«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 18 de febrero de 2009

Talento de casa, talento de fuera

«El talento hecho fuera siempre es más vistoso que el talento hecho en casa». Fue una frase que me dijo hace algunos años un Director de Recursos Humanos de una conocida multinacional.

No es casualidad que siempre miremos al extranjero cuando queremos engalanar nuestro currículum: Másters, PhD o cursos de postgrado brillan más cuando el sello que adorna el diploma es de una Universidad americana (Harvard, Wharton, Stanford...), inglesa (London School of Economics, London Business School...) o francesa (Insead), entre otras.

No seré yo quien quite el mérito a estas instituciones. Todos sabemos que hacerse un nombre cuesta y lleva su tiempo. Nadie regala nada. Dicho esto conviene precisar que si está bien valorar lo bueno de otras culturas y países ello nunca debe ser a costa de minusvalorar nuestros valores y ventajas competitivas. Los españoles hemos pecado a lo largo de los años de cierto complejo de inferioridad –quizás por la tardanza en llegar la democracia– en comparación con otras culturas y países que tienen mayor protagonismo y marca en la escena internacional.

«Nada en exceso», es un buen grito de guerra y las herencias del pasado deben ir quedando por el camino. Valoremos lo de los demás y valoremos también lo nuestro. ¿Cuál es el mejor restaurante del mundo? El Bulli, de Ferrán Adriá (y además por tres años consecutivos). ¿Quién tiene el título de mejor club de fútbol del siglo XX (de la historia se podría decir)? El Real Madrid. ¿Quién es el primer grupo textil del planeta? Zara.

Son sólo tres ejemplos pero podríamos citar otros muchos nombres de referencia en todas las disciplinas: música (Placido Domingo, Julio Iglesias, David Bisbal...), escuelas de negocio (IESE o Instituto de Empresa), diseñadores (Agatha Ruiz de la Prada, Custo...), medicina (Valentín Fuster, Luis Rojas Marcos...), política (Javier Solana,...), deporte (Rafa Nadal, Fernando Alonso, Pau Gasol...), banca (SCH, BBVA, Popular...), etc.

Cuento esto porque hoy leyendo la sección de deportes del diario «La Razón» venía un articulo de Julián Redondo titulado «El pedigrí» que se refería al actual entrenador del Real Madrid, Juan de Ramos, y cuyo texto era el siguiente:

«El Sevilla fue la rampa de lanzamiento de Juande Ramos. En su palmarés, dos Copas de la UEFA, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España. Saltó de la orilla del Guadalquivir a la ribera del Támesis. Al Tottenham llegó con el aura de los mourinhos, erikssons y capellos, ganó la Carling Cup, deslumbró y le fundieron los plomos apenas comenzada la siguiente temporada. Le desnudaron de figuras, le cambiaron a Berbatov y Keane por Pavlyuchenko, el vestuario le hizo la cama y le echaron. Pensaba el Atlético en él como relevo de Aguirre en junio; pero se adelantó el Madrid. Firmó hasta final de curso. Prorrogará si conquista Liga o Liga de Campeones, no hay otra posibilidad. Como en fútbol dos y dos no siempre suman cuatro, lo probable, que no seguro, es que no llegue a la Liga porque hace demasiado tiempo que el Barça cogió carrerilla. La Liga de Campeones es el sueño de quienes recuerdan que en situación más precaria sumó la «octava». Si el Atlético no ganó al Liverpool por la intervención arbitral, asumir que Juande derrote a Benítez no es disparatado. Pues ni aunque llegue a coronarse en Roma, cuentan con él. Tiene más títulos y más conocimientos que pedigrí. Si en lugar de Ramos fuera Bunch (ramo en inglés), Mazzo (en italiano) o Bouquet (en francés), tendría la continuidad garantizada. Pero es Juande y es manchego. Del Bosque era Vicente y de Salamanca».

Es cierto que todo aquello con nombre extranjero suena mejor, más exótico y más exclusivo, aunque luego no se corresponda necesariamente con la realidad. Por ello, todo hay que decirlo, deberíamos aprender a vendernos mejor. Los norteamericanos y los italianos son expertos en cuidar el continente, el envase, el celofán y el lazo a todo lo que hacen y que a menudo redunda en mejores resultados y que a nosotros en ocasiones nos resta posibilidades. Tomemos nota.

13 comentarios:

Pedja dijo...

Arrstramos un complejo histórico los españoles que no está justificado con la realidad. En cualquier caso, como buen ciudadano del mundo que eres Paco, te digo que talento de donde sea¡¡¡¡. Dos buenos posts¡¡, un abrazo

FAH dijo...

@pedja. gracias. Sí es así, parte de ese complejo está justificado y es real, otro simplemente creencias que nos limitan. salu2.

Fernando dijo...

Muy buen post de nuevo, Francisco.

Estoy muy de acuerdo contigo en todo lo que escribes. Curiosamente en mi blog estoy escribiendo sobre Raúl y sus enseñanzas para la empresa y la sociedad. Se habla mucho de Zidane, Figo, Ronaldo, Messi o Maradona, y lo paradójico es que entre todos suman tantan Copas de Europa como él. Ha sido y es un referente a nivel mundial y aquí hay sectores de la prensa que lleva años enterrándole. Hace un par de años estuve en El Cairo y había un anuncio enorme suyo. La gente hablaba con auténtica veneración del Real Madrid...y de Raúl.

Como dice Pedja, talento de donde sea, pero sin prejuicios

Un abrazo

FAH dijo...

@Fernando. Precisamente, hace un mes publiqué un artículo en el Cinco Días con el título: "Raúl, un ejemplo para directivos". Te lo dejo por si te ayuda:

http://www.cincodias.com/articulo/Directivos/Raul-ejemplo-directivos/20090117cdscdidir_3/cdspor/.

Tenemos un blog, no sé si lo conoces, por si te interesa, que se llama "Aprende del Deporte": http://aprendedeldeporte.blogspot.com.

un abrazo, nos vemos.

Senior Manager dijo...

Esta es un práctica extendida en todos los países hipanoparlantes heredada a latinoamérica desde la península. Son simples paradigmas de épocas pasadas y hasta que no cambiemos la forma de pensar, la mayoría seguirá pensando que es menos que cualquier aglosajón.
SM

FAH dijo...

@Senior Manager. Yo creo que en Latinoamerica, en algunos casos, se da de manera más extrema. salu2.

Fernando dijo...

Francisco, me ha gustado mucho el artículo de Cinco Días. También el de Cuestión de Talento, pero que conste que lo he leído después de escribir el mío sobre Raúl, jeje. Me alegra ver que coincidimos. Hoy estaba un poco espeso, pero bueno, por lo menos lo he terminado.

Por cierto, he leído uno tuyo también sobre visión estratégica, Florentino Pérez y Del Bosque. Me encantaría hablarlo contigo un día, porque es cierto que a toro pasado también se pueden sacar más conclusiones. Un abrazo

FAH dijo...

@Fernando. Gracias. Lo hablaremos, claro que sí. El deporte es una fuente inagotable de enseñanzas, pero también un mundo complejo de gestionar (sobre todo por el factor emocional y mediático). un abrazo.

Francisco Aroca dijo...

IESE ó IE no tienen nada en absoluto que envidiar a un HEC, IMD, Harvard, etc.. . De hecho, pienso que en muchos casos es mejor sobretodo si haces un programa en inglés. Lo que pasa es que viste más si el que lee el cv no conoce el sector de las escuelas de negocio.

FAH dijo...

@Francisco Aroca. Desde luego, estoy contigo. Están al máximo nivel. Probablemente, como siempre hablamos, en España tenemos que explotar más nuestra marca. Salu2.

Nacho Muñoz dijo...

La cabra tira al momento y me hago otra reflexión tras tu lectura:
Ante una vacante en la empresa, ¿damos a priori más valor a las posibles candidaturas que vengan de fuera que al potencial que ya podemos tener en casa?

He incluido tu post en la recién inaugurada Sala de Exposiciones del Conocimiento Emergente: http://tinyurl.com/d76acc

Un saludo,
Nacho Muñoz

FAH dijo...

@Nacho Muñoz. Creo que no es posible establecer recomendaciones generales. Dicho esto, creo que es bueno crear cantera. Hay un par de cosas importantes en un puesto de gestión:

1. Conocer a fondo la cultura corporativa. Las culturas (principios y valores subyacentes a una organización) determinan los comportamientos de las personas. Conocer todos los entresijos de una organización lleva su tiempo, por tanto, quien está ya dentro es más fácil que se adapte y conozca los códigos de funcionamiento.

2. El orgullo de pertenencia es mucho mayor cuando has crecido profesionalmente y personalmente en ella, cosa que es más difícil cuando se viene de fuera.

3. Cuando el resto de la gente ve que es posible promocionar porque se promociona al talento interno, eso supone un plus para el resto de la organización.

En resumen, creo que es bueno, a poder ser, promocionar el talento interno, aunque en ciertas ocasiones no se tiene lo que se busca en casa.

gracias por participar. salu2.

FAH dijo...

@Nacho Muñoz. Se me olvidaba: gracias por citarme. salu2.

Publicar un comentario en la entrada