«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 5 de junio de 2007

Emprender, toda una aventura

La experiencia de montar tu propia empresa es algo parecido a subir una montaña. Vas viendo siempre la cima allí arriba, mientras te lanzas a subir. Luego, a medida que trepas, descubres las condiciones particulares de cada cota. Te das cuenta de que hay obstáculos, muchos de los cuales ni siquiera esperabas tener que sortear. Tienes que pasarlos y te inventas puentes, haces andamios y trenzas cables de paso. Aquí tropiezas; más adelante, te caes; luego te levantas y sigues avanzando una y otra vez. Empiezas a estar en lo alto, te sientes sólo y si miras hacia abajo crees que el sitio es poco seguro. Pasas por momentos muy duros y tienes ganas de volver al refugio al pie de la montaña con los demás. Al final, a pesar de los tropiezos has conseguido crear tu propia empresa. Y el dinero que te llega es un subproducto, algo que te indica que lo estás haciendo bien que tienes patrocinadores. A veces recuerdas que en el camino viste a lo lejos algún comerciante que únicamente quiso vender su propiedad en algún rellano de la cuesta. El kit básico de supervivencia incluye obligatoriamente una buena dosis de inteligencia coloreada de creatividad y bien abrigada de perseverancia.

Leopoldo Fernández Pujals, Fundador de Telepizza

Mailorama

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando te decides a subir una montaña (proyecto empresarial) lo primero que haces es contactar con las personas que quieres que te acompañen y decidir, entre todos, el momento idóneo.

Luego se intenta consensuar el tipo de ascenso o nivel de dificultad (riesgo) que se va a asumir.

Y finalmente, el kit básico para la aventura. La inexperiencia en la escalada puede hacer, por prudencia, sobrecargarte de utensilios que finalmente no necesitas. Éstos se convierten en un lastre, más que en una ayuda, para el ascenso.

Que debe prevalecer un kit reducido que facilite el ascenso y te de margen de maniobra y flexibilidad o, por el contrario, un kit de lo más completo para poder atender cualquier adversidad.

Personalmente, lo importante es arriesgarse con el kit básico de supervivencia (botiquín) y luego ya se verá…

DRB

Publicar un comentario en la entrada