«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 3 de junio de 2008

Libro «Patologías en las Organizaciones»

Coincidiendo con la Feria del Libro de Madrid, acaba de publicarse el libro «Patologías en las Organizaciones» (Lid Editorial, 2008) (http://www.lideditorial.com/), una publicación que hemos escrito entre tres personas: Marcos Urarte (Presidente del Grupo Pharos) (http://www.pharos.es/) Javier Fernández Aguado (Presidente de MindValue) (www.mindvalue.com/) y yo mismo.

El libro, cuyo prólogo ha realizado Eduardo Punset (http://www.eduardpunset.es/), toma como punto de partida el «paradigma antropomórfico» desarrollado por Fernández Aguado, o lo que es lo mismo, entender el funcionamiento de una organización como el de una persona. Bajo este prisma, ninguna entidad, de igual manera que ninguna persona, está completamente sana. Todos tenemos achaques de menor envergadura (como un dolor de cabeza) o de mayor gravedad (una leucemia), lo que requiere cuidar nuestra salud constantemente para que la maquinaria del cuerpo esté engresada y pueda rendir con eficacia.

La estructura del libro es la siguiente:

I. METODOLOGÍA.

En primer lugar, se establecen los tipos de medicina que se pueden manejar:

a) Medicina Preventiva: Se suele decir que «es mejor prevenir que curar». Promover habítos saludables (pagar con justicia, tratar con respeto a los empleados, etc.), hacer chequeos periódicos (encuestas de clima laboral, feed back–360, etc.) y ponerse las vacunas oportunas (formación, flexibilidad laboral, etc.) evita muchos problemas posteriores.

b) Medicina Curativa: No siempre ponemos en práctica aquellas conductas que serían deseables y, en otros casos, tampoco es posible preverlo todo en todo momento. Una vez que el mal sea una realidad habrá que poner los remedios oportunos. Para ello es importante:

– Diagnóstico: una especie de radiografía de la organización. Para ello es fundamental conocer antes de nada los «síntomas» (alta rotación de personal, pérdida de clientes, caída de ventas...) y luego esclarecer las «causas» (autoritarios en la dirección, precios elevados, cambios en los gustos de los consumidores...). De la unión de ambos factores se puede establecer qué le pasa a una organización.

– Tratamiento: Una vez que se sabe cuál es el mal que aqueja a la organización –osteoporosis, anemia, alzheimer, estrés, artrosis...– hay que recetar la terapia adecuada para su curación. No obstante, hay que decir que si bien el tratamiento es importante mucho más lo es la voluntad del paciente por querer curarse, su sacrificio en la terapia y la ilusión para no decaer.

– Seguimiento: identificado la patología que merma la capacidad de la organización y establecido el tratamiento oportuno habrá que realizar revisiones periódicas para comprobar que todo está en orden y que los males no se han reproducido u otros nuevos aparecido.

c) Medicina Paliativa: A veces hay enfermedades que no tienen solución en cuyo caso de lo que se trata es de hacer el dolor más llevadero. Determinadas patologías son como el clima, es el que es y no puede cambiarse, lo único que está en nuestras manos es aminorar sus efectos con el aire acondicionado –si hace calor–, con la calefacción –si hace frío– o refugiándonos con un paraguas –si llueve–.

II. TAXONOMÍA DE LAS PATOLOGÍAS.

Hemos identificado 15 criterios para clasificar las patologías más comunes que se dan en las organizaciones. Algunos de ellos son:

– Según la gravedad: patologías leves, graves, muy graves.
– Según la edad: de infancia, adolescencia, madurez o vejez.
– Según la procedencia: endógenas (propias o internas) o exógenas (ajenas o externas).
– Según la dolencia: físicas, psicológicas o psiquiátricas.
– Según la frecuencia: esporádicas, epidémicas y endémicas.
– Según las posibilidades de curación: curativas, degenerativas y terminales.
– ...

III. PATOLOGÍAS.

Se recogen más de 40 patologías que hemos observado en las organizaciones: osteoporosis, anemia, hipermetropia, anemia, ceguera, sordera... Para cada una de ellas se analiza:

– Diagnóstico.
– Síntomas.
– Causas.
– Tratamiento.

IV. CONCLUSIONES.

Todas las instituciones –grandes y pequeñas, públicas y privadas, nacionales y extranjeras, con ánimo o sin ánimo de lucro...– tienen taras e imperfecciones. Ninguna escapa a esta realidad y ninguna podrá ser indiferente a la misma si quiere alcanzar –o seguir manteniendo– cotas elevadas. Para ello, es fundamental acudir a los especialistas –asesores, consultores o coaches– que permitan saber qué ocurre en cada organización y prescriban el tramiento preciso que conduce a la excelencia.

Me despido con unas palabras de las conclusiones del libro: «Es una felicidad para nosotros –afirma un proverbio sueco– que no haya nada perfecto sobre la tierra. De no ser así la vida se volvería insípida, sin alicientes, sin proyectos, sin ilusiones. Le faltaría gracia. Las imperfecciones nos despiertan del letargo y nos proyectan inteligentemente hacia el futuro».

Más información:

LID Editorial
Web: http://www.lideditorial.com/
Teléfono: 91 372 90 03.
Contacto: Aldara Barrientos (aldara.barrientos@lideditorial.com) y Laura Díez (laura.diez@lideditorial.com).

1 comentarios:

Pedja dijo...

Bueno Paco, cambio de formato del blog, espero que no de contenido porque realmente es muy interesante. La corbata muy bonita, un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada