«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 15 de septiembre de 2008

Algunas perlas de Pilar Gómez-Acebo

Esta mañana he tenido la oportunidad de estar y charlar con Pilar Gómez–Acebo, Presidenta de Placement Center (http://www.placementcenter.net/), Presidenta de Honor de FEDEPE (Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias), Vicepresidenta de CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos), y Directora del Master en Dirección y Desarrollo de Personas en Recursos Humanos de la Universidad Francisco de Vitoria.

Pilar es una todoterreno con mucho empuje y fuerza, además de contar con más de tres décadas de experiencia en el ámbito de la gestión de personas y los RR.HH.. Muchas e interesantes son las cuestiones sobre las que hemos podido hablar. Dejo sólo tres de las muchas perlas que me ha descubierto Pilar:

«La maldad en el mundo no triunfa por los malos, sino por el silencio de las buenas personas». Cambiar la realidad está en nuestras manos pero eso supone coger el toro por los cuernos, dar la cara y dejar la comodidad aparcada, aspectos que no todos están dispuestos a sacrificar. El coste y desgaste emocional son grandes. Las bofetadas vienen por todos los lados.

«El buenos días de por la mañana va a la cuenta de resultados; algunos directivos ni saludan al llegar a su lugar de trabajo». Ser amable cuesta poco y vale mucho; es una cuestión de detalles. Me gusta mucho lo que se dice en la película «Rebelión a bordo» (1935), con interpretaciones de Clark Gable y Charles Laughton. En una de las escenas, el Señor Baco –el médico de la tripulación– fallece y uno de los marineros espeta: «Era sólo un borracho»; a lo que otro contesta: «Borracho, sí, pero todo el mundo lo apreciaba. El bienestar de los hombres de un barco depende de tantas cosas que parecen insignificantes. Con una broma oportuna, con una palabra cariñosa se consigue de los marineros mucho más que con el látigo».

«Una de las claves del management es la generosidad inteligente». Cuando estuve con el filósofo José Antonio Marina me dijo algo parecido: «El mayor aliado del hombre es la inteligencia bondadosa. La bondad es el comportamiento de aquel que tiene la tenacidad, la valentía y el arrojo para poner práctica las buenas soluciones que son las soluciones más inteligentes». El compositor Ludwig van Beethoven (1770-1827) afirmaba algo parecido: «El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad».

2 comentarios:

Pedja dijo...

Totalmente de acuerdo. En los últimos tiempos, mucha gente me recuerda que soy jefe, que he de saber imponerme a la gente con la que trabajo. Que no sea cercano ni inocente. Añaden, además que si no lo hago, muchos se relajarán. El caso es que me lo dicen personas que trabajan en un ambiente enrarecido, en el que choca que pueda haber cercanía y sonrisas entre compañeros.

Para mi, lo cierto es que lo único que me ha funcionado hasta ahora para generar compromiso de las personas con su trabajo es el tener un ambiente amable, en el que cada uno asuma las resposabilidades que les toca, cuidando muchísimo la educación y las buenas formas. La humildad y la educación son pasaportes increíbles. Respecto a la primera de las perlas, muy interesante, eso me cuesta mucho ponerlo en práctica porque tiendo a la comodidad pero espero mejorar, gracias, un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por participar Pedro.

Desde mi punto de vista, "las jerarquías deben existir pero no deben notarse". Como les gustaba distinguir a los romanos, una cosa es la potestas (poder) y otra la auctoritas (autoridad).

Mi lema es exigencia con cercanía; rectitud con generosidad; disciplina con cariño. "No seas siempre riguroso ni siempre blando y elige el medio entre estos dos extremos", le decía Don Quijote a su escudero Sancho Panza.

Lo que nunca deben perderse son las formas. Ser educado no es como algunos creen, ser débil. Al final "la gente te respeta tanto como uno se hace respetar". Pero "temor" no es respeto, es simplemente miedo. Quien se ve amedrentado, antes o después, busca emigrar a otro lado. Todo el mundo aspira a llevar a cabo su actividad en un entorno de exigencia pero agradable y donde siempre hay que ser mu escrupuloso con la dignidad humana, algo innegociable.

Un abrazo hacia La City. Todos tenemos que mejorar, permanecemos demasiado en silencio y como me dijo Pilar (sobre esto hablaré) "algo siempre es mejor que nada".

Francisco Alcaide.

Publicar un comentario en la entrada