«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

jueves, 20 de diciembre de 2007

A miracle for Christmas

Hace unos días el periódico británico «The Independent» traía a su portada el siguiente titular: «A miracle for Christmas». En la misma portada decía: «In a troubled world, Sammy Gitau is an extraordinary symbol of hope. Born in a Kenyan slum, he lived by foraging in rubbish tips, where, one day, he chanced upon a prospectus for Manchester University–and had a dream. Inmigration officials tried to stop him coming to Britain. But today, this remarkable young man will receive his Masters degree».

Ya en páginas interiores, el artículo, firmado por Emily Dugan, llevaba por título: «From the Kenyan slums to a graduation ceremony». Todo un ejemplo de superación y desafío al destino. El artículo merece la pena –dejo al lector que lo lea entero en el link de abajo– y sólo me detengo en dos ideas:

Primera: «When you´re dying you make a deal with God. You say: Just get me out of here and I will do anything». Es curioso pero este gesto se repite con frecuencia. En los momentos en los que parece que la vida se nos escapa necesitamos agarrarnos a algo y pedir una oportunidad más. Hasta los más escépticos necesitan aferrarse a la esperanza que, como decía Alejandro Dumas, “es el mejor médico que conozco”. Sammy, tras morir su padre asesinado, comienza a traficar con droga y a robar para sacar a su madre y diez hermanos adelante. En 1997 cayó en coma a consecuencia de una sobredosis de cocaína. A partir de aquel momento, su vida pegó un giro de 180 grados. Me lo dijo Álex Rovira hace algún tiempo charlando con él: «Los cambios casi siempre vienen por crisis». Y citaba a Edison: «La escasez y el hambre son los motores de cambio de la humanidad». Es una de las paradojas de la existencia: hay que tocar fondo para que se produzca un punto de inflexión y todo empiece a marchar mejor. Cuando nos vemos obligados por las circunstancias y todo tiembla alrededor, es cuando tomamos las riendas de nuestra vida.

Segunda: «I learnt not to share my dreams with people». No todo el mundo ve lo mismo. Hay personas que sólo ven lo que tienen delante de los ojos y hay personas que saben ver más allá. El visionario siempre es un incomprendido. Expresiones del tipo: «Estás loco»; «eso es imposible»... son habituales entre en aquellos que son expertos en amargar los sueños de los demás. Los proyectos y las decisiones hay que contrastarlas pero son pocas las personas a las que uno puede acudir para hacerlo. Saber escuchar y no juzgar –aspectos fundamentales de todo buen coach– no son cualidades que abunden en la mayor parte de las ocasiones. La soledad es un rasgo común entre aquellos que captan detalles que a los demás se les escapan.

Felicitamos a Sammy Gitau por su hazaña de conseguir el MSc in International Development Project Management (IDPM) por la Universidad de Manchester.

Para leer el artículo en la edición digital: http://news.independent.co.uk/uk/this_britain/article3247540.ece

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada