«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 18 de diciembre de 2007

El Orfanato

El pasado lunes 17 de diciembre, invitado por Juan Carlos Cubeiro (Eurotalent) (http://www.eurotalent.es/), asistí al pase de la película El Orfanato, en un acto organizado por la APD (Asociación para el Progreso y la Dirección) (http://www.apd.es/) en el Palacio de la Música de Madrid, mismo lugar donde fue la première de la cinta hace un par de meses.

Con un presupuesto de 3,8 millones de euros y 1,5 millones más de publicidad, la dirección del largometraje corre a cargo de Juan Antonio “Jota” Bayona (32 años) con guión de Sergio G. Sánchez (34 años). En las interpretaciones tenemos a Belén Rueda (en el papel de Laura) además de un excelente reparto con Fernando Cayo (Carlos como marido de Laura), Montserrat Carulla (Benigna), Roger Príncep (Simón) y Mabel Rivera (Pilar).

Los datos hablan por sí solos: desde el estreno (el 11 de octubre) han pasado por las salas más de 4 millones de espectadores (la segunda más vista en la historia después de Los otros de Amenábar), se han recaudado por encima de los 20 millones de euros y su proyección se ha vendido a 40 países.

Representante a los Oscar de la Academia de Hollywood y con 14 nominaciones a los Premios Goya, El Orfanato se ha convertido en una de las estrellas cinematográficas tanto dentro como fuera de nuestro país.

En una sala abarrotada, tras la proyección de la película Juan Carlos Cubeiro esbozó algunas lecciones (al estilo “la empresa como orfanato”) que se pueden extraer del metraje aplicables al mundo de las organizaciones. Sólo apunto algunas:

La necesidad de compaginar lo “racional” con lo “emocional”. Es importante usar la “cabeza” pero también el “corazón”; la “lógica” pero también los “sentimientos”. Cuando hacemos una exaltación incondicional de la razón caemos en el “racionalismo”: intentar explicarlo todo sin entender que muchas veces –casi siempre– las personas se movilizan –sin pedir en muchos casos nada– cuando se les toca la fibra más humana. Evidentemente, tampoco se puede cometer el error contrario: hacer una defensa a ultranza de los sentimientos porque caeríamos en el “sentimentalismo”. Como dice Juan Mateo, Presidente de Training Lab: "La exigencia sin afecto es tan inútil como el afecto sin exigencia". Un equilibrio entre ambas coordenadas es lo más acertado.

La necesidad de compaginar disciplina con espontaneidad; el rigor con lo lúdico. Si la vida (la empresa) pierde su carácter infantil caemos en organizaciones demasiado serias y previsibles. La creatividad –y su consecuencia, la innovación– emerge en espacios de libertad. Las personas más creativas del mundo son los niños. Su curiosidad –ingrediente básico de la creatividad– es infinita, y ello les lleva aprender mientras se divierten.

Hay que creer para ver y no ver para creer. Es una de las frases más destacables del guión de la cinta. Todos los grandes triunfadores son grandes soñadores. Dejan que sus pensamientos se recreen de manera anticipada con aquello que anhelan conseguir. Esa imagen ex ante del horizonte soñado es la que permite no desfallecer y mantener el esfuerzo y la entrega en los momentos más difíciles hasta llegar a donde uno previamente ha imaginado. I have a dream (Tengo un sueño), decía Martin Luther King en su famoso discurso del 28 de agosto de 1963. “Faltan soñadores, no intérpretes de sueños”, sentencia J. I. García.

El liderazgo es lo que hace que algunas organizaciones se conviertan en un referente en su sector de actividad y en la sociedad en general. Lo contrario, los jefes tóxicos –como dice Cubeiro– producen “muertos vivientes”, gente presente de “cuerpo” pero no de “alma”. Juan Carlos dio algunos datos al respecto: el 38% de los profesionales en nuestro país, un total de 7’6 millones de españoles, sufre de trastornos psíquicos (ansiedad, estrés, depresión, burn–out); sólo el 16% de los directivos en España son verdaderos líderes para sus colaboradores; en Gran Bretaña, uno de cada tres visitantes de parques temáticos en días laborables está de baja; los médicos consideran que hay 9 millones (la población de toda Suecia) de peticiones de solicitudes “sospechosas” de certificados de bajas. La página web “I should be working” (Debería estar trabajando) (http://www.ishouldbeworking.com/), con consejos para parecer que estás haciendo algo en la oficina. Recibe 10.000 visitantes al día. Si Vd. entra ella –hágalo– verá que hay un contador que le indica lo que queda para el fin de semana.

Felicidades al director (“Jota” Bayona), al guionista (Sergio G. Sánchez), a la productora (Rodar, Rodar), a sus actores (Belén Rueda y resto de la tropa) y a todo el equipo –los éxitos son siempre colectivos– de El Orfanato. Un ejemplo claro de cómo “la constancia –con palabras de Honoré Balzac– es el fondo de la virtud”. Diez años tuvieron que pasar hasta que el guionista, después de ir de puerta en puerta, consiguió que una productora apostase por este proyecto.

Para seguir a Juan Carlos Cubeiro: http://www.jccubeirojc.blogspot.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada