«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 21 de septiembre de 2008

Señores, el patio es suyo

He estado repasando cuántas veces en este blog hemos defendido la necesidad de ser auténticos –o sea, uno mismo– más allá de convencionalismos, prejuicios o la necesidad de aprobación de los demás. También hemos hablado en otros muchos casos sobre la necesidad de aprender a no escuchar y no dejarse avasallar por la masa, la multitud y la mayoría (ver post «El peso de la masa», 11/02/08; y también «Aprender a no escuchar», 10/06/08). Las presiones para quedar recluido en el rebaño son grandes y proceden de todos los lados.

Erich Fromm nos recuerda: «Sé quien en verdad eres. Descubre tus talentos y tu propósito en la vida. Esto te llevará a hacer lo que amas y porque haces las cosas con amor, obtendrás lo que necesitas». También Fromm afirma: «En la medida que yo soy como usted me desee, yo no soy: estoy angustiado, dependo de la aprobación de los demás y procuro constantemente agradar». El escritor Miguel de Unamuno asevera algo parecido: «No te creas más, ni menos, ni igual que otro cualquiera, que no somos los hombres cantidades. Cada cuál es único e irrepetible; en serlo a conciencia pon tu principal empeño».

La película «El club de los poetas muertos» (1989), del director Peter Weier, es un celuloide cargado de enseñanzas. Cada vez que uno la disfruta descubre nuevas cosas (en este blog la hemos citado en varias ocasiones). Una de las escenas más interesante se produce en el patio del prestigioso colegio británico en el que enseña el profesor Keating (Robin Williams). Allí, este docente poco ortodoxo, anima a todos y cada uno de sus alumnos a ser ellos mismos; a sacudirse todos los complejos y manifestarse tal y como son, en estado puro. Así, les dice: «No les he sacado aquí para ridiculizarles. Les he hecho salir para ilustrarles la cuestión de la comodidad; les he sacado para demostrarles la dificultad de mantener las propias convicciones frente a los demás (...). Todos necesitamos ser aceptados pero deben pensar que sus convicciones son únicas; les pertenecen aunque a otros puedan parecerles raras o inaceptables; aunque toda la manada diga: “No está bien”. Robert Frost dijo: “Dos caminos divergían en un bosque, y yo tomé el menos transitado de los dos, y aquello fue lo que cambió todo”. Quiero que encuentren su propio camino ahora mismo, su propio modo de caminar, de andar, en cualquier dirección, hacia donde quieran... con estilo orgulloso, con estilo tonto, como sea. Señores el patio es suyo. No tienen que interpretar. Hagan lo que les apetezca».

La misión de cualquier educador o docente es ayudar a sus pupilos a ser ellos mismos. Keating lo hace de manera magistral. El primer requisito de la felicidad está en la autenticidad. Quien no cabalga según sus propias creencias está condenado a la frustración permanente. La mayoría optan por esta alternativa que es la más cómoda. David Thoreau nos lo hace ver de manera meridiana: «Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación» (ver post «Confianza y autenticidad: un tándem irresistible», 24/04/08).

Dejo la escena de la película.

7 comentarios:

Antonio dijo...

Gracias Francisco, por este buen rato que he echado leyendo tu ultimo post, y además con el detalle final del recorte de pelicula, unos minutos antes acababa de terminar de ver el partido de Nadal, creo que cuando Rafa salto por primera vez a una pista, alguien le dijo: "Señor, el patio es suyo".

FAH dijo...

Gracias a ti, Antonio. Me alegro que te haya gustado. A ver si un día escribo sobre Rafa Nadal, suma de muchas cosas.

Buena semana. Un abrazo.

Pedja dijo...

Gracias Paco, este post me ha encantado. La película de "El club de los poetas muertos" es una fantástica película superada por muy pocas y desde luego por la que haremos nosotros algún día y con la que ganaremos el óscar, un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias, bloggero pedja. Siempre colaborando con este blog. Sí, espero que en unos años podamos poner el punto y final a la película que tenemos in mente. De momento sólo nos queda el guión, la selección de actores, el rodaje, postproducción, presentación y estreno... Pero todo se andará.

Un abrazo fuerte hacia London.

Francisco Alcaide,

Anónimo dijo...

Gracias, bloggero pedja. Siempre colaborando con este blog. Sí, espero que en unos años podamos poner el punto y final a la película que tenemos in mente. De momento sólo nos queda el guión, la selección de actores, el rodaje, postproducción, presentación y estreno... Pero todo se andará.

Un abrazo fuerte hacia London.

Francisco Alcaide,

MDQ dijo...

SIMPLEMENTE GENIAL

FAH dijo...

gracias, amigo mdq.

cuando estés más tranquilo después del cierre, nos vemos.

un abrazo,

Francisco Alcaide

Publicar un comentario en la entrada