«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

sábado, 7 de junio de 2008

Música, sentimientos y... ¡acción!

Como algunos habréis notado, aparte del cambio de «look» del blog (plantilla, calendario, foto, CV...) desde hoy aparece en la parte derecha justo debajo del contador de visitas, un reproductor de música. En otro post anterior (ver 13/02/08), ya hablé de la grandeza de la música como generadora de estados de ánimo. Y es que como decía el compositor ruso Piotr Llich Tchaikovski, «si no fuera por la música habría más razones para volverse loco». También en otros post, con motivo de diversas reflexiones, he colgado distintas canciones que entendía que transmitían algún mensaje. Algunas de ellas han sido: «Sería fácil» (22/05/08), de Luis Fonsi; «Me olvidé de vivir» (20/04/08), de Julio Iglesias; «Esos locos bajitos» (09/04/08), de Joan Manuel Serrat; o «Color esperanza» (28/02/08), de Diego Torres.

Como pistoletazo de salida, he querido inaugurar esta nueva sección con tres canciones muy especiales. La primera es «Por una cabeza», un tango de Carlos Gardel –aunque en esta ocasión en versión instrumental– y que aparece en la película «Esencia de mujer» (1992), dirigida por Martín Brest, y con Al Pacino como actor protagonista (sobre esta película hablaré en otro post más adelante).

La segunda canción es «Fly me to the moon» (1954), de Frank Sinatra, escrita por Bart Howard y grabada por el cantante en 1964 para su álbum «It might as well be swing». Es una canción que también aparece en varias películas: «Wall Street», «Space Cowboys», «The Adventures of Pluto Nash» y «Once Around».

El tercero de los temas es «Downtown», una canción de 1964 interpretada por la inglesa Petula Clark (www.petulaclark.net) que fue –y sigue siendo– un éxito mundial. Ha sido la artista inglesa que más discos ha vendido y forma parte del Libro Guiness.

Cada semana –para el periodo de lunes a domingo– iré cambiando las tres canciones que dan la bienvenida de este blog. La finalidad es que cada una de esas canciones transmita ciertos sentimientos. Los estados de ánimo son capaces de transformar sueños en realidades. Alejandro Sanz con ocasión de un concierto lo expresaba magistralmente: «Una canción no puede parar un tanque pero sí puede partir el alma del guerrero que lo conduce».

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada