«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 25 de mayo de 2008

El mundo no se para

Un proverbio árabe afirma: «Si tus males tienen remedio, por qué te preocupas; y si no los tienen, por qué te preocupas».

Relativizar me parece una gran virtud propia sólo de aquellos que saben contemplar la realidad con distancia. Nos damos demasiada importancia. Merece la pena recordar que el mundo no empezó a girar cuando aterrizamos en él, sino que llevaba ya muchos años dando vueltas, y probablemente lo seguirá haciendo cuando le digamos adiós. Ha prescindido de ilustres, ricos, famosos, aristócratas, gobernantes, magnates, empresarios... y no ha pasado nada.

Me gustan las palabras del poeta ovetense Ángel González: «La vida es una sucesión de hombres que aparecen y desaparecen». Se van unos y llegan otros. Así año tras año. Por este motivo, conviene dar a las cosas su justa importancia y nos preocupamos en exceso por aspectos que no los tienen. Un pensador escribía: «No te agobies y tomes la vida demasiado en serio porque no saldrás vivo de ella». Buena recordatorio para aquellos que creen que la vida no puede continuar sin su presencia. Tenemos fecha de despedida en el calendario, por tanto, lo mejor, tanto en el trabajo como en el ocio, es pasárselo bien. Como dice José Medina, Presidente de Ray & Berndtson, «el disfrute es el I + D de la vida».

2 comentarios:

Pedja dijo...

En el fondo del mensaje y con la mayoría de este post, estoy de acuerdo. Hay que relativizarlo todo, incluso la salud que es lo que nos sirve para seguir viviendo. El mundo no se para. Sin embargo, también creo que no es bueno caer en el exceso de relativilazarlo absolutamente todo. Si caemos en ese exceso, puede ocurrir que parezca que todo nos da igual o que no damos importancia a nada, que somos unos pasotas, y ésa pienso que no es una buena actitud. Hay cosas importantes, aunque desaparezcamos y no dejemos rastro ni seamos indispensables, hay cosas que han de importar. Un abrazo y gracias, !Paco¡

Anónimo dijo...

Gracias amigo Pedro por tus continuas participaciones en este blog.

Para quien quiera seguirte en tu blog:

http://www.allaenelfarodelfindelmundo.blogspot.com/

Francisco Alcaide.

Publicar un comentario en la entrada