser muy negligente. No puedes saberlo todo, ni falta que hace. Otros han hecho el trabajo sucio y te lo ponen a tu alcance. Sólo tienes que hacer una cosa: estudiarlo y aplicarlo. Y eso está a disposición de todos. Mark Cuban uno de los personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta) dice: «La mayoría de personas no utiliza su tiempo para obtener una ventaja de conocimiento. Sé que si pongo el tiempo necesario consumiendo toda la información disponible, sobre todo con internet tan accesible, puedo tener una ventaja en cualquier negocio». Puedes triunfar en cualquier cosa si estudias más que el resto.

2. PRUEBA MÁS.
«Sólo se encuentran respuestas en la acción», nos recordaba Albert Einstein. La base de cualquier avance y adelanto es probar cosas y medir. Es el ensayo y error de toda la vida. Porque cuando haces cosas, suceden cosas; y cuando suceden cosas, puedes analizar y obtener feedback que es lo que te permite ajustar el tiro y mejorar. Si esperas a tener la ecuación perfecta para hacer una anuncio perfecto en Facebook Ads lo llevas claro. Casi nada sale bien a la primera, y mucha veces tampoco a la segunda ni a la tercera. La receta es siempre la misma: prueba, equivócate, analiza, mejora y vuelve a la carga. Cuando pruebas y pruebas, llegas a descubrir el auténtico Valor. El premio es para quien resiste.

3. RELACIÓNATE MÁS.
Tanto de manera formal como informal. Como escribimos en Tu futuro es HOY (Alienta, 5ª edición), las relaciones son una fuente de energía vital y de recursos cognitivos y emocionales. Soy muy fan especialmente de las 'conversaciones informales', en las que todo fluye de manera más natural y es mucho más sencillo obtener información. Y en la mayoría de los casos es gratis. Un café, una comida, una copa... pueden dar mucho de sí. No te aísles, no te quedes detrás del ordenador en el búnker (que siempre es tentador) y sal ahí fuera al mundo. No puedes saber de todo: presentaciones, negociación, tecnología, venta, alquileres... Por tanto, la mejor manera de acelerar nuestro aprendizaje (y nuestro éxito), es contar con 'palancas' que nos faciliten el camino. Una de las más accesibles, son nuestras relaciones cotidianas. Si necesitas un fontanero, porque se ha roto la cisterna de tu casa, no haces un benchmarking, sino que llamas a tu madre, a un amigo o mandas un mensaje a algún grupo de WhatsApp para solucionarlo. Lo mismo para otras cosas.

4. VIAJA MÁS.
Es una de las mejores formas de obtener ideas, ensanchar la mente y expandir tu realidad. Simplemente por el hecho de salir de tu rutina, de tu día a día, y apartarte de tu hábitat natural supone un soplo de aire fresco que sienta de maravilla y una de las mejores formas de dar inputs a nuestra mente para que empiece a interconectar cosas diferentes que pueden dar lugar a algo original. Recuerda lo que decía Steve Jobs: 'Creatividad es sólo conectar cosas'. No es descubrir la pólvora, ni reinventar la rueda. Viajar está hoy día al alcance de cualquier bolsillo. Es más, coger un AVE por España es más caro que coger un vuelo a casi cualquier país de Europa. Coge tu maleta de mano (no hace falta irse muchos días, sólo irse) y empápate de otras culturas, olores, sabores y formas de hacer las cosas. 

5. DIVERSIFICA MÁS.
Promueve la diversidad en tus relaciones, tus hobbies, tus lecturas, tus restaurantes... Como decía José de Letamendi (1829-1897): «Médico que sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe». No te muevas siempre con el mismo tipo de gente, ni en los mismos sitios, ni leas el mismo tipo de lectura, ni hagas las mismas cosas. Intenta incluir el 'factor novedad en tu vida'. Rumi, poeta persa, escribía: «Vende inteligencia y compra asombro». Si te dejas sorprender, te sorprenderá lo que descubrirás y las cosas que se te estaban escapando, y ello será una fuente de riqueza para Aportar Valor a otros.

6. ESCUCHA MÁS. 
Cuando hablas puedes acariciar tu ego (algo que tanto gusta) y sentirte importante frente a otros, pero no aprendes nada porque lo que cuentas ya te lo sabes. La vida no va de aparentar ni quedar por encima de nadie, sino de conseguir resultados, mejorar y avanzar siempre. La gente líder escucha mucho. Aportar Valor es solucionar problemas y satisfacer necesidades a la gente, y para ello tienes que saber cuáles son los problemas y necesidades de la gente, y para ello tienes que escucharles. Sencillo. Deja hablar a la gente y empieza a abrir los oídos. Obtendrás información e inputs muy valiosos que seguro que desconocías.

7. OBSERVA MÁS. 
«Se puede aprender mucho tan solo observando», decía Yogi Berra, conocido jugador de beisbol de los New York Jankees. Observar no es sino otra forma de escuchar, pero indirecta. En la escucha tienes alguien del que absorbes directamente, en la observación absorbes del contexto. Te nutres de inputs de situaciones, informaciones o personas de manera lateral. Las personas observadoras en cualquier circunstancia tienen una ventaja competitiva para llevarse cosas de cualquier contexto y aplicarlas a su día a día para Aportar Valor.

8. PREGUNTA MÁS. 
Si quieres saber algo, pregunta. Pregunta mucho. Mucha gente ya ha recorrido un camino que a ti te gustaría recorrer y tiene mucha más experiencia, por tanto, aprovéchate de ello. Cómete el orgullo. Preguntar no es un síntoma de debilidad, sino de inteligencia. En Aprendiendo de los mejores (Alienta, 15ª edición) recogemos las palabras de Martin Heiddeger: «La pregunta es la forma suprema del saber». Los niños avanzan en la vida porque lo preguntan todo y lo quieren saber todo. Son grandes preguntones.

En el fondo, si te fijas, todas los puntos que hemos indicado no son otra cosa que la consecuencia a una virtud: la HUMILDAD. Cuando eres humilde, vas por la vida con actitud de aprendizaje, no desprecias a nadie, e intentas aprovechar cualquier contacto (taxista, dependiente, camarero...) o situación (viajes, reuniones, eventos...) para empaparte, absorber y obtener inputs que te permitan Aportar Valor a tu público objetivo. 

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* Hoy te dejo mi artículo Solo con otros puedes alcanzar tu mejor versión, publicado en Divertia Smile Co (@DivertiaSmileCo).

* También te dejo Entrevista en Revista Veinte RRHH y en Emprendedores Digitales.

www.conferenciasfranciscoalcaide.com

jueves, 1 de noviembre de 2018

El talento no sirve para nada

Resultado de imagen de talentoTe preguntarás, a lo mejor, el porqué del título de este post. Es sencillo: todos tenemos talento, sólo que cada persona para una cosa diferente. Por lo tanto, el talento abunda en el mundo, y precisamente por eso mismo está sobrevalorado, porque por sí mismo no garantiza rédito a nadie.

Todos (absolutamente todos), conocemos el caso de personas que son brillantes (técnicamente) en algo pero sus resultados (comercialmente) son muy normales y nada llamativos.

Si todos tenemos talento para algo (talento es aquello que te permite tener un buen desempeño en alguna actividad), la pregunta es inmediata: ¿Qué es lo que tenemos que hacer para brillar?

1. VALENTÍA.
Ser talentoso en tu casa te servirá de poco. El talento hay que exhibirlo en el mercado, y ahí es donde hace acto de presencia la presión del público. Como decimos en Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta), no se trata de saber, sino de sacar ventaja de lo que sabes. Si tienes que dar una conferencia, sabrás de sobra que no es lo mismo ensayarla en tu casa que ponerte delante de 300 personas. En casa todo parece que fluye, delante del público puede entrar el canguelo. El conocimiento (teoría) te indica lo que hay que hacer, pero el expertise te lo da la experiencia (práctica), y eso sólo es posible pasando a la acción. No se aprende a torear desde la barrera ni a hablar en público desde el patio de butacas. Por tanto, la valentía no es una opción, si quieres tener éxito y ser feliz, tienes que lanzarte o buscar a alguien que te empuje. Como decía Nietzsche: 'Atreverse es perder pie momentáneamente; no atreverse es perderse a uno mismo'.

* Te recomiendo el post Los héroes no son diferentes y el libro El poder de los 5 segundos, de Mel Robbins.

2. ACTITUD.
El éxito jamás es una línea recta y ancha, sino más bien todo lo contrario, está plagado de zigs-zags y contratiempos. Ahí es donde entra en juego la ACTITUD. Tu actitud es la respuesta emocional que ofreces a todo lo que te ocurre, y es fundamental que esa actitud sea positiva, porque te guste o no, en el camino hacia la cima hay miedo, errores, fracasos, rechazos y otros sucedáneos. Cómo afrontas todo eso, con una actitud de crecimiento (aprendizaje) o de resignación (frustración), es lo que marcará las diferencias en tu vida. En el primer caso, seguirás peleando; en el segundo, te vendrás abajo y no querrás saber nada más del tema. Quien resiste, vence. Ya decía Einstein: 'No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso'. Eso es todo lo que necesitamos, actitud de curiosidad para seguir aprendiendo y mejorando.

* Te recomiendo el post 4 actitudes que te harán avanzar en la vida y el libro Mindset: la actitud del éxito, de Carol Dweck.

3. RELACIONES.
Todo gira en torno a las relaciones, a quién conoces y cómo te llevas con la gente; relaciones con clientes, proveedores, partners, compañeros, jefes, medios de comunicación, administraciones... Relaciones, relaciones, relaciones y más relaciones. Para triunfar no es suficiente el talento y el trabajo duro, es necesario también aprender a estrechar y desarrollar relaciones; esto es: cómo llevarse bien con los demás, cómo gustarles, cómo persuadirles y cómo no defraudarles. Sólo uno está muy limitado: no puedes saberlo todo y no puedes hacerlo todo. Y las relaciones incluyen el mundo 1.0 y también 2.0 (de ello hablé hace poco en esta conferencia). Muchas gente sin un talento especial llega muy lejos en la vida debido a su inteligencia social o capacidad relacional, porque las personas queremos hacer negocios o proyectos con conocidos, no con desconocidos.

* Te recomiendo el post 7 palabras para un buen networking y el libro El poder de las relaciones, de John C. Maxwell.

4. MENTALIDAD.
Tu mentalidad (mindset) determina lo que haces (no haces), y por tanto, lo que consigues (no consigues). Recuerda: la mente ordena y el cuerpo hace. Todos nuestros movimientos corporales son producto de una orden de la mente. Los pensamientos (impulsores/represores) se traducen en comportamientos (impulsores/represores) que generan ciertos resultados (positivos/pobre). Aprender a controlar y dominar la mente es la habilidad más importante para el éxito y la felicidad. Y básicamente hay dos tipos de mentalidad: Fija y De Crecimiento. La primera se basa en que eres bueno o no para algo y punto. Es pensar que los demás son mejores (tienen estrella); la segunda, sabe que a medida que ganas conocimiento y experiencia en algo te vuelves mejor. Está en tus manos crecer. La gente ganadora está en el segundo grupo, se siente protagonista de su vida, y sabe que nadie es mejor que tú, sólo se ha convertido en alguien mejor que tú. Tus ganas de aprender van a determinar tu futuro.

* Te recomiendo el post Tú no eres la grabación, eres la grabadora y el libro El poder de la mente subconsciente, de Joseph Murphy.

5. FOCO.
Es sencillo de entender: para tener éxito hay que ser experto en algo, y para ser experto en algo tienes que echar muchas horas. El problema es que las horas son limitadas (24 horas, no se pueden tener más) y si te dispersas, tus resultados se resienten. El talento brilla en la medida que lo cultivamos, de otro modo va languideciendo poco a poco. Como decía Anna Pavlova, bailarina rusa: 'Dios da el talento, y el trabajo transforma el talento en genialidad'. Un conocido empresario norteamericano también apuntaba: 'Mucha gente con talento ha fracasado por no haberse mantenido enfocada'. No te descuides. Cuando te relajas y pierdes la concentración y el trabajo constante, la cosa se tuerce siempre. Sé tan bueno en lo tuyo que los demás no puedan ignorarte.


6. VISIIBILIDAD.
'El talento escondido no produce reputación', nos recordaba Erasmo de Rotterdam. Lo que no se conoce, no existe. No basta ser bueno y ponerlo en acción, sino que además tienes que preocuparte por comunicarlo y que los demás se enteren. El auténtico talento es la suma de dos cosas: saber hacer y poner en valor lo que uno sabe hacer. Y eso implica utilizar todos los medios disponibles a tu alcance (online y offline) para tener pegada, punch o como lo quieras llamar. Y sí, debes saber que cuando estás a tiro de todos, siempre hay alguien que dispara. Brillar es hacerse visible, porque el prestigio te lo da el reconocimiento del público, que te avala, aplaude y compra. 'No hay buen juez en causa propia', dice una máxima jurídica. Es el mercado el que ensalza, hunde o ni siquiera te presta atención. Pero para ello tienes que salir al escenario y exhibirte. Y recuerda: nunca gustarás a todos ni en todo. Es ley de vida.

* Te recomiendo el post El 'Efecto Fama' será cada vez más importante y el libro El punto clave (la clave del éxito), de Malcolm Gladwell.

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* Hoy anunciarte que ya está imprimiéndose la 15ª edición de Aprendiendo de los mejores (Alienta) y también la 5ª edición de Tu futuro es HOY (Alienta).

* También te dejo 2 entrevistas recientes, una en el nº 9 de la Revista Veinte RRHH (que puedes descargar) y otra en el podcast de Emprendedores Digitales.

* Finalmente en los próximos días estaré impartiendo conferencias para el equipo comercial y ventas de la multinacional Johnson and Johnson Vision y también participando en el evento Líderes estratégicos, no cosméticos (Auditorio Bankia), de Helping by Doing.

www.conferenciasfranciscoalcaide.com

miércoles, 10 de octubre de 2018

El 'Efecto Fama' será cada vez más importante

Resultado de imagen de alfombra rojaDesde siempre se ha dicho esa frase:

Cría fama y échate a dormir.

Si eso es así (y lo es), la pregunta es por qué sucede eso. Los porqués (causas) nos permitan entender la realidad, y si conocemos las causas, las podemos atacar, y por tanto, cambiar los efectos. Es lo que queremos todos.

Utilizamos aquí el término Fama en un sentido doble:

Ser CONOCIDO + Ser RECONOCIDO. 

Dicho con otras palabras:

VISIBILIDAD (Te conocen) + PRESTIGIO (Aportas Valor)

Dejamos de lado todos los casos de fama sólo por ser conocido, ya que hoy día ser conocido es relativamente fácil con la tecnología y los medios que tenemos a nuestro alcance. Basta ser extravagante y armar ruido y los demás nos prestarán atención.

La Popularidad está bien si hay un Valor detrás, sino es simple vanidad.

A efectos prácticos, conviene diferenciar entre:

FAMA (Ser Conocido) y BUENA FAMA (Ser Conocido y Reconocido)

Tener Buena Fama (que es lo que interesa de verdad), implica que mucha gente conozca y valide a alguien o algo, y por tanto, que uno ha pasado un cierto filtro suficientemente amplio para aceptarlo sin cuestionarlo demasiado. 

Como explicamos en Tu futuro es HOY (Alienta, 5ª edición), la Buena Fama siempre ha sido importante, porque uno puede obviar el Coste de Tiempo y Energía que supone buscar la mejor alternativa. Se supone que otros ya han hecho ese trabajo (el trabajo sucio) y nosotros nos limitamos a Comprar. La Buena Fama simplifica mucho el proceso de compra, que es lo que queremos todos: llegar y besar el santo. Pim, pam, pum.

Hoy día esa Buena Fama es si cabe más (mucho más) importante por 2 motivos:

1. INFOXICACIÓN.
Esto es: Intoxicación por exceso de información. Tenemos mucho de todo, y por tanto, el proceso de búsqueda, localización y filtrado de las mejores alternativas, se ha vuelto mucho más complejo, por eso, la curación de contenidos cada vez tendrá más valor.

2. VELOCIDAD DEL CAMBIO.
Vivimos mucho más deprisa y tenemos menos tiempo para todo. La vida se ha acelerado mucho. Y eso quiere decir que el factor tiempo es cada vez más importante, y menor el tiempo que tenemos para todo, y también para comparar. El mundo que vivimos es más complejo y exige mayor rapidez de adaptación.

Ambos factores nos producen ansiedad, y buscamos (y necesitamos) simplificar el proceso de decisión y compra para no agobiarnos, porque si no, nos bloqueamos y demoramos todo, con los inconvenientes que ello supone. De todo ello habla precisamente el psicólogo Barry Schwartz en su obra La paradoja de la elección: por qué 'más' es 'menos' (ver post La claridad mental es clave para el éxito).

¿Cómo tener Buena Fama? ¿De qué depende la Buena Fama? La Buena Fama implica trabajar mucho varios aspectos:

1. VALOR.
A mayor Valor (capacidad de mejorar la vida de los demás), más facilidad para que los demás nos presten atención y hablen de nosotros. Aportar Valor es la esencia de la empresa y de una buena marca personal. Es lo primero de todo: si no hay valor, no hay negocio.

2. VISIIBILIDAD.
Todo el mucho lucha porque le presten atención. Quien sea más constante (los esfuerzos irregulares sirven de poco) y trabaje más canales (online y offline) donde está el público objetivo (más impacto), más probabilidades de que los demás se fijen en uno. Un buena comunicación trabaja la Intensidad (Veces que se repite un mensaje) y la Duración (Cuánto tiempo).

3. GANCHO.
Mucha veces el 'Efecto Fama' no sólo depende del Valor y la Visibilidad sino de la capacidad de enganche con la Audiencia. El claim de nuestra propuesta o la originalidad de nuestros mensajes hacen que algo cale o no cale, dando lugar a una viralización o propagación. Te recomiendo encarecidamente que leas El punto clave (the tipping point), el que Malcolm Gladwell explica por qué las cosas se ponen de moda, donde uno de los factores claves es el gancho a la hora de presentar nuestros mensajes y donde explica cómo se puso de moda ese programa de televisión conocido por todos: Barrio Sésamo.

4. SÍMBOLOS.
Los símbolos atractivos, originales, diferentes, llamativos y alineados con coherencia con lo que se ofrece, ayudan a que la gente se fije en ti, te tenga más presente y se acuerden de quién eres y lo que ofreces, y a que hablen más de ti. Son también un elemento identificativo de la diferenciación de tu propuesta. Un símbolo es una representación perceptible de algo. Así, cuando pensamos en París, pensamos en la Torre Eiffel; en Londres, en el Big Ben; en Roma, en el Coliseo; en Rio de Janeiro, en Pan de Azúcar; en Nueva York, en la Estatua de la Libertad.

Lo mismo sucede con las Marcas. Por ejemplo, Adidas es el nombre y apellidos de su fundador: Adolf Dassler. Adi (diminutivo de Adolf) y Das (Iniciales del apellido); los arcos dorados de McDonalds se hicieron porque el establecimiento original estaba en medio de la carretera y los arcos aparecían a un lado del asfalto en grande para que se pudiesen ver desde cualquier lugar mientras se circulaba (ver Los secretos de 30 famosos logos al descubierto y Logos famosos).

5. IMAGEN / DISEÑO
Lo estético vende. La belleza en sus múltiples formas (personas, ropa, decoración, packaging...) siempre es atractiva y gusta a todos. Es la vocación por la orientación al detalle, y como decía Miguel Ángel, 'los detalles menores son los que definen la perfección, y la perfección no es ningún tema menor'. Las cosas entran por los ojos, y saber empaquetar una propuesta, vestir un informe, escribir un mail o diseñar una portada, todo ello ayuda a vender, a que se fijen en ti, a que te recuerden. La estética es la belleza del alma. Charles Earnes decía que 'el Diseño es un plan para juntar elementos de tal forma que consigan un objetivo específico'.

Tu Producto es el Yang (50%) y el Diseño es el Ying (50%). Piensa en Starbucks, una marca conocida a nivel mundial. ¿Por la calidad de su café? Sí y no. Por supuesto que su café es bueno, pero otras muchas marcas tienen un café excepcional. Seguro que es una parte importante de un éxito, pero al hablar de Starbucks uno siempre piensa en una 'experiencia de cliente': ambiente agradable, olores, colores, sillones, sensación de bienestar... ¿o no? Lo mismo sucede con Apple: Apple no sería Apple si no se hubiera diferenciado a través del Diseño.

6. NETWORKING.
Las relaciones personales siempre han sido claves en la Estrategia de Posicionamiento y Venta, pero hoy día cultivar tanto el 1.0 como el 2.0 es vital para estar en el candelero. De ello hablé precisamente en mi conferencia Cómo hacer mejor networking el otro día en el 52º Congreso de AEDIPE de RRHH en Oviedo. No se trata de que te conozcan (todo el mundo conoce mucha gente todos los días) sino de que se acuerden de ti y te tengan presente (en la cabeza), y eso depende mucho de la frecuencia, intensidad y cercanía de las interacciones.

Conviene apuntar que en el entorno actual, un mundo dominado por Internet y Redes Sociales, los Influencers (pero 'los auténticos y de verdad'), cobran protagonismo para generar Buena Fama. De hecho, Eva Collado Durán (@evacolladoduran) en su libro Marca eres tú (Editorial Rasche, 3ª edición) dedica el Capítulo 7 a este tema, y en el Epígrafe 7.1 Marcas e Influencers, escribe:
«Las marcas se dan cuenta y ven en ti un filón. Te conviertes en el nuevo prescriptor del siglo XXI y como a mí me gusta denominarlo en un verdadero 'marketing con piernas'».
Y añade:
«Si tú hablas de sus productos o los luces, ellos venden más. Si recomiendas un lugar de vacaciones, venden más, y así progresivamente. Si recomiendas un evento y dices que acudirás, posiblemente sólo tú llenarás como mínimo el 30% de esas entradas por estar en él y ofrecer (a quienes te admiran) la posibilidad de conocerte en persona y estar contigo. Eres alguien que si recomiendas su marca a través de su marca personal suman en prestigio, visibilidad, tráfico y consumo».
Pero como decíamos líneas atrás, nos referimos a los Influencers 'auténticos y de verdad', porque en un mundo donde esta figura adquiere mayor importancia para las Marcas como garantía de credibilidad, siempre se corre el riesgo de venderse al mejor postor, de prostituirse a las Marcas (y la mayoría lo hacen) porque 'Poderoso caballero Don Dinero'. 

Pero la mentira tiene las patas cortas. Así, se dice de nuevo:
«Muchas ofertas son tentadoras, pero no pierdas el norte ni tus objetivos por ello. Se nota tanto cuando empiezas a promocionar una marca y un producto no afín a ti, que todos tus seguidores se dan cuenta. [El verdadero influencer] no está dispuesto a poner su mundo de relaciones, blog, ni credibilidad, al servicio de terceros si no existen razones poderosas y reales para hacerlo».
En Aprendiendo de los mejores 2 (Alienta, 14ª edición) se profundiza sobre este aspecto. Allí también escribimos:
«Jamás dejes por el camino tus valores, te pasará factura. Tu reputación es tu mayor activo y trabaja siempre para ti favorablemente. No te descuides en este aspecto (y es muy fácil descuidarse). Como señala Ryan Freitas, cofundador de About.me: 'Tu reputación es más importante que tu nómina y tu integridad es más valiosa que tu carrera'».
* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER   [ aquí ]
y recibe contenido exclusivo para tu desarrollo personal

siguenos en facebook  siguenos en Twitter  Sígueme en Likedin  siguenos en Google+  sígueme en Slideshare  Sígueme en Pinterest  siguenos en instagram

* Hoy te dejo esta Entrevista en EGADE Business School, del TEC (Tecnológico de Monterrey),primera Escuela de Negocios Privada de Latinomáerica, hablando de liderazgo durante mi paso por México para impartir unas conferencias.


www.conferenciasfranciscoalcaide.com