«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 13 de febrero de 2008

La grandeza de la música

Ayer tuve la oportunidad de asistir invitado al Concierto Conmemorativo del Bicentenario de la Guerra de la Independencia (1808–2008) celebrado en el Auditorio Nacional de Madrid.

Así decía el folleto del programa: «Han transcurrido 200 años desde el comienzo de la Guerra de la Independencia (1808–1814) que los españoles sostuvieron contra los franceses y sus hechos se mantienen aún vivos en la memoria en recuerdo de aquella gloriosa epopeya en que nuestro pueblo se atrevió a enfrentarse con el mayor poder militar de la época, cuyas fuerzas, dominaban ya los principales centros estratégicos de la Península. El heroísmo de los españoles suscitó la admiración del mundo. Los hechos del 2 de mayo, la defensa de Zaragoza y Gerona adquirieron un carácter legendario. También las defensas de Ciudad Rodrigo y Astorga, Badajoz y Tarragona pueden calificarse de heroicas. La victoria de Bailén adquirió un renombre internacional. La presencia de las fuerzas anglo–portuguesas por lord Wellington pudo suplir las faltas de resistencia organizada. Los franceses tuvieron que sofocar además la sublevación de provincias y enfrentarse con las guerrillas (...). A dos siglos de la contienda, se dedica este concierto a los españoles que lucharon por la defensa del suelo patrio y a los combatientes de las demás naciones que cumplieron con su deber como soldados. Hoy, una Europa unida es la mejor garantía de la paz entre los hombres y sus pueblos».

A lo largo de los años, las guerras de carácter independentista y re–volucionario han dado lugar a la creación de obras de arte de todos los géneros, aunque las de carácter musical han sido las más numerosas.

El acto, organizado por el Ministerio de Defensa con la colaboración de Amigos de los Museos Militares, corrió a cargo de la Banda Sinfónica del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey Nº 1 del Cuartel General del Ejército, cuyo Director es el Teniente Coronel Enrique Blasco (Corbera, 1959).

Además, conjuntamente con la Banda, interpretaron la Soprano, Cecilia Gallego, y el Tenor, José Manuel Montero, ambos de reconocido prestigio tanto dentro como fuera de nuestro país. Y también la Coral de San Agustín y el Coro Municipal de Pinto.

El concierto, dividido en dos partes, estuvo compuesto por 20 piezas musicales. Me quedo con dos de las creaciones: «La victoria de Wellington en la Batalla de Vitoria», compuesta por Ludwig Van Beethoven (1770–1827) y «El sitio de Zaragoza», de Cristobal Oudrid (1825–1877). De la primera, el Director de la Orquesta Filarmónica de Viena, Lorin Manzel, ha dicho: «En su categoría la Sinfonía de Vitoria es la obra más perfecta nunca escrita»; la segunda, una fantasía militar, reproduce y describe mediante notas musicales y efectos sonoros el escenario bélico de un campo de batalla; en este caso está inspirada en la gesta zaragozana llevada a cabo contra la invasión napoleónica de la ciudad aragonesa en el curso de la Guerra de la Independencia.

La velada, con un Auditorio repleto y la presencia del Ministro de Defensa, José Antonio Alonso, fue un éxito y todos los asistentes disfrutamos mucho, más aún quienes contábamos con alguien conocido –Mara Sánchez Castillo– entre los miembros de la Banda.

La música es una gran generadora de estados de ánimo que nos catapulta a ver la vida de otra manera y actuar más enérgicamente. Esto lo saben muy bien los cineastas que juegan con este recurso a través de sus bandas sonoras para provocar determinados sentimientos. «La vida es bella» (1998), «Titanic» (1997) o «Memorias de África» (1985) son sólo tres ejemplos.

La compañía «Cirque du Soleil» también es una muestra inteligente del uso de elementos sonoros. Su disco «Alegría» –doble disco de platino– es una combinación de ritmos extraídos del jazz, pop, tango y klezmer en la que se utilizan instrumentos como el acordeón, el saxofón, el teclado o la guitarra, y que no deja indiferente a nadie. Es el disco más vendido en la historia de la compañía circense desde su creación en 1984.

Dejo el link del espectáculo y la música de «Alegría»:
http://www.youtube.com/watch?v=fllDB3FK7pI&feature=related

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada