Próximo jueves 30 de marzo, evento de #AprendiendoDeLosMejores en Lleida con ESADE Alumni   |   Información e inscripciones en el siguiente link

domingo, 21 de junio de 2009

El león y las zapatillas

En primer lugar, muchas gracias a todos, porque el artículo que publiqué ayer en el Cinco Días titulado “El nuevo Real Madrid” fue la noticia del periódico más leída del día (15.772 visitas) y en tan sólo un día se ha convertido en la cuarta noticia más leída en los últimos 30 días. El fútbol es el “fenómeno de fenómenos" de la sociedad, o como dijese Vázque Montalbán, "la droga dura de las democracias".

Hoy domingo os dejo la siguiente historia:

«Dos directivos iban por la selva y se encontraron con un león. Uno de los dos se dispuso rápidamente a cambiar sus botas por unas zapatillas deportivas y su compañero le dijo:

¿Para qué te pones zapatillas si es imposible que corras más que el león que nos va a comer igual?

El otro contestó:

Me pongo zapatillas simplemente para correr más que tú».

Es una historia que contaba José Ignacio López de Arriortúa y que refleja muy bien algo que conviene no olvidar y que decía Jum Bondurant: “Es suficiente ser un 1% mejor que la competencia para ganar. Los clientes creerán que sois un 10% mejor lo que significará un 100% más de ventas”. Muchas veces no hace falta ser excelente sino simplemente mejor que el resto.

6 comentarios:

Jesús López dijo...

Hola Francisco,

Estoy totalmente de acuerdo pero realmente, como cuesta entenderlo!!.

Hace tiempo escribía un artículo sobre los perfeccionistas: http://www.apuntesgestion.com/2006/08/19/peligro-perfeccionistas/

Y ahora el tuyo me viene al pelo para confirmar y mejorar mi opinión.

Saludos,

FAH dijo...

@jesús lópez. gracias por pasarte y dar opinión. interesante tu artículo también. salu2.

Germán Gijón dijo...

Hola, Francisco:
la esencia del "argumento diferencial de ventas" que en muchas ocasiones he -hemos, seguramente- expuesto.
Dos representantes fueron mandados a África a analizar las oportunidades del mercado de las zapatillas deportivas. Al cabo de un mes, se recibió un telegrama del primero, que decía: "Nada que hacer; en este país suelen ir todos descalzos". Quince días más tarde, se recibió el telegrama del segundo representante: "Excelente mercado; aquí van todos descalzos, y estoy haciendo grandes pedidos".
Bien sea el miedo, la ambición o la necesidad, la motivación es el impulso para llevar a cabo la acción (o en el caso de tu historia, para prevenir el desastre).
Un abrazo, Francisco.

FAH dijo...

@germán gijón. gracias. muy buena historia. La colgaremos por aquí. salu2.

Fernando dijo...

Me han encantado el Post y los comentarios con Links e historias incluídas.

Hago hincapié en lo diferencial, Paco, como ya hemos comentado en alguna ocasión.

Un fuerte abrazo

dong dong23 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario en la entrada