«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 3 de junio de 2009

De ingenieros y jefes

Recuerdo que alguien hace algún tiempo me pasó la siguiente historia que encontré entre mis papeles hace algunos días. Dice así:

Un tipo volaba en globo. De repente se percata que estaba perdido, maniobra y desciende un poco. Divisa a un hombre abajo en la calle y baja y le grita:

Disculpe, ¿podría usted ayudarme? Prometí a un amigo que me encontraría a las 14.00, llevo media hora de retraso y no sé dónde estoy.

Claro que puedo ayudarle. Usted se encuentra en un globo de aire caliente , flotando a unos 30 metros encima de esta calle; está entre los 40 y los 42 grados de latitud Norte y entre los 58 y 60 grado de longitud Oeste.

¿Es usted ingeniero?

Sí, señor. Lo soy, ¿cómo lo supo?

Porque todo lo que usted me ha dicho es técnicamente correcto, pero aún no sé que hacer con la información que me ha dado y continuo perdido.

¿Y usted debe ser jefe, verdad?

En efecto, lo soy, ¿cómo lo averiguo?

Muy fácil: no sabe ni dónde está, ni para dónde va... Hizo una promesa que no tiene idea de cómo cumplir y espera que ahora otro le resuelva el problema. De hecho, está exactamente en la misma situación en que se hallaba antes de encontrarnos, pero ahora, por algún motivo, resulta que la culpa es mía.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Es genial. La realidad de todo jefe. Todos le habremos puesto nombre y apellidos a esta persona.
Sergio del Valle

FAH dijo...

@sergio del valle. gracias por pasarte y participar. desde luego, la historia hace gracia pero en ocasiones es cierta. abrazo.

Begoña Coach Politico dijo...

Cierta como la vida misma.

Las experiencias y vivencias de cada uno hacen que lo vivido posteriormente siga teniendo diferentes interpretaciones.

Unos se focalizan en la reacción de jefe, a ello le sumo la reacción del ingeniero, pues ante el hecho de "saber" que es un jefe le responde ha sabiendas de no entender la información facilitada.

Pedimos por activa y pasiva que se pongan en el lugar de uno y nos olvidamos en ponernos en el lugar del otro.

Actitud, conciencia, ganas, aprendizaje...resultado poder ir con una SONRISA.

Gracias FAH

FAH dijo...

@begoña coach político. gracias a ti por pasarte y participar... La empatía, que importante es. Mucho se habla de los jefes, pero en muchos casos los empleados no se ponen en la piel de sus superiores... salu2.

Nacho Muñoz dijo...

Muy buena historia, provoca la risa al momento... el ingeniero ha dado en el clavo con la descripcion del jefe, pero claramente deberia dejarse de coordenadas y entender el lenguaje de la necesidad del jefe, para intentar ayudar a resolver el problema.
:-)

FAH dijo...

@nacho muñoz. sí, pienso como tú en vez de opinar todos de todos (casi siempre para mal) deberíamos poner más de nuestra parte para ponernos en el lugar del otro. abrazo.

GDS dijo...

Este jefe por lo menos ha preguntado. Hay muchos que simplemente no llegarían a la reunión y se inventaría algo.

Pero por otra parte no todos los jefes son iguales, hay jefes muy considerados, participativos, trabajadores y con sentido común ante sus circusntancias y la de los demás.

Saludos.

FAH dijo...

@GDS. desde luego, estoy contigo, hay de todo, aunque lo bueno, precisamente por excepcional, no suele abundar. salu2.

Josep Julián dijo...

Vivimos en un mundo cada vez más corporativista y lo que relatas en la historia es una prueba de ello.
No se te ocurra preguntarle a un médico sobre algo que te ocurre pero no es de su especialidad, por no hablar de la antipatía mutua entre los ingenieros y los arquitectos (todavía están discutiendo quienes están más capacitados para construir edificios).
En fin, seguiremos teniendo lo que nos merecemos.
Un saludo y hasta pronto.

FAH dijo...

@josep julián. buen apunte el que haces. soy un gran defensor de la integración de campos del conocimiento diversos para aprovecharse mutuamente de lo mejor de cada uno, porque todo está interrelacionado e interconectado. El problema, como señalas, es el orgullo, la necesidad de quedar por encima de los demás. gracias. salu2.

Fernando dijo...

Gran post, Paco, y grandes comentarios los de todos.

A los jefes se les olvida a menudo que lo importante es ir en la dirección correcta, con independencia de que te hayas desviado algo en las coordenadas por las bolsas de aire caliente del día a día. Es fácil estar más preocupado por sortear dichas bolsas de aire que por tener claro a dónde se quiere llegar, por lo que se pierde mucho tiempo en aspectos menores perdiéndose la perspectiva.

El ingeniero por su parte, se olvida a menudo de que el del globo maneja más información que él y que lo que se le requiere son señales claras y evidentes para poder seguir llevando el globo en la dirección adecuada.

Faltan, por lo tanto, comunicación y empatía en la mayoría de las empresas, como bien se ha indicado.

Un fuerte abrazo y enhorabuena

FAH dijo...

@fernando. gracias. yo creo que cont tu analogía lo has explicado perfectamente: visión de conjunto y perspectiva. salu2.

Publicar un comentario en la entrada