El sábado 27 de mayo (13 a 14.30 horas) y el sábado 10 de junio (12 a 14 horas) estaré en la caseta 266 (Deusto/Planeta) de la Feria del Libro de Madrid firmando ejemplares de #AprendiendoDeLosMejores y #TuFuturoEsHoy

martes, 6 de mayo de 2008

Primer cumpleaños

Hoy martes 6 de mayo se cumple un año de la inauguración de este blog. Aquel día escribí sobre la presentación en la EOI (Escuela de Organización Industrial) de mi libro «Retos, tendencias y oportunidades en el sector de eventos», un estudio impulsado por Terra Consultoría de Incentivos (www.terra-consultoria.com) cuyo objetivo era conocer las claves de futuro de un sector joven con gran porvenir que tiende cada día a una mayor profesionalización debido a la competencia y las exigencias de los clientes.

Desde entonces, han sido más de un centenar los post publicados. He escrito sin pensar anticipadamente; sobre lo que se me ha ido ocurriendo y me parecía interesante contar. El blog tenía una simple finalidad: compartir mis reflexiones y pensamientos con vosotros. Todos ellos son fruto de mi experiencia práctica, de mis lecturas, de mis vivencias, de mis conversaciones, de mis viajes, de mis observaciones, de mis errores y aciertos, de mis certezas y de mis dudas...

No sé quién ni desde dónde me sigue. Conozco algunos lectores incondicionales, otras personas que se han ido incorporando poco a poco, y algunos otros que supongo, por casualidad o por recomendación, han llegado a este blog.

Animar igualmente a todo el mundo a que participe con sus opiniones. La experiencia enseña que casi nunca las cosas son exactamente como uno las ve. La verdad absoluta no existe y siempre hay detalles que se escapan. Como se suele afirmar, «cuatro ojos ven más que dos».

Gracias a todos los que seguís este blog. Espero que durante el próximo año los post estén a la altura de las circunstancias y sirvan para despertar vuestro interés. Rodenick Haig–Brown lo expresó de manera fantástica: «Con la palabra escrita el hombre brinda a los demás lo mejor de sí mismo, y ellos están en libertad de aceptarlo cuando así lo deseen, de rechazarlo o buscarlo de nuevo. Unas cuantas hojas de papel, cubiertas de signos y cosidas entre sí, pueden expresar pensamientos, sentimientos, emociones, incluso la ilusión de la vida misma».