«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 4 de marzo de 2009

¿Te duele algo?

Hace unos días durante una reunión con el presidente de una compañía, en un ambiente distendido y relajado, surgió el tema de la crisis. Este ejecutivo, bastante baqueteado por la vida, comenzó a hablar: «¿Crisis? ¿Qué crisis? Somos un país muy flojito. Hay que irse a dar un paseo por la planta de oncología de un hospital infantil y ver lo que realmente es una crisis; venirse en patera de África y contemplar lo que es la crisis; o asistir a cómo un familiar se consume por alzheimer. El resto es peccata minuta».

Ayer hablamos de Rafael Nadal y de cómo una de sus principales virtudes es la capacidad de sufrimiento. De hecho el título completo de la charla–coloquio de ayer, que no lo especifiqué, era: «Rafael Nadal: El campeón y la persona. Lecciones para una sociedad aletargada». Lo de aletargada lo dice todo, y es que según Santiago Álvarez de Mon, vivimos en una sociedad fofita y blandita.

¿Te duele la cabeza? ¿Te ha chillado tu jefe? ¿No vas a poderte ir de vacaciones en Semana Santa? ¿El fin de semana tienes que trabajar? ¿Este mes no podrás ir ningún día a cenar fuera de casa?... Si te ocurre algo de esto, te recomiendo el siguiente video que dejo a continuación. Me lo envió hace algún tiempo mi amigo Carlos Vegas de Bruselas (Bélgica) y me ha venido a la cabeza en estos momentos. Somos unos afortunados y privilegiados, pero no nos damos cuenta. Hace apenas un par de semanas una buena amiga (muy joven) ingresó en la UCI de un hospital como consecuencia de una embolia pulmonar. Estoy seguro que cuando salga del centro médico su escala de prioridades y su visión de la vida habrá cambiado. Toda la gente que he conocido que ha atravesado por experiencias límites -Gustavo Zerbino (superviviente de Los Andes 1972) o William Rodríguez (último rescatado del 11-S), cito dos- me ha repetido lo mismo: hemos aprendido a no quejarnos y a disfrutar cada minuto de todo lo que tenemos, que a menudo, en comparación con otros, es mucho.


19 comentarios:

José Miguel Bolívar dijo...

Excelente reflexión. Con la vorágine del día a día solemos perder la perspectiva casi por completo y eso es grave. Es importante no olvidar que seguimos siendo unos privilegiados.

JM

Odilas dijo...

ESte sábado tuve una interesante charla con dos amigos. Cubanos. Uno afincado establemente en Barcelona. El otro viene cuando puede (o le dejan).

Hay algo que tienen ganado. No tienen miedo. Son cultural e intelectualmente potentes. Quiero decir que aquí no aplica aquello de "la ignorancia es valiente", pero celebran el estar vivos y están dispuestos a vivir lo que les toque vivir, con dignidad, con pasión y con sufrimiento. La vida es eso.

Te pillo por el Twitter de JM, gracias a los dos.

Miguel de Luis dijo...

Yo lo aprendí en Bucarest, hace algunos años, trabajando con niños de la calle.
Si tienes comida, techo, ducha y alguien que te quiera, no pierdas el tiempo quejándote, busca soluciones.

Senior Manager dijo...

El tema cultural de la palabra de seis letras que no termina de entrar en la cabeza de los que se habían acostumbrado a la bonanza... Me parece perfecto que estemos en esta situación y que vaya a peor, a ver si de una vez por todas aprendemos como pueblo y como país que las cosas son como son y que la vida es algo más que vacaciones y prestación por desempleo.
SM

Anónimo dijo...

perdonad que generalice pero somos unos imbéciles si necesitamos ver este tipo de videos (muy ilustrativo por cierto, gracias Francisco) para leer que la superacion y el esfuerzo son dos constantes en nuestra vida.
ah! es que nos habíamos olvidado de ello mirando el catalogo de televisiones de plasma en oferta para este fin de semana?
valores y ordenarlos por orden de prioridad. eso necesitamos, todos. un saludo, m.

FAH dijo...

@José Miguel Bolvar. Gracias por pasarte. Desde luego, es fácil perder la perspectiva. De vez en cuando una ración de adversidad nos pone a todos en nuestro sitio. Desde luego que el mundo no es justo de partida, ni todos tienen las mismas posibilidades. Así que los que hemos sido tocados por la fortuna, debemos al menos valorarlo. salu2 y gracias por referenciarme a twitter.

@Odilas. Me gusta eso que dices "que no tienen miedo". En la película "El hijo de la novia" se dice: "Cuando vos sabes que nade de lo que te pasó puede ser peor, eso te da un cierto poder". Quien ha navegado entre el sufrimiento, luego cualquier adversidad la gestiona perfectamente.

@Miguel de Luis. Gracias por pasarte y por la referencia a Bucarest. Estoy seguro que fue toda una experiencia. salu2.

@Senior Manager. Somos la 8ª economía del mundo (de un total de 200 aprox), lo que quiere decir que estamos entre el 5% de los países más ricos. El problema son las expectativas, como siempre.

@Anónimo. Creo que hay que disfrutar de la vida, de lo que tenemos pero sin generarnos dependencias. Aprovechar al máximo todo pero sin deprimirnos cuando nos desaparecen algunos de los privilegios.

gracias a todos, salu2.

Rafael R. López dijo...

¿has visto el nuevo anuncios de cocacola? la misma filosofía: "Apreciar lo realmente importante de la vida" ¿Será esto lo que aprendamos de esta crisis?

FAH dijo...

@Rafael R. López. Gracias por la referencia del anuncio de Coca-Cola. Intentaré verlo pronto. gracias por pasarte. salu2.

Pedja dijo...

Gran post Paco. HAce años, exactamente unos 10, murió de enfermedad el hermano de un amigo. Eso fue una primera colleja que me hizo ver que no hay que dejar nada para mañana. Luego murió otra persona joven de mi ámbito y me colocó una vez más en mi sitio. Tras finalizar mis estudios, hice una oposición, en contra de eso de pensar en el presente y disfrutar del día a día, hice un esfuerzo tremendo que no me hacía nada feliz.

Lo mejor de todo ello vino casi al final del proceso cuando comprendí que era un privilegiado porque mis padres me pudieran pagar aquella oportunidad, y cuando me di cuenta que era capaz de esforzarme día tras día, dando lo mejor de mi sin saber si iba a aprobar o no. Comprendí también que el resultado que obtuviera era importante pero mucho más era esa actitud que había ganado para toda la vida.

Después murió uno de mis mejores amigos, Gonzalo Crooke y me volvió a hacer relativizar las cosas mucho. Estar en la sala de terminales de un hospital es algo que camia la vida de cualquiera. Ahora cuando me preguntan ¿cómo estás? siempre digo lo mismo: "MUY bien, GRACIAS y tú?". Hay gente que me dice que no puedo contestar siempre muy bien, que eso no es real porque pasamos por altos y bajos y yo siempre contesto lo mismo: "Tengo salud y estoy bien, ¿qué más le puedo pedir a la vida?". Gracias Paco, es un placer hacer este viaje contigo, un abrazo.

FAH dijo...

@Pedja. Fantástico resumen. Desde luego que viviste muy de cerca lo de Crooke, al que conocía. Seguro que también aprendiste mucho de esa experiencia. Los hospitales son aulas gigantescas de las que se pueden extraer lecciones valiosísimas. Darse un paseo por la planta de oncología del hospital del niño jesús, y a continuación cruzar la calle y darte un paseo por El Retiro y verás que afortunado te sientes. Un abrazo.

carlinhos braun dijo...

Buenas.

La verdad es ahora hay mucha gente que lo está pasando muy mal con esta "crisis" (que más que crisis yo creo que es un cambio de paradigma a nivel global).

Pero es totalmente cierto que es importante relativizar las cosas; y que muy a menudo nos olvidamos de dar las gracias por cosas que ya tenemos (dar las gracias por estar vivos, por disfrutar de la salud, por poder levantarnos cada mañana, por tener una familia), pero que como son cosas que damos por sentadas no valoramos hasta que perdemos, y solo esa situación nos hace replantearnos nuestra escala de valores y prioridades.

Quizás la situación actual sirva como revulsivo en ese sentido.

Gracias Paco por la referencia al video. A mí me lo pasó una amiga (www.cristinaalegre.com) y la verdad es que viene muy bien verlo para que, como tú dices, nuestra escala de prioridades cambie.

Otro que me encanta es uno que me pasaste tú mí: http://www.youtube.com/watch?v=odmHLmUxS3s

Abrazos

FAH dijo...

@carlinhos braun. Gracias a ti. Y gracias por las referencias enviadas. Una pena la semana pasada no despedirnos oportunamente. Estuve liado. Tenemos algunos temas pendientes. Intentaré ir a Bruselas a mediados de abril. un abrazo mientras tanto. take care, sir.

carlinhos braun dijo...

Ya sabes que aquí tienes tu casa cuando quieras.

Por cierto, que me han pasado entrevista precísamente de este tema. Tiene mucha gracia, :)

http://www.youtube.com/watch?v=LoGYx35ypus

Abrazos

Alberto Barbero dijo...

Hola, Francisco:

Aunque un poco tarde... una vez más he mencionado tu artículo en mi blog.

FAH dijo...

@Alberto Barbero. muchas gracias por la recomendación. un abrazo.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Estimado Francisco: Creo que el video que nos ha puesto lo dice todo. No obstante, creo que la mayoría lo comprendemos, asentimos, etc. pero, a pesar de todo, no aceptamos nuestras pequeñas frustraciones. Creo que el ser humano parece solamente aprender cuando vive una experiencia que le hace modificar su escala de valores. ¿Es que nos hace falta una experiencia límite para darnos cuenta? Yo, por mi parte, voy a tratar de que no sea así y desde hoy mismo doy gracias por mi vida, tal y como está.

Pienso, por otro lado, que creemos que ser felices es experimentar siempre emociones positivas y desenterrar las negativas, normalmente asociadas a eventos que nos ponen a prueba y rompen nuestro equilibrio. Pero Boris Cyrulnik viene advirtiendo que para ser feliz se necesita también haber pasado por experiencias dificiles. Vamos que vivamos la frustración, la tristeza, el equivocarse, fracasar y muchas más cosas. Gran parte de los soponcios que mucha gente se lleva y de lo blanditos que somos, etc. es que no aceptamos lo desagradable de la vida. Ya podemos educar a las nuevas generaciones en esto, porque de lo contrario, la crisis será perpetua.

Felicidades por su blog y por hacernos despertar antes de tiempo.

Saludos cordiales,

José Luis Gonzalo

FAH dijo...

@José Luis Gonzalo. Muchas gracias por pasarte y por tu aportación y reflexión. Coincido plenamente contigo. En más de una ocasión he citado una frase que me gusta: "El dolor es el megáfono que utiliza Dios para despertar a un mundo de sordos". El hombre habitualmente cambia cuando todo tiembla alrededor. Como bien apuntas, la clave está en ser conscientes de ello, saber valorar mucho lo que uno tiene. Otra frase de Shakespeare que para mí es de referencia dice: "Sufrimos mucho por lo poco que nos falta y disfrutamos muy poco de lo mucho que tenemos". Gracias de nuevo. Un abrazo.

Katy dijo...

Gran post. Es verdad que la gente que ha pasado por grandes esperiencias traumáticas cambian de la visión de sus prioridades. Ves la vida de otra manera y disfrutas de cada minuto que te ofrece agradecida. Y tu frase magistral., los ganadores buscan soluciones y los perdedores excusas.
Gracias por pasarte por mi blog.

FAH dijo...

@katy. gracias también por pasarte por aki. "La adversidad como oportunidad". Mucha gente saca lo mejor de sí misma en situaciones adversas. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada