«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 23 de noviembre de 2008

Blink o el poder de la intuición (II)

En el post de ayer hablamos de la intuición, un tema tremendamente importante y al que no siempre prestamos la suficiente atención.

En mi libro «Who´s Who en el Management Español» (Interban, 2006), hice a los catorce expertos incluidos en la publicación la siguiente pregunta: «¿Qué importancia tiene la intuición en la toma de decisiones empresariales?». Éstas fueron sus respuestas:

1. José Aguilar. Socio–Director de MindValue: «La intuición juega un papel importante al final del proceso de toma de decisiones. De ordinario, por más empeño que pongamos en conocer todos los datos de un problema y de analizar las consecuencias de las posibles alternativas, siempre queda un margen de incertidumbre. Es entonces cuando la intuición me permite optar por una solución que no resulta evidente. Si la intuición opera al principio, antes de todo el esfuerzo por reunir y analizar los datos, no es genialidad sino pereza».

2. Mario Alonso. Top Ten Management Spain: «Máxima cuando la información disponible es escasa, cosa que ocurre con frecuencia. Las decisiones más valoradas son las que se basan en la propia experiencia y en una percepción amplia y abierta para poner de manifiesto relaciones nada obvias».

3. Santiago Álvarez de Mon. Profesor IESE Business School: «Para mí, crítica. La intuición es la enseñanza que opera más adentro, todo el caudal de energía que el subconsciente guarda y que aflora a la superficie. La mente es una herramienta potente, pero somos demasiado cartesianos, lógicos, previsibles, racionales. Pascal decía que “el corazón tiene razones que la razón no entiende”. Tendríamos que fiarnos más de esa sabiduría fugaz. Hay intuiciones sabias. Otras, son prematuras, irracionales, que habría que filtrar, pero hay momentos fuertes en los que hay que saber seguir esa voz interior que puede ser inexplicable. Debería haber más intuición, eso sí, razonada, pensada. No se suelen tener intuiciones sobre temas que no se dominan».

4. Eduardo Bueno Campos. Catedrático Organización de Empresas de la UAM: «Interesante, pero es mejor analizar la información y contrastar. De intuiciones esta lleno el “por qué” de los fracasos empresariales».

5. José Manuel Casado. Socio de Talent & Organization Performance de Accenture: «La intuición es muy importante sobre todo ahora en que la celeridad de la respuesta se ha convertido una ventaja competitiva clara. En épocas de estabilidad puede que la intuición no fuera tan importante, pero hoy en día, cuando la distancia y el tiempo ha se han reducido –o casi desaparecido– la intuición es más importante que nunca».

6. Juan Carlos Cubeiro. Director de Eurotalent: «La intuición es esencial, especialmente en el primer nivel directivo. Es pensamiento conceptual, ver el bosque por encima de los árboles. Los directivos más intuitivos se conceden tiempo para la reflexión, para la detección de pautas y se fían de sus corazonadas porque tienen seguridad en sí mismos».

7. Nuria Chinchilla. Profesora IESE Business School: «Mucha, aunque no determinante. La intuición es un tipo de conocimiento que debe tenerse en cuenta para profundizar en las razones de la decisión».

8. Javier Fernández Aguado. Presidente de MindValue: «Media. En algunos casos, puede resultar interesante. Sin embargo, la intuición, como casi todo en la vida, hay que ‘trabajársela’. El solo intuitivo es fácil que estropee las organizaciones. Quien carece totalmente de intuición, también acaba por dañarlas».

9. Salvador García. Profesor Universidad de Barcelona: «Alta. Aproximadamente el 80%».

10. Luis Huete. Profesor IESE Business School: « La intuición bien formada es un razonamiento inconsciente hecho a una gran velocidad. Como tal es un triunfo de la experiencia y de la inteligencia».

11. Alfonso Jiménez. Socio–Director de PeopleMatters y Profesor del Instituto de Empresa: «En la toma de decisiones hay razón y emoción. La intuición es una mezcla de ambas cosas. En toda decisión hay ambas cosas, hay intuición».

12. José María Ortiz. Vicerrector Univ. Antonio de Nebrija: «La del atajo perfecto: acertar en las decisiones es un saber práctico. Pero no deja de ser un saber, fruto del aprendizaje. Lo cual anula que se la evoque para ocultar la falta de estudio, análisis, rigor, planificación, coherencia o consistencia. La intuición no puede ser una excusa para la improvisación o la arbitrariedad. Podemos engañar una vez o dos; no más. Por eso, desterraría de nuestras organizaciones la creencia de que algunos están tocados por una varita mágica. Y desde luego, desconfiaría de quienes se presentan diciendo que no la tienen…; porque casi siempre que he escuchado ese recurso retórico no escondía una obviedad, sino una excusa para a continuación anunciar una cascada de medidas injustificadas. Si somos conscientes de que la intuición constituye un saber práctico, lo que debemos hacer es tan sencillo como fijarnos en quienes suelen acertar y hacerles caso».

13. Álex Rovira. Socio–Director Salvetti & Llombart: «La intuición no es más que la capacidad de procesar una cantidad ingente de información de manera rápida e inconsciente como resultado de un entrenamiento previo basado en la experiencia. En consecuencia, es fundamental».

14. Fernando Trías de Bes. Socio–Director Salvetti & Llombart: «Tiene una importancia fundamental. Pero la intuición es, a menudo, resultado de un proceso de observación más científico de lo que parece. Yo no creo en la intuición sin base alguna. La intuición verdadera es la que aparece cuando uno ya ha observado, leído, pensado, dialogado, y se ha informado. En ese punto es cuando la intuición aparece».

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada