«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 1 de julio de 2008

La selección nos une en tiempos de crisis

En breve aparecerá un libro que lleva por título «Fútbol: Fenómeno de Fenómenos», una publicación resultado de varios años de investigación en la que se analiza el impacto del balompié como fenómeno político, económico, social, cultural, solidario y educativo. Y es que no hay fenómeno en el mundo comparable a la capacidad de movilización del fútbol.

El triunfo de la selección española nos ha brindado una ocasión inigualable de ver como el balompié es, como decía Jean Giraudoux, «no el rey de los deportes sino el rey de los juegos». Ni crisis, ni desaceleración, ni inflación, ni nada, todo ha quedado aparcado en un segundo plano por los partidos y la victoria de la roja. Los goles del equipo nacional han inyectado de optimismo a un país ensombrecido por la débil situación económica y le han dado un nuevo vigor impensable varias semanas atrás.

Pero, ¿qué factores explican el poder del fútbol como fenómeno colectivo?

El poder de la ilusión. Fue una poetisa rusa la que afirmaba que «lo peor de la vida no es no cumplir nuestros sueños sino no tener sueños que cumplir». La ilusión es el motor de la vida. El hombre es un ser proyectivo, necesita de ilusiones y vive empapado de futuro; el mañana es el que nos moviliza y tira de nosotros para adelante. Por eso, se ha dicho que «gran parte de la pasión futbolística depende de esperar cosas que no suceden necesariamente». El fútbol mantiene a la gente expectante como a un niño la llegada de los reyes magos. Cada partido despierta la esperanza de los seguidores por salir ganadores –lo que nos hace estar vivos y alegres–, cosa que, en el caso de ocurrir, alimenta aún con más fuerza la espera del siguiente encuentro.

Desatascador de tensiones. Séneca decía que «empezar a vivir es empezar a sufrir». La vida no es fácil y para unos menos que para otros. Por este motivo, todos necesitamos de vez en cuando evadirnos del asfixiante día a día y refugiarnos en un mundo donde los problemas quedan anestesiados. El fútbol lo hace posible. Javier Marías describió a este deporte como «la recuperación semanal de la infancia», un mundo sin preocupaciones en el que al menos durante noventa minutos todo es secundario. El escritor argentino Osvaldo Soriano también se refirió al aspecto infantil del balón, «nada más que una fantasía, dibujitos animados para mayores».

La necesidad del grupo. Aristóteles afirmaba que «el hombre es un ser social por naturaleza»; necesita de los demás, y en algunas culturas –como las latinas y mediterráneas– esta necesidad es aún más fuerte. En el fútbol, el sentimiento de grupo se manifiesta de manera muy acusada ya que permite concentrar a multitud de personas que comparten una ideología común sin fisuras: la victoria de su equipo. A la hora de defender los colores de la selección no existen diferencias de ningún tipo; todos somos aceptados dentro del mismo club como uno más independientemente de nuestro estatus, clase social, procedencia o tendencia política, lo que nos hace sentirnos cómodos.

El fútbol no es ciencia; donde la verdad es conocida por anticipado, lo que convierte a este deporte en un plato muy apetecible porque todo es opinable. En el balompié, cualquier aspecto está sometido al escrutinio de la crítica: la disposición táctica del entrenador, los fichajes, la gestión empresarial, el juego, las alineaciones... Cualquier persona opina, participa y entiende. Todos somos entrenadores y presidentes; y además creemos saber más que el resto; y más aún, los demás no tienen ni idea. Nuestro Premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela, decía: «Varios cientos de miles de españoles, a lo mejor millares de miles, aplican sus energías de los lunes, los martes y los miércoles a glosar los lances del partido de fútbol que ya pasó, y sus arrestos de los jueves, los viernes y los sábados a predecir los aconteceres del partido de fútbol que está al caer. Los domingos descansan y van al fútbol: a sufrir o a solazarse».

La alternativa a la religión. «Para ciertos grupos de la sociedad el deporte se ha convertido en una actividad quasi–religiosa y que, hasta cierto punto, ha venido a llenar el vacío dejado en la vida social por el declive de la religión». Son palabras de un sociólogo. En tiempos de desorientación, el ser humano busca coordenadas que le sirvan de referencia; algo a lo que aferrarse que le dé fuerzas. Para muchos, el fútbol se ha convertido en la religión del siglo XXI. Andrew Poolman así lo explica: «Más allá de la cancha el fútbol adquiere características cuasimísticas y se transforma en la pasión y en una especie de religión del mundo. En este culto llamado fútbol, los estadios son templos y la pelota es el objeto sagrado. Los arcos son los cielos y el túnel de entrada es el infierno. Los árbitros son los diablos que vienen del infierno. Los jugadores son las deidades mientras los entrenadores son los dioses supremos».

Fue un periodista alemán el que sentenció: «El mundo es redondo porque Dios es hincha del fútbol». Probablemente sea cierto, de otro no se explica que once hombres vestidos de corto despierten tanta pasión. El mexicano David Villoro, en su último libro, «Dios es redondo», escribe: «En el principio Dios iba a la escuela y se ponía a jugar al fútbol con sus amigos hasta que llegaba la hora de irse a sus salones. Aunque Dios sabe muchas cosas, quiere aprender más y hacer cosas nuevas. Un día Dios dijo: hoy trabajé mucho y es hora de ir de recreo. Dios y sus amigos se pusieron a jugar al fútbol y Dios chutó tan duro la pelota que cayó en un rosal y se ponchó. Al explotar la pelota, se creó el universo y todas las cosas que conocemos».

* Artículo publicado por Francisco Alcaide en Cinco Días, martes 1 julio 2008.

http://www.cincodias.com/articulo/opinion/seleccion/nos/une/tiempos/crisis/cdsopiE00/20080701cdscdiopi_2/Tes/

7 comentarios:

carlinhos braun dijo...

CAMPEONES, CAMPEONES, OE, OE, OEEEEO.... jajajjaa.

Ciertamente. Esta victoria no va a sacar a España de la crisis económica, pero aunque quizás se le dá demasiada importancia al futbol, creo un triunfo como estos provoca un increible efecto revulsivo en muchos ambitos y ha marcado un antes y un después para muchas cosas.

Como tú dices, de pronto todo un país se encuentra con un nuevo optimismo.

Además, en un país complicado como el nuestro, por nuestra historia reciente y las tensiones políticas y territoriales, la gente, de izquierdas y derechas de todo el país, ha salido junta a celebrarlo a la calle sin sentirse culpables por ondear una bandera que a veces se asocia a un oscuro pasado.

De hecho, una amiga alemana me contaba que algo parecido pasó cuando Alemania (otro país con muchos complejos por su pasado) acogió el mundial del 2006, ya que aunque no ganaron, les imbuyó de confianza, les ayudó a superar complejos y cambió su propia percepción del país; es bonito ver lo que ha ocurrido ahora en España.

Anónimo dijo...

Me quedo con las palabras de Alfredo Relaño: "El fútbol no da soluciones, pero da alegrías. Esta mañana las cosas que no funcionan seguirán sin funcionar, pero seguramente tendremos todos mejor ánimo para afrontarlas".

Efectivamente, el fútbol no cambia nada por sí mismo, pero crea las condiciones favorables para que lo que deseamos, ocurra. Nuestros sentimientos determinan nuestros comportamientos, y cuando los sentimientos son optimistas los resultados mejoran. Como decía Oscar Wilde, "no digas es imposible, di no lo he intentado todavía". Un proverbio danés dice: "El firmamento no es menos azul porque las nubes nos lo oculten o los ciegos no lo vean".

Francisco Alcaide

Xiaozhengm 520 dijo...

adidas originals shoes
timberland boots
gucci handbags
louis vuitton outlet
kobe shoes 11
ralph lauren polo outlet
oakley sunglasses
nike trainers
ray ban sunglasses
adidas ultra boost
louis vuitton handbags
coach factory outlet
coach outlet
michael kors outlet online
tory burch handbags
rolex watches outlet
jordan retro
cartier watches
tory burch outlet
replica watches
nike roshe flyknit
burberry outlet
oakley sunglasses wholesale
jordans
adidas trainers
michael kors outlet online
coach outlet
michael kors handbags
coach outlet store online clearances
kate spade outlet
jordan 3 infrared
jordan 6
christian louboutin
coach outlet store online
toms shoes
louis vuitton outlet
louis vuitton outlet
adidas superstar
cheap oakleys
michael kors outlet clearance
2016.6.29haungqin

widi trisdiani dijo...


community.impresscms
mfpc.tv
bitcom
stapleritalia
takara-sagashi
driving.2525menkyo
twittbot
linuxmint
hauori
nifkei
hosei-im
40010

Sigit Hermawan dijo...

Yes great like the book you are mentioning "Catcher in the Rye" I've read it couple times! And actually I've got
- Mysticdawnguild Green Pramuka City -
- optimasiseoblog -
- Sigithermawan Green Pramuka City -
- Green Pramuka City -
- Green Pramuka City -
- Green Pramuka Onseo -
- Motorgede Pramuka City -
- Pramuka City Themeforest -
- Green Pramuka Viewer
- linkchinese - viewer Green Pramuka -
- Tameracademy Green Pramuka City -
- Sukamarakab Green Pramuka City -
- Soulbookandgift Green Pramuka City -

Louisa Revista dijo...

that is the finish of this report. Here youll discover some web-sites that we believe youll enjoy, just click the links over
Neat huge :) Here my web : Souvenir Pernikahan Unik - Grosir Jaket Parka - Rental Mobil Jakarta

Louisa Revista dijo...

Your whole body system should remain in a silent and tranquil environment in order to help you correctly loosen up as you
massage your foot.
Here my web : Busana Muslim Terbaru And
Baju Muslim Wanita

Publicar un comentario en la entrada