«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 9 de diciembre de 2007

La vida es bella

Título original: La vida es bella
Director: Roberto Benigni
Intérpretes: Roberto Benigni, Nicoletta Braschi, Giorgio Cantarini
Año: 1998
Oscar: Mejor Película Extranjera, Mejor Banda Sonora (Nicola Piovani), Mejor Actor (Roberto Benigni)
Minutos: 115 aprox.

He visto en estos últimos días de puente otra vez más esta magistral película que no deja indiferente a nadie y que supone un soplo de aire fresco en muchos aspectos.

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, un joven llamado Guido (Roberto Benigni) llega a Arezzo, un pequeño pueblo de la Toscana italiana, con la intención de abrir una librería. Su sangre judía, sin embargo, le dificulta las cosas. Con la ayuda de su tío Zio (Giustino Durano), consigue un empleo junto a su amigo Ferruccio (Sergio Bustric), como camarero en el Gran Hotel.

Guido conoce entonces a Dora (Nicoletta Braschi), una profesora de la escuela Francesco Petrarca –prometida de un funcionario del Ayuntamiento–, de la que se enamora y con la que, tras una dura conquista, consigue casarse y tener un hijo, Giosuè (Giorgio Cantarini). Con la llegada de la guerra, los tres son internados en un campo de concentración nazi donde Guido tendrá que valerse de su ingenio para poder salvar la vida de su primogénito.

Roberto Benigni se convirtió en la auténtica revelación cinematográfica de 1998 con esta película que escribió, dirigió y protagonizó y en la que le acompañó como compañera de reparto, su esposa Nicoletta Braschi, en el papel de Dora.

Como actor, Roberto Begnini había participado con anterioridad, entre otras, en La voz de la luna (1989), de Federico Fellini; Bajo el peso de la ley (1986) y Noche en la tierra (1991), ambas de Jim Jarmush; o El hijo de la pantera rosa (1993) de Blake Edwards. Como director realizó su primer trabajo con Tu mi turbi (1983), al que siguieron otras películas como Soy un pequeño diablo (1988), Johnny Palillo (1991) o El monstruo (1994).

Detrás de esta película se encuentran también el fotógrafo Toni Delli Colli y el diseñador Danilo Donati, dos veteranos en el séptimo arte reconocidos por sus aportaciones al cine de Federico Fellini, Pier Paolo Pasolini o Sergio de Leone.

Siete fueron las candidaturas a los Premios de la Academia americana –entre ellas la de Mejor Película y Mejor Película Extranjera– y tres las categorías que finalmente se llevó. Además, obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Cannes o el de Mejor Película y Mejor Director de los Premios del Cine Europeo.

El tema del holocausto ha sido abordado desde diferentes puntos de vista a lo largo de la historia del cine –El gran dictador (1940) de Charles Chaplin, Casablanca (1942) de Michael Curtiz, y en épocas más recientes La Lista de Schindler (1993) de Steven Spielberg, o El Tren de la Vida (1998) de Tim Blake Nelson–, aunque en esta ocasión destaca por la originalidad con la que Benigni aborda el tema.

Muchas e interesantes son las lecciones que se pueden extraer de este metraje:

1. Muchas veces el salir adelante no es tanto una cuestión de “aptitudes” como de “actitudes”. El tono vital con el que se afrontan las dificultades es lo que a menudo marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. “La esencia de la grandeza humana –señalaba Wayne W. Dyer– radica en la capacidad de optar por la propia realización personal en circunstancias que otros optan por la locura”.

2. En un proceso de comunicación no todo el mundo tiene que conocerlo todo. Se trata de transmitir lo que hay que comunicar, a quien sea necesario, en el momento oportuno y del modo más conveniente. No hay que trasladar los problemas a quienes nada pueden hacer por resolverlos. Guido de forma magistral maquilla a su hijo Giosué la crudeza del horror nazi, haciéndole ver que todo es un juego en el que simplemente hay que ir sumando puntos. Quien más resista, más puntos acumula (minutos 45–70).

3. En general, pocas personas están interesadas en los problemas de los demás. El doctor Lessing (Horst Buchholz) –el médico de los nazis– hizo en su día buenas migas con Guido cuando éste trabajaba en el Gran Hotel; sin embargo, cuando Guido solicita sus favores en el campo de concentración, su única preocupación es resolver una adivinanza que le obsesiona. ¡Cuántas veces quienes más esperamos que acudan a nuestro auxilio son los que al final menos predispuestos están a echarnos una mano! (minutos 66–90)

4. No todo se soluciona con dinero. Si bien en el corto plazo, los elementos crematísticos tienen un peso notable, en el medio y el largo plazo, sin que los primeros dejen de tener relevancia, resultan esenciales otros como un buen ambiente de trabajo, la disponibilidad de los directivos, las posibilidades de carrera profesional, el respeto, la consideración de las propuestas de los colaboradores, etc. Son expresivas las palabras de Dora, cuando dirigiéndose al que cree ser Rodolfo, le dice:

– ¿No has comprendido que para hacerme feliz hace falta muy poco? Un buen helado de chocolate, quizás dos, un paseito...

5. Marchar por delante con el ejemplo es una responsabilidad irrenunciable del líder. Estar en los puestos de cabeza es, para lo bueno y, sobre todo, para lo malo. Si la locomotora no tira, los vagones por mucho empeño que pongan, andarán flacos de fuerzas. El líder deber ser fuerte para no mostrarse débil en los momentos más amargos. Es ahí cuando más necesario se hace el insuflar fuerzas.

6. La creatividad permite abrir puertas donde aparentemente sólo hay candados. Es una cualidad esencial en entornos de incertidumbre como el actual. Siempre hay una salida para casi todo. Entre los minutos 15 y 33 Guido es capaz de encontrar múltiples alternativas a los diferentes inconvenientes que van surgiendo.

7. “No hay ninguna cosa seria que no pueda decirse con una sonrisa” (Alejandro Casona). Guido es un experto en estas artes. El sentido del humor es una de las notas que, con más frecuencia, se echan de menos en las organizaciones. Una cuña de humor en el momento oportuno permite reciclar el ambiente, desconectar temporalmente de lo que uno se trae entre manos y cargar las pilas para volver a la brega con más ahínco.

8. El serving leadership –con terminología de Tom Peters– es un tema que no deberían olvidar quienes ocupen puestos de mando. Los directivos deben ser los primeros en dar ejemplo –¡en todo!– si quieren que luego los colaboradores acompañen. Lo contrario produce una gran decepción:

– Servir es el arte supremo. Dios es el primer servidor, le dice Zio a Guido.

9. La familia es un punto de apoyo primordial en el devenir de la persona. Acordarse de la familia en los momentos menos gratos es una de las sugerencias para no dejarse derrocar por los acontecimientos. Son memorables las escenas en las que Guido es capaz de burlar la seguridad de los soldados alemanes y dirigirse a su mujer por medio de los altavoces del campo de concentración al grito de ¡Buenos días Princesa! (minutos 74–76).

2 comentarios:

Pedja dijo...

No es fácil mantener esa actitud todos los días, a todas horas, todas las semanas ¡y eso que nosotros no vivimos en un campo de concentración nazi!. Hay días y días. Sin embargo, el hecho de que no sea fácil no significa nada. Simplemente quiere decir que hay que esforzarse por mantener ese tono vital alto. Y las cosas que se consiguen con esfuerzo se disfrutan más. En cuanto a "La vida es bella" es de ese tipo de obras de arte a las que conviene acudir cada cierto tiempo, sobre todo en aquellos días en los que cueste ver las cosas positivamente o con sentido del humor. Otras obras a las que conviene acudir cada cierto tiempo podrían ser "El hijo de la novia", "Martes con mi viejo profesor", "La mejor juventud", etc. etc.

Xiaozhengm 520 dijo...

michael kors outlet clearance
hollister clothing store
louis vuitton outlet
gucci bags
michael kors outlet
nike air max
coach outlet
louis vuitton outlet
coach outlet
adidas nmd
louis vuitton
coach outlet
beats headphones
louis vuitton
nike free run
toms shoes
celine handbags
fitflops
coach outlet
burberry outlet online
cheap oakley sunglasses
toms outlet
toms outlet
polo ralph shirts
longchamp handbags
giuseppe zanotti sandals
michael kors outlet clearance
tory burch outlet
michael kors handbags
vans shoes
north face outlet
coach factory outlet
adidas originals
louis vuitton handbags
kobe 11
michael kors outlet online sale
michael kors outlet
coach factory outlet
fitflops
michael kors outlet clearance
2016.6.29haungqin

Publicar un comentario en la entrada