«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

sábado, 3 de enero de 2009

Querer evitar la crisis es negar la vida

El semanal «Mujer Hoy» del diario ABC titula en portada: «2009. Te regalamos una dosis de ¡optimismo!». Me ha gustado esta iniciativa de inyectar un poco de alegría en momentos en los que parece que todo tiembla.

En el reportaje de páginas interiores –con el titular: «El día en que cambió mi suerte»– interviene Álex Rovira, autor de «La buena suerte» (Urano) y «La buena vida» (Aguilar) y uno de los expertos que participó en mi libro «Who´s who en el management español», quien dice: «Nos hemos acostumbrado a pensar que la vida consiste en el crecimiento económico constante, que tenemos un mando a distancia y pastillas para cada mal... y eso es una barbaridad. La vida es un latido dual: sueño y vigilia; ausencia y presencia... Querer evitar la crisis es negar la vida».

Buena recomendación la de Álex. Lo decía Séneca: «Empezar a vivir es empezar a sufrir». La vida tiene dos caras y hay que aprender a manejarse en cualquier situación. Disfrutar de las alegrías y saber templar las penas. Los momentos díficiles bien gestionados nos ayudan a conocernos, a conocer a los demás, a reforzar nuestra autoestima, a ser más fuertes y, sobre todo, a tomar perspectiva vital.

Evidentemente, no se trata de buscar el sufrimiento como placer, pero como apunta Rovira «lo importante es no hacer una lectura a corto plazo del revés que sufrimos; hay que reflexionar sobre el mensaje que nos está mandando la vida».

La vida, me decía en cierta ocasión un amigo, es una carretera plagada de señales a lo largo de su recorrido, y nosotros podemos hacerlas caso o no. «Estoy seguro que todos estamos en este mundo para algo», repite Amancio Ortega. El problema es que todos tenemos un ronroneo interior que nos seduce pero que pocos se atreven a seguir debido a que los convencionalismos, prejuicios y necesidad de aprobación de los demás generan una gran presión.

En el reportaje, Álex Rovira dice algo que a menudo pasamos por alto: «Siempre dejamos lo esencial para el final. No nos preguntamos hacia dónde va nuestra vida o qué tipo de existencia queremos tener, nos parecen cuestiones propias de adolescentes. Vivimos en una sociedad que equipara cinismo e inteligencia y eso es absurdo».

También es importante cuando los malos momentos salen a nuestro encuentro es no perder nunca la esperanza, que como decía Alejandro Dumas, «es el mejor médico que conozco». Rovira señala algo parecido: «Hay que vivir las ilusiones, luchar por las cosas en las que creemos. Al final, lo que nos mantiene en la vida, lo que nos impide quitarnos de en medio, es el amor. Seguimos luchando porque no sabemos si a la vuelta de la esquina habrá un libro que nos atrape, un proyecto qe nos ilusione o una persona de la que nos enamoraremos». Éste es el mensaje básico del libro «El hombre en busca de sentido», de Viktor Frankl.

El reportaje cuenta la historia personal de varias personas conocidas que pasaron momentos muy delicados y que un día su vida dio un giro positivo. Ellas son: Ingrid Betancourt, J. K. Rowling, Halle Berry, Oprah Winfrey o Charlize Theron, entre otras. Merece la pena leer su pasado y cómo es su presente. Siempre existe una oportunidad en algún lugar esperándonos.

Dejo la fuente del reportaje para quien quiera leerlo: http://que.hoymujer.com/Especiales/cambio,suerte,70738,01,2009.html.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada