«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es ‘aprendiendo de los mejores’ | www.aprendiendodelosmejores.es             «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día» | www.tufuturoeshoy.com

martes, 9 de febrero de 2016

¿Por qué las cosas se ponen de moda?

Entre los diferentes rasgos que distingue a la gente con mentalidad ‘ganadora’ de la gente con mentalidad ‘perdedora’, hay uno que es especialmente importante destacar:

— La gente con mentalidad ‘perdedora’ cree en la suerte. 
— La gente con mentalidad ‘ganadora’ cree en las causas y en los efectos.

Nada, absolutamente nada, ocurre por casualidad. Detrás de todo hay causalidad, una causa que explica las cosas, otra cosa diferente es que nosotros no seamos capaces de explicarlo con nuestra información o paradigmas que tenemos instalados en nuestra cabeza.

Uno de mis libros preferidos —probablemente en mi TOP 10 de libros—, es, sin dudas, La clave del éxito (the tipping point), y al que a menudo cito en charlas, entrevistas o reuniones. Su autor es Malcolm Gladwell, que también ha escrito otras obras muy recomendables como Inteligencia intuitiva (Blink) o Fueras de serie (Outliers).

Y te preguntarás, por qué es uno de mis libros preferidos. Muy sencillo. Porque cuando una persona monta una empresa, lanza un producto, escribe un libro, edita un disco o lo que sea, siempre quiere algo muy concreto, que SE VENDA MUCHO. Todos lo soñamos. ¿Y eso qué significa?

Que algo SE VENDA MUCHO quiere decir que SE HA PUESTO DE MODA. 

Y esto es precisamente lo que analiza y estudia Malcolm Gladwell en su libro La clave del éxito (the tipping point). Malcolm se hizo esta pregunta: ¿Por qué las cosas se ponen de moda? Esto es: ¿Por qué unas zapatillas se ponen de moda? ¿Por qué un restaurante se pone de moda? ¿Por qué un libro se pone de moda? ¿Por qué un programa de televisión se pone de moda? ¿Por qué unas gafas de sol se ponen de moda?...

La mayoría de las personas —con mentalidad ‘perdedora’— piensa que eso ocurre por casualidad y no se puede controlar. Pero lo volvemos a repetir: NADA SUCEDE POR CASUALIDAD.

¿Por qué se llama the tipping point y qué factores explican el punto clave?

La traducción de The tipping point es el punto clave, un punto de inflexión a partir del cual algo se propaga de manera totalmente acelerada, un punto a partir del cual la demanda se dispara, es decir, algo se pone de moda. Malcolm Gladwell analiza aquellas epidemias —productos, servicios, vídeos virales o crímenes— que se han extendido de forma espectacular como un virus.

La pregunta es inmediata: ¿Pero qué hace que las cosas se pongan de moda? Gladwell identifica 3 factores:

1. FACTOR INDIVIDUO (PERSONAS): las cosas se ponen de moda porque hay personas que las ponen de moda con su capacidad de arrastrar al resto. Y al hablar de este tipo de personas hay 3 personajes importantes: mavens, vendedores. y conectores. Los primeros (mavens) son especialistas en información; saben más porque leen y curiosean más, conocen todos los detalles de ciertos productos, servicios y precios, y les gusta contarlo a los demás, que les pregunten y ofrecer su ayuda. Los segundos (vendedores) son persuasores, son especialistas en seducción y en convencer. Tienen credibilidad para terceros. Los terceros (conectores) son especialistas en gente, que se distinguen no sólo por la ‘cantidad’ de personas que conocen sino por la ‘calidad’ de las mismas.

Los tres son importantes. En toda epidemia social, los mavens vienen a ser los bancos de datos, los que facilitan información. Los vendedores son los que persuaden y convencen. Los conectores son el pegamento social, los que extienden la noticia y la propagan como la pólvora porque tienen capacidad de arrastre ya que son gente high influential. Por ello, a menudo, mucho más importante que lo que se ofrece es quien lo transmite. Gladwell lo explica:
«La transmisión de mensajes de todo tipo entre las personas (boca a boca) es algo constante y diario, pero sólo en ciertos casos dicho intercambio se convierte en una epidemia que se extiende. En mi barrio hay un pequeño restaurante que me encanta, y llevo meses hablando de él a todos mis amigos. Sin embargo, sigue medio vacío. Se ve que mi respaldo por sí solo no basta para dar comienzo a una epidemia. Hay restaurantes que, en mi opinión, no son mejores que éste, pero un par de semanas después de su inauguración están a tope».
2. EL FACTOR GANCHO [MENSAJE]: Muchas veces la línea que separa algo de que sea una epidemia o no es muy fina. Es cuestión de detalles y a en ocasiones muy sutiles, prácticamente inapreciables. Esto es lo que ocurrió con el programa Sesamo Street (Barrio Sésamo) en América:
«En toda epidemia, el mensajero es muy importante, pues son los que dan la voz. Pero también cuenta cómo es el mensaje en sí. La cualidad concreta de todo mensaje que pretenda tener éxito es, precisamente, que tenga gancho. Hay que preguntarse si el mensaje (o comida, o película o producto) resulta memorable, y si lo es tanto como para provocar un cambio de conducta o incitar a la acción (...). Sin embargo, si se observa con detenimiento una idea o un mensaje epidémico, la mitad de las veces los elementos que hacen de gancho resultan ser detalles que parecen nimios». 
Gladwell añade:
«Todos queremos pensar que, para causar impacto en los demás, la clave consiste en la calidad de las ideas que usemos. [Sin embargo, en la mayoría de los casos de éxito] nadie modificó sustancialmente el contenido de las ideas existentes. Por el contrario, llegaron al punto clave con pequeños retoques del mismo mensaje (...). Existe una forma muy simple de presentar el mensaje de modo que, en las circunstancias adecuadas, resulta irresistible. Lo único que hay que hacer es dar con ella».
3. FACTOR CONTEXTO (ENTORNO): el entorno —condiciones físicas, ambientales, de personas, etc— tiene un poder determinante en nuestras conductas y comportamientos. Por ejemplo, en un experimento se les dijo a unas personas que miraran la actuación de unos jugadores de baloncesto, de calidad y talento similares. El primer grupo de jugadores estaba tirando a encestar en un gimnasio con buena iluminación y el segundo en uno de baja iluminación. Los del gimnasio con buena iluminación fueron considerados superiores.

Es decir, el entorno —del que tanto hemos hablado aquí— facilita (dificulta) que se produzcan (o no se produzcan) ciertos acontecimientos. Te pondré un caso sobre cómo disminuyeron de forma acelerada el número de crímenes en Nueva York gracias simplemente a la limpieza en el metro de los graffitti. Ello se basa en la ‘teoría de las ventanas rotas’ (poder del contexto), según la cual el desorden genera conductas antisociales:
«Si se rompe una ventana y se deja sin arreglar, la gente que pase por delante deducirá que a nadie le importa y nadie se ocupará de arreglarla. Al poco tiempo aparecerán más ventanas con cristales rotos, y pronto el edificio afectado dará cierta sensación de anarquía a toda la calle, se transmitirá la idea de que todo vale [...] En la ciudades hay problemas relativamente menos graves como los grafitis, el desorden público y la mendicidad agresiva, que equivalen a esos cristales rotos, es decir, que son invitaciones a cometer crímenes más graves. [...] Es una teoría del crimen elaborada en términos de epidemia. Implica que la criminalidad es un hecho contagioso, como puede ser una moda, cuya propagación a toda comunidad puede empezar por una simple ventana rota. No obstante, no se logra llegar al punto al punto clave, en esta epidemia, gracias a una persona. Más bien el causante es algo físico, como un grafiti (contexto o entorno). El impulso que conduce a que la gente participe en determinada conducta no proviene de un tipo especial de persona, sino de una característica del entorno».
¿Y por qué te cuento todo esto?

Porque las epidemias se pueden poner en marcha de manera inconsciente (sin provocarlas) o de manera consciente (intentando provocarlas). Por tanto, si sabes cuáles son las causas de por qué las cosas se ponen de moda —esos tres factores analizados—, puedes intentar proactivamente que esos interruptores se enciendan. Es cuestión de diseñar un plan de acción, ponerse en movimiento y esperar a que se produzca ese click y la epidemia se ponga en marcha. Ya no tienes excusa para esperar que ‘las cosas sucedan’ por causa de la suerte. Te recomiendo leer La clave del éxito (the tipping point).

* * * * * * * * *

Si todavía no te has suscrito a la Newsletter de ‘Aprendiendo de los mejores’ puedes hacerlo en el siguiente link para recibir contenido exclusivo para tu desarrollo personal sólo para suscriptores. Puedes leer todos los números aquí.

* También te sugiero que le des "Me gusta" en mi Página de Facebook donde comparto contenidos que no comparto en ningún otro sitio. Puedes hacerlo en el siguiente link.

* También te dejo una Entrevista en la Academia de Marketing On Line podcast con Óscar Feito (@OscarFeito)


martes, 2 de febrero de 2016

El rasgo principal que diferencia a la gente de éxito

Todos queremos tener éxito. Todos queremos que nos vayan mejor las cosas y a todos —de una u otra manera— nos gustaría ser ‘referentes’ en algo.

Los ‘referentes’ son aquellas personas que se llevan los halagos porque son muy buenos y tienen pluses que otros no tienen, bien porque son grandes conferenciantes, o grandes negociadores, o grandes escritores, o grandes networkers, o grandes seductores, o grandes estrategas, o grandes vendedores... 

Pues te diré el factor más importante para así serlo, el rasgo principal que distingue a la gente de éxito:

La gente de éxito es EXPERTA en algo

Y de aquí se extrae otra importante conclusión:

Para ser experto en algo hay que tener FOCO

Es así de simple y así de sencillo. Quizás, por eso, cuatro autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición) coinciden en este planteamiento:

1. STEPHEN COVEY: «Tienes que decir cuál es tu máxima prioridad en la vida y tener el coraje de decir ‘no’ al resto de las cosas».

2. ROBERT KIYOSAKI: «La diferencia entre un experto y un amateur es el FOCO. Si quieres tener éxito, tienes que aprender a enfocarte».

3. STEVE JOBS: «Cuando decides construir algo tan grande como Apple tienes que renunciar a vivir otras vidas que te gustaría».

4. WILL SMITH: «Para tener un nivel de éxito excelente en algo, no puedes dispersarte y hacer múltiples cosas. Se requiere un foco obsesivo para conseguir aquello que quieres. Tienes que poner toda tu vibración, todo tu corazón y toda tu creatividad ahí».

Para tener éxito hay que tener FOCO. La palabra FOCO implica CONCENTRACIÓN; y la palabra concentrar según dice la RAE es «ser recogido en un centro», por tanto, cuando uno está concentrado está dirigiendo todo el flujo de energía a ese punto (centro), con lo que ello implica positivamente en nuestro rendimiento. La energía va donde pones tu atención, y si tu atención se dispersa, la energía también, con lo que ello implica negativamente.

En el libro El poder de mantenerse enfocado, de Jack Canfield, Mark Victor Hansen y Les Hewitt, se dice:
«¿Conoces la razón número uno que detiene a las personas para obtener lo que realmente quieren? Es la falta de enfoque. La gente que se enfoca en lo que quiere, prospera. Nuestras investigaciones indican que tres de los desafíos más grandes a los que se enfrentan hoy día las personas son: presiones de tiempo, presiones financieras y la lucha por mantener un sano equilibrio entre el trabajo y el hogar. El poder de la concentración (de estar enfocado) le ayudará de muchas maneras. El éxito no consiste en hacer magia o en seguir recetas, sólo hay que aprender a concentrarse».
¿En qué te gustaría ser experto? Decídelo, y una vez decidido, concentra ahí tus energías y aparca la atención de otras cosas. El éxito es estudio y práctica. Estudia todo lo que puedas sobre lo tuyo; y después, practica todo lo que puedas sobre lo tuyo. Y entretanto, en el camino:

1. Observa a otros referentes con HUMILDAD para aprender. 
No caigas en la envidia. Debes tener admiración. La envidia lleva a la crítica a los demás; la admiración al aprendizaje.

2. Obsérvate a ti con ESPÍRITU CRÍTICO para mejorar. 
No caigas en el orgullo pensando que ya lo sabes todo. Uno no pasa de amateur a experto en dos días. Son años de estudio y práctica, de ajuste, de perfeccionamiento que nunca concluye. Siempre hay cosas que pulir y mejorar.

¿Por qué es interesante ser experto en algo? Muy sencillo: a las personas brillantes, les ofrecen oportunidades brillantes; a la gente normal, oportunidades normales; a la gente mala, ninguna oportunidad.

Ángel Alegre (@dandolalata) del blog Vivir al máximo y al que conocí durante mi última visita a Barcelona para participar en el evento Social Media Care, escribía hace algún tiempo el post El secreto que nadie te cuenta para ser más productivo, donde decía:
«¿Alguna vez has invertido una gran cantidad de recursos en construir algo que nunca te ha llegado a dar beneficios? Si te ves en este tipo de situaciones una y otra vez, lo que realmente necesitas es dedicar más tiempo a consolidar tus ganancias. Para crear un activo o mejorar cualquier área de tu vida necesitas hacer dos cosas: primero, la fase de expansión: invertir recursos (tiempo, dinero, energía) en empezar, aprender, construir, crecer, añadir o aumentar algo; y segundo, la fase de consolidación: atar cabos, cerrar proyectos, terminar y cosechar las ganancias que has conseguido hasta ese momento. Si quieres progresar de verdad, no sólo tienes que pensar en crear y expandirte. También necesitas dedicar tiempo de forma regular a consolidar tus ganancias. Ser un gran consolidador (sí, me he inventado la palabra) es lo que marca la diferencia entre el éxito permanente y la gloria pasajera».
La pregunta es inmediata: ¿Y por qué nos cuesta tanto consolidar? La respuesta te la da el propio Ángel:
«Expandirse es mucho más cool que consolidar. Qué es más atractivo, ¿empezar una nueva startup innovadora o incrementar un 20% los ingresos de la aplicación web que creaste hace 6 meses? ¿Aprender nuevos pasos de baile o practicar una y otra vez los que ya conoces? ¿Utilizar técnicas de growth hacking para incrementar el tráfico a tu blog, o hacer tests A/B para optimizar las conversiones a tu lista de correo?».
Debes hacerte esta pregunta: ¿Eres de los que empiezas cosas o de los que terminas cosas? Lo primero está bien, porque implica que has pasado a la acción, pero lo que te garantiza el éxito es lo segundo.

Recuerda lo que hemos dicho muchas veces aquí: la dispersión siempre es aliada de la mediocridad, el ir picando de flor en flor sin consolidar nada. El éxito implica ser experto en algo, en acumular conocimiento y experiencia en un campo determinado, y eso sólo es posible concentrándose en algo de manera intensa. De hecho, cuando estás enfocado lo difícil es no tener éxito. En Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) el capítulo 7 está dedicado en exclusiva al FOCO. Y allí se recogen las siguientes palabras: «Coge una actividad cualquiera, cualquier arte, cualquier disciplina o cualquier habilidad. Cógela y llévala al límite, llévala más allá de lo que haya ido nunca, exprímela al máximo, entonces la introducirás en el reino de la magia».

* * * * * * * * *

Si todavía no te has suscrito a la Newsletter de ‘Aprendiendo de los mejores’ puedes hacerlo en el siguiente link para recibir contenido exclusivo para tu desarrollo personal sólo para suscriptores. Puedes leer todos los números publicados aquí.

* Te sugiero igualmente que le des "Me gusta" en mi Página de Facebook donde comparto contenidos que no comparto en ningún otro sitio. Puedes hacerlo en el siguiente link.

* Hoy te dejo  el reportaje 10 superconsejos de expertos en comunicación en la web Estrellas del Marketing en el que me invitaron a participar.

* También te dejo el reportaje y el vídeo-resumen de la presentación del libro Pon un coach en tu vida (Alienta, 2015) en la que participé la semana pasada en IMF Business School y del que también escribo el epílogo.


miércoles, 27 de enero de 2016

La importancia del ‘sentido de urgencia’

Hace algún tiempo compartí mesa en un evento en Valencia junto al amigo Óscar Yebra (@OYebraF), ex jugador de la selección española de baloncesto y hoy día por China como entrenador. En aquella ocasión, Óscar comentó algo que para él era fundamental para el éxito: el sentido de urgencia

El deportista puso un ejemplo de cómo hacía poco había ido a Madrid junto a su hijo y pareja para visitar al museo arqueológico, pero se levantaron pronto por la mañana, aún sabiendo que tendrían que esperar una hora de cola, porque hacerlo 15 minutos más tarde ya supondría mucho más tiempo de espera.

Si uno no tiene sentido de urgencia, es fácil acomodarse, dejar las cosas más tarde, esperar, ser fruto de la indecisión, ser presa de la pereza y del amodorramiento que pasan factura. El sentido urgencia es lo que lleva a la acción, y la acción es lo que produce resultados. Sin acción no ocurre nada ‘mágico’ en la vida.

Los ‘referentes’ son siempre conscientes del sentido de urgencia, porque saben que el acomodamiento aniquila el potencial del ser humano. Jim Rohn, uno de los personas incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 9ª edición), pieza clave del desarrollo personal, decía algo contundente:

«Sin un sentido de urgencia el deseo pierde su valor».

Todos hemos podido comprobar en algún momento de nuestras vidas como esa frase es cien por cien cierta. Deseábamos algo con mucha intensidad, pero no nos pusimos en marcha para hacerlo realidad en su momento y ese deseo fue perdiendo fuerza hasta quedar en el olvido, ¿te suena? Seguro que sí, porque ‘algún’ día suele ser ‘ningún’ día.  

Aitor Zárate (@elfactorK), autor entre otros libros de Cambio de vida... y hazte rico, comenta también algo parecido: 
«El otro día escuché contar a un superviviente de un accidente de avión qué pensamientos pasaron por su mente cuando estaba a punto de estrellarse. Eran tres, y el primero de ellos urgencia y propósito de vida. A partir de ahora, crearemos urgencia en nuestra vida [...] La espera, la preocupación, la indecisión sólo te absorben energía, mientras que la intención se transforma en acción y la energía desprende su potencial llenando todo lo que está a tu alrededor. Esto la gente lo percibe».
Por eso, muchas veces la mejor alternativa es no tener alternativas, porque entonces ya sólo queda tirar para delante, sin más. Por eso, es bueno tener dealines y fechas límites porque introducen sentido de urgencia en nuestras vidas, ya que de otro modo es fácil dejar las cosas ‘para más adelante’. 

Ya sabes que muchas veces el tiempo se pierde porque hay demasiado; o como dice La ley de Murphy:

Tiempo x Esfuerzo = Constante

Es decir:

— Cuando el tiempo tiende a infinito, el esfuerzo tiende a cero;
— Cuando el tiempo tiende a cero, el esfuerzo tiene a infinito.

Y como concluía Muprhy:

— ¡Qué sería sin el último minuto!

Último minuto para entregar un examen, o último minuto para entregar un informe, o último minuto del partido... Ya sabes que el día más productivo de la semana es el viernes, porque mucha gente tiene jornada intensiva en su trabajo y no muele el culo de su sitio ni pierde el tiempo para poder irse a su casa a la hora y no volver hasta el lunes. Es decir, los viernes el sentido urgencia es grande para hacer las cosas y acabar.

La mejor manera de tener un sentido de urgencia es tener un propósito de vida —un porqué motivador— que es el que nos lleva a ponernos en marcha. En Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición) citamos a James Champy que concluyó que «las habilidades de líderes como Ted Turner, Michael Dell o Jack Welch son menos importantes que el hecho de que todos ellos poseen una vocación clara que los motiva en todo lo que hacen».

La gente no hace lo que tiene que hacer porque no tiene un porqué suficientemente fuerte. Busca tus porqués y mira dentro, porque a menudo definimos esos porqués en función de lo que tiene más glamour y aceptación social, y no desde lo que realmente queremos, con lo cual es fácil ser presa de la pereza, de la indecisión y de otros sucedáneos.

* * * * * * * * *

Si todavía no te has suscrito a la Newsletter de ‘Aprendiendo de los mejores’ puedes hacerlo en el siguiente link para recibir contenido exclusivo para tu desarrollo personal sólo para suscriptores. Puedes leer los 7 primeros números aquí.

* También te sugiero que le des "Me gusta" en mi Página de Facebook donde comparto contenidos que no comparto en ningún otro sitio. Puedes hacerlo en el siguiente link.

* Hoy te dejo 7 blogs de desarrollo personal para crecer [@ernesto_copy] y también 10 blogs que inspiran [@mashamikhailova], en ambos casos ha sido incluido este blog ;) gracias!

* Por último te dejo una Entrevista en Emprendedores Digitales podcast de José Miguel García (@josemiguelMKD).