«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 14 de septiembre de 2008

Robótica: un futuro prometedor

Esta semana pude mantener una interesante conversación con Alejandro Alonso Puig, una autoridad en el campo de la robótica y de la inteligencia artificial. Es Presidente de Quark Robotics (http://www.quarkrobotics.com/) y primer Presidente y Fundador de la Asociación Robótica y Domótica de España.

Ponente de Thinking Heads, imparte conferencias y charlas en los más importantes congresos y centros de investigación de todo el mundo y dirige la sección de robótica del Campus Party. Es además Director Ejecutivo de Proyectos del Grupo Futura, organizador del Campus Party en 4 países, el mayor evento de entretenimiento en red del mundo..

Alejandro lleva varios años investigando en el área de Robótica, desarrollando robots autónomos que han sido mostrados en importantes congresos y eventos internacionales. Fruto de esa investigación es Melanie, robot distinguido con el primer premio en la prueba libre del Concurso Nacional de Robótica Hispabot 2004.

La robótica es un tema apasionante, poco conocido a nivel divulgativo y con gran futuro por delante. En algunos países como Japón «la robótica es una cuestión de estado», me decía Alejandro. Y es que el país nipón será en 2050 la nación más envejecida del mundo, con lo que las previsiones de escasez de mano de obra hacen necesario cubrir esa carencia de alguna manera. Los robots humanoides son los más desarrollados en Oriente y se están diseñando para ser capaces de cuidar a personas mayores.

Entre los sectores donde la robótica está más avanzada destacan: robótica militar, espacial y médica. Algunos ejemplos concretos que Alejandro me contaba son: «En Sudáfrica se está trabajando en robots que son capaces de volar como aviones no tripulados, que van a la búsqueda de medicamentos y vuelven sin necesidad de una persona. Son el sustituto de la paloma mensajera. Otro ejemplo son los robots que vuelan y detectan incendios y saben dónde están los puntos más calientes. En áreas como la medicina, los avances son sorprendentes. Hay un robot denominado “Da Vinci” –como el genio renacentista–, que sirve para operar. Es como los ojos y los brazos del médico, y aunque es el especialista el que lo controla, permite reducir las vibraciones humanas o prevenirle de errores si va a hacer algo indebido».

En el ámbito médico, la robótica ha permitido que a personas con discapacitadas (piernas o brazos amputados) puedan hacer una vida normal. Algo tan sencillo como coger un vaso de agua era algo imposible hasta hace apenas unos años. Un caso conocido es el caso de Jesse Sullivan –el «hombre biónico»– que perdió sus dos brazos en un accidente laboral. Gracias a unos sensores situados en los nervios el cerebro puede mover los brazos robóticos implantados. Otro caso también muy reciente es el de Claude Mitchell. Sin duda alguna, la robótica está todavía en una fase muy incipiente –se empezó a investigar hace 50 años– donde el gran reto está en el desarrollo de la «inteligencia artificial», es decir, en que los robots sean capaces de tomar decisiones útiles.

Dejo un link sobre un artículo interesante publicado en el diario «El País» hace algún tiempo:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/mujer/recibe/brazo/bionico/le/permite/doblar/codo/mente/elpporint/20060915elpepisoc_5/Tes/

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada