«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 20 de enero de 2008

Ponga un blog en su vida

Un buen amigo –Pedro Medina Asensio– ha estrenado recientemente su blog personal: http://www.allaenelfarodelfindelmundo.blogspot.com/. No pretende nada especial, simplemente, con sus palabras, ser un «muestrario de cosas inútiles pero prácticas»; y para mí lo más relevante: propias.

Tener un blog significa algo importante: la posibilidad de ser uno mismo. Vivimos en un mundo donde hay demasiada gente igual haciendo las mismas cosas. Vidas estándares en las que, como dice Álvarez de Mon, «sobran fotocopias y faltan originales». Se echa en falta, en una palabra, autenticidad. Atrevernos a ser quienes realmente somos. El danés Sören Kierkegaard (1813–1855) afirmaba: «La decepción más común es no escoger o no poder ser uno mismo, pero la forma más profunda de decepción es escoger ser otro antes que uno mismo».

Felicidades Pedro. Y animar al mismo tiempo a que cada cual crea su bitácora personal y se exprese sin cortapisas. En 5 minutos que se tarda en crear un blog estamos disponibles para el resto de los ciudadanos del mundo.

Las posibilidades de utilización de esta herramienta son infinitas. Un ejemplo. La prensa económica publicaba hace unos días que la empresa escandinava de telefonía móvil, Yoigo, estudiará el proyecto de un blogger.

Así decía el periódico: «El operador de telefonía móvil ha accedido a las peticiones de un internauta que creó exclusivamente su blog para ser escuchado, para advertir a la compañía de las bondades de su proyecto de CRM. De hecho, el título del blog es claro, preciso y conciso: “Un proyecto para Yoigo (1ppy)”.

El internauta no ha desvelado el proyecto en el blog, por razones evidentes, pero a lo largo de su pequeña historia de bitácora ha explicado quién es –se hace llamar 1ppy– y qué es lo que pretende.

Tras varios post publicados, el director general de Yoigo, Arne Hauge, ha respondido por medio de una carta a este internauta: “Hola 1ppy. Queremos escuchar tu propuesta. Suena bien y tu forma de comunicarte con nosotros ha sido diferente, honesta, divertida... una verdad verdadera en toda regla. Además, claro, estamos abiertos a las buenas excelentes ideas, de hecho, Yoigo lo es. Dinos un par o tres de fechas con hora a la que podrías venir y te confirmamos la que nos venga mejor. Recuerda que si eres de Yoigo también puedes contárnoslo por teléfono, son 0 céntimos/minutos con sólo 12 céntimos de establecimiento de llamada”».

La palabra blog fue utilizada por primera vez el 17 de diciembre de 1997 por el escritor estadounidense Jorn Barger. Aquel día este autor hizo uso del término para referirse a su diario de viajes virtual construido por toda una lista de enlaces.

Según escribía recientemente Barger para la revista Wired, las diez claves que definen a un buen blog se basan en:

1. Un blog es un auténtico registro de todas las URL que queremos compartir.

2. Incluir enlaces en el texto para enriquecerlo. Si hay más post propios que enlaces, según Barger tenemos un problema de humildad.

3. Si empleas tiempo en la búsqueda de ideas bien expuestas en tu blog, probablemente te vincularán en otros lugares.

4. Dar una descripción del autor del blog.

5. Siempre se puede mejorar y completar la descripción del autor mediante enlaces.

6. Utilizar adjetivos cortos de descripción para definir los sitios linkados.

7. Identificar la fuente que ha inspirado la idea original del post.

8. Avisar sobre la posibilidad de que nuestro post se trate de un formato extraño, más largo de lo habitual o fraccionado por historias, y no camuflar el principal enlace entre otros innecesarios.

9. Crear un Google News.

10. Regenerar la lista de enlaces.

1 comentarios:

Pedja dijo...

Muchas gracias Paco,

Como ves ya no solo es que tu creces sino que nos haces crecer a los demás. Estás hecho todo un Sócrates del siglo XXI.

Publicar un comentario en la entrada