«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 3 de mayo de 2009

Ítaca

Quizás una de las claves más importantes de la existencia sea el disfrutar mucho de lo que se tiene mientras se avanza hacia nuevos retos saboreando el trayecto. Hoy día ya sabemos que lo que más placer produce, es la sensación de “lucha” que experimentamos cuando trabajamos en un proyecto retador que nos apasiona. El placer no está en la meta sino en el viaje (ver post "El viaje es la meta", 22/03/09). Es lo que se conoce como el “circuito de búsqueda”. Eduardo Punset lo descubrió con su perra Pastora y a si lo describe en su libro “El viaje a la felicidad”: “Me fijé en que Pastora iniciaba una danza alucinante en cuanto me veía dar los pasos que, como bien sabía ella, conducían a que le diera su comida. Saltaba, movía la cola… Era feliz, desbordaba entusiasmo. Pero una vez con el plato delante se tendía en el suelo y toda esa danza terminaba. Con la mayor calma, se lo comía todo. Sin más. Lo que vi es que sólo había explosiones de alegría en los momentos de expectación. Años más tarde leí que existe lo que los científicos llaman el circuito de la búsqueda, y que ahí, en la expectativa, radica la mayor parte de la felicidad. Por eso digo que la felicidad con minúscula está escondida en la sala de espera de la Felicidad con mayúscula”.

Cuando esto ocurre podríamos decir que estamos en estado de “flow”, término acuñado por el científico norteamericano de origen húngaro, Mihaly Csikszentmihaly (ver post “Flow”, 19/03/09), es decir, “cuando tenemos una experiencia plena, estamos en el flow. Es un estar bien, un bienestar, un sentimiento de plenitud, de felicidad podríamos decir, que se da sobre todo cuando hacemos algo que concentra nuestra atención al máximo, que saca de nosotros todo nuestro talento y nos implica plenamente. Esa plenitud puede estar presente en muchos momentos de nuestra vida. Es una especie de corriente que atraviesa, impulsa y dirige las vidas de los que poseen o son poseídos por esa emoción. En los últimos tiempos, mi interés por la ciencia ha ido centrándose en la ciencia aplicada al estudio de la felicidad, que es un campo muy disperso, muy reciente. Uno de los hallazgos más interesantes que he hecho es el del concepto de flow”.

Mihaly Csikszentmihaly ha estudiado desde los 90 esos estados en muchas personas que hablaban de las más diversas actividades y “lo importante es que las tareas donde surge ese flow son aquellas en las que haces algo que tiene sentido, que implica tus cinco sentidos, todo tu cerebro. Da igual lo que sea, desde escalar una montaña o jugar al ajedrez hasta cuidar de un amigo o hacer investigaciones científicas. Ahí está la felicidad. No en el ocio, en el no hacer nada, sino en ciertas actividades de gran exigencia que nos obligan a concentrarnos. Por ejemplo, viendo la televisión normalmente no se está en el flow; leyendo es bastante probable que sí”.

El poeta griego Cavafis a través de su conocido y fantástico poema “Ítaca” (en griego, “un lugar lejano), nos transmite el mensaje descrito:

“Cuando emprendas tu viaje a Ítaca,
pide que tu viaje sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma, si no los yergue tu alma ante ti,
si tu pesar es elevado, si selecta es la emoción que toca tu espíritu y
tu cuerpo.
Pide que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas de verano que llegues,
¡con qué placer y alegría!
a puertos antes nunca vistos.
Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Tu llegada allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje
mejor que dure muchos años y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino sin aguardar a que Ítaca
te enriquezca.
Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
Entenderás ya que significan las Ítacas”.

10 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Buen post Francisco:

Recuerdo que cuando jugaba a realizar construcciones lo importante no era el resultado final (que siempre dejaba una sensación de vacio) si no lo que disfrutaba seleccionando y encajando piezas. Cuando te concentras y pones los cinco sentidos en algo tienes siempre una sensación de felicidad.

Un abrazo

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. Muchas gracias, as usual. Así, ese estado de "flow" es fantástico. salu2.

Gabriel Schwartz dijo...

FAH, me gusta que nos recuerdes LO IMPORTANTE...

Quiero agregar: el estado flow también se logra cuando haces el amor o juegas un partido de futbol con amigos. si te la pasas buscando estar pleno, nunca estarás totalmente abierto.
Itaca, era el puerto de donde partió y al que volvió Ulises (y donde lo esperaba Penélope, tejiendo y destejiendo). Cuál es el mensaje, entonces ? Puedes dar vuelta por todas las aventuras porque tienes tu Itaca.

FAH dijo...

@gabriel schwartz. efectivamente, es el caso de Ulises. Recomiendo el libro "Las estrategias de Ulises", de José María Ortiz. salu2.

Senior Manager dijo...

Pienso que cada hombre y mujer debería tener su propio Ítaca particular, ya que no veo una existencia plena sin un buen flow...
SM

FAH dijo...

@senior manager. coincido contigo... es imposible una existencia plena sin un buen flow. gracias. salu2.

Anónimo dijo...

Me ha gustado eso de que "el viaje es la meta". estoy plenamente de acuerdo con el concepto "flow"... estar inmerso en un proyecto retador... y como dice otro de los blogueros el flow se aplica a muchas situaciones... situación de bienestar en la que todo fluye. gracias. saludos.

pedro.

FAH dijo...

@anónimo. muchas gracias por pasarte y participar. estoy muy de acuerdo con lo que dices. saludos.

Pedja dijo...

Fantástico post Paco, el viaje es la meta y estamos dieñados para la épica, un placer que este viaje lo haga con amigos como tú, un abrazo.

FAH dijo...

@pedja. el placer (y el viaje) es mutuo. "Ítaca" gran palabra... un abrazo hacia la city.

Publicar un comentario en la entrada