«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

viernes, 26 de octubre de 2007

Eduardo Duhalde

Ayer jueves, los profesores de la Escuela de Negocios de la Universidad Antonio de Nebrija (http://www.nebrija.com/) tuvimos la Jornada Inaugural del Calendario de Actividades Académicas 2007/08. Al acto fue invitado el que fuese Presidente de la República de Argentina durante los años 2002 y 2003 –época del “corralito”–, Eduardo Duhalde, que impartió la conferencia: “La Comunidad Sudamericana”.

De todo lo que allí expuso Duhalde, y de lo que se debatió posteriormente en el coloquio de preguntas, destaco sólo tres ideas:

La importancia de la confianza. “La puerta mejor cerrada –dice un proverbio chino– es aquella que puede dejarse abierta”. Si existen suspicacias y la gente tiene sospechas, estará a la defensiva y nunca dará lo mejor de sí misma. Por el contrario, cuando existe transparencia y claridad, todo fluye de manera natural y la confianza actúa como factor de apalancamiento. En este contexto, el talento se expande y alcanza cotas insospechadas. Como explica Rosabeth Moss Kanter, Profesora de la Harvard Business School, en su libro “Confianza” (Granica, 2006): “La acción de confiar es el factor clave que les permite a las personas vulgares y corrientes alcanzar altos niveles de rendimiento a través de rutinas que promueven su talento. Las rachas de fracasos se producen cuando las personas pierden la confianza en sus líderes, mientras que las rachas de éxitos se deben en su mayoría al trabajo de personas que confían en sus propias habilidades, en las habilidades de sus jefes y en el sistema para el que trabajan. La confianza es el puente que conecta las expectativas y el rendimiento, la inversión y los resultados”.

La importancia de sumar fuerzas. España es de los países del mundo que ha experimentado –en todos los órdenes: social, económico, político...– mayor cambio en los últimos 30 años. La adhesión de España a la Comunidad Europea (1986) –que sirve de ejemplo a la integración sudamericana– dio alas a nuestro país que se hizo adulto a pasos agigantados. En el concepto de equipo, la palabra “generosidad” es determinante: muchas veces para que unos avancen, hay que detraer recursos de otros pensando en el bien común. Hay personas que prefieren un éxito pequeño pero propio a un éxito grande pero compartido. Eso es un gran error propio de débiles e inseguros que con el único objetivo de no ver amenazada su diminuta posición prefieren renunciar a crecer.

La importancia del concepto de justicia social. Como expone el filósofo norteamericano John Rawls (1921–2002) en su libro A theory of justice (1971), existe una “lotería natural” por la que nacemos en un sitio u otro y eso condiciona nuestra existencia. Nuestra posición de partida en el mundo no es la misma para todos. Como bien reza el dicho, unos nacen con estrella y otros estrellados. Por este motivo, es de justicia –que no de bondad– contribuir a equilibrar un poco la balanza. Con palabras de la Madre Teresa de Calcuta: “la caridad hacia el que la merece no es caridad, sino justicia”. El Libro de Tobías también ofrece interesantes reflexiones: “Si tienes mucho, da mucho; si tienes poco, da poco; pero da siempre”.

Breve CV:

Eduardo Duhalde (Argentina, 1941): Ha ocupado todos los cargos públicos electivos de su país: concejal (1973) y alcalde de su ciudad natal, Lomas de Zamora (1974/76; 1983/87); diputado nacional (1987/89), vicepresidente de la Nación (1989/91); gobernador de la provincia de Buenos Aires (1991/95; 1995/99) y presidente de la República Argentina (2002/03). Su última responsabilidad pública fue la presidencia de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur (2003/05). Docente de las facultades de Derecho y de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, ha recibido diferentes condecoraciones nacionales e internacionales por sus aportes al desarrollo del Estado. Ha publicado “La revolución productiva” (1987), “Los políticos y las drogas” (1988), “Hacia un mundo sin drogas” (1994), “Política, familia, sociedad y drogas” (1997), “Otro Estado es posible” (1999) y “Comunidad Sudamericana: logros y desafíos de la integración” (2006).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada