«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 6 de abril de 2009

Dirigir bien

En cierta ocasión comentaba el pensador Javier Fernández Aguado la siguiente historia.

Un directivo le comenta a otro:

Estoy intranquilo, porque desde que el director general acudió al curso de liderazgo la empresa va mucho mejor.

El otro, algo extrañado, le pregunta:

¿Qué es lo que te preocupa?

Que acabó ayer y hoy vuelve, concluye el primero.

Una vez el Presidente de Sanitas, John de Zulueta, me decía lo siguiente: “Un buen jefe vale oro. He tenido un par en mi carrera. Jefes que te apoyan, te defienden, te permiten los errores, hay pocos. Hay mucha gente falsa, trepadora, narcisista, buscando su gloria personal usando a los demás. He visto los dos extremos: lo muy bueno y lo muy malo, pero el problema no está en los negocios sino en las personas. En una empresa hay que fijarse en el carácter de los que la dirigen; el producto o servicio tienen poca importancia en la propia autorrealización. La gente se deja guiar demasiado por la marca o la empresa cuando lo realmente importante son las personas”.

Así es. Como explica también Fernández Aguado, la diferencia entre un “directivo” y un “buen directivo” es la misma que la que existe entre la “silla” y la “silla eléctrica”.

No obstante, para ser justos hay que decir que dirigir bien es algo complejo (se estima que sólo un 8% de las organizaciones tiene un liderazgo excelente) lo que requiere estar formándose continuamente: leyendo, asistiendo a seminarios y jornadas, reflexionando constantemente, poniéndose en manos de un buen coach... Y aún así nunca se sabe lo suficiente. Cada persona es un mundo, cada organización distinta, cada entorno diferente... Muchas ganas de mejorar, mucha práctica y mucha reflexión, serían las pautas a seguir.

6 comentarios:

Yoriento dijo...

Y luego dicen que los cursos sobre liderazgo no sirven para nada ;-)

Mi impresión es que tenemos que hablar menos de conceptos tan amplios como liderazgo y simplificar yendo a las conductas concretas que los directivos pueden implementar con sus equipos, muy concretas, que las entienda hasta un niño de 3 años :-)

A veces el management no es la solución sino el problema.

FAH dijo...

@yoriento. gracias. Desde luego, una de las asignaturas pendientes en todos los órdenes es la pedagogía en la comunicación. salu2 y buena Semana Santa.

Alberto Barbero dijo...

Hola, Francisco:

Estos días andaba yo dando vueltas al mismo tema y un amigo me ha pasado esta pequeña "videoreflexión":

http://www.leilanavarro.com.br/espanhol/index.php?pagina=videos_ver&idvideo=7

FAH dijo...

@alberto barbero. gracias. estuve hace un par de semanas con leila navarro. gracias por el vídeo. totalmente de acuerdo con el mensaje. Siempre con quejas y con una gran falta de empatía para ponernos en el lugar del jefe. salu2.

Anónimo dijo...

¡¡¡¡ ya estamos!!!!
que si, que si, que ser, estar y ejercer de lider...es dificil, complicado, y...todo lo que queramos..
bien, por ese motivo, y teniendo en cuenta la empatía: "Antes de juzgar a alguien, camina durante tres lunas con sus mocasines puestos.
(Nativos americanos)"
Ahora bien, la historia es muy real, y yo me pregunto si además de carecer de muchas cosas, no carecemos de sentido del humor...
Me ha encantado.
un saludo cordial, M.

FAH dijo...

@anónimo. desde luego, el sentido del humor es una cosa demasiado seria, Groucho dixit. Aprender a reírse de uno mismo: esencial. Quitar presión y mejora las relaciones y la comunicación. gracias. salu2.

Publicar un comentario en la entrada