«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 22 de junio de 2009

Las asignaturas más duras para los directivos

Una investigación (2004) llevada a cabo por Otto Walter entre 972 directivos recoge 27 situaciones difíciles de manejar que complican la vida de los jefes hasta el punto de apartarles del camino del liderazgo. Los encuestados dieron su opinión sobre la dificultad de varias facetas del ejercicio de su cargo, respondiendo "muy difícil", "dificultad media" o "no me parece especialmente difícil". De sus respuestas se deduce que hay 12 conductas y situaciones que suponen dificultad media o alta para más del 71% de los mandos, y de ellas, los primeros puestos tienen que ver con acciones relacionadas con la comunicación.

1. Decidir y comunicar que no siguen en el equipo (86,2%).
2. Comunicar decisiones que vienen desde arriba y no comparto (85,2%).
3. Comunicar cosas que no van a gustar a otros (83,4%).

4. Organizarse mejor y saber manejar el tiempo (35,6%).
5. Mantener el control en situaciones de estrés (33,6%).
6. Estar a la altura en fondo y forma (29,3%)
7. Dedicar tiempo al equipo (25,4%).
8. Escuchar bien (22%).

En alguna ocasión hemos citado aquí la “paradoja de la comunicación”: “Nada tan fácil y sencillo al hombre como hablar con los que le rodean y, curiosamente, nada tan arduo y complicado”.

La comunicación, cuando hablamos de relaciones entre personas, lo es todo. En el “Mito del líder” se dice: “La acción de comunicar es muy semejante a la de respirar, esa función natural que mantiene con vida a las personas. Deje de respirar y dejará de ser. Deje de comunicar y dejará de vivir, a menos que seamos el único habitante de una isla desierta”.

Sin embargo, saber qué decir, cómo y cuándo, no resulta nada sencillo. Los paradigmas y percepciones de cada persona son distintos y eso condiciona mucho la comunicación. También en la obra citada se dice: “En la comunicación (emisor–mensaje–receptor) conviene estudiar dos planos de análisis: el primero, el plano explícito (intelectual): lo que sé y lo que pienso (y digo); el segundo, el plano implícito (afectivo): lo que siento. Hay que aprender a atender y entender las razones del corazón si queremos que se produzca un diálogo. El lado afectivo guarda las zonas más ocultas de la comunicación”.

11 comentarios:

Germán Gijón dijo...

Hola, Francisco:
esto demuestra que gran parte de los directivos carece de inteligencia emocional. Porque precisamente, esta no permite que las emociones interfieran en las acciones racionales, lo que no quiere decir que excluya del individuo su capacidad emocional. No quiero decir que deban ser insensibles: les cuesta, y esa es la razón. Pero el hecho es que quizá su percepción de las propias emociones es inusualmente alta en el desempeño de su papel, en relación con el justo equilibrio de la obligada inteligencia racional.
En fin, yo no soy experto en estos temas y las mías no dejan de ser opiniones.
Saludos.

Fernando López Fernández dijo...

De acuerdo con lo que comentas Francisco. La comunicación con los empleados es lo más complejo que existe porque al ser bidireccional cada parte al final tiende a entender dependiendo del momento, lo que quiere y siente

saludos

Senior Manager dijo...

Sigue y seguirá siendo un problema complejo por todo lo que involucra y sobre todo porque somos humanos y no siempre vamos a aprender a comunicarnos como deberíamos, tenemos muchos aspectos culturales y paradigmas "infiltrados" en la forma en cómo nos comunicamos y eso hace que no prestemos atención y que solicitamos feedback, pilares fundamentales de la comunicación... ¿se resolverá algún día? ...no lo creo.
SM

FAH dijo...

@germán gijón. creo que has dicho algo importante. En un puesto directivo, más del 80% es inteligencia emocional y en la comunicación ésta se pone a prueba de manera muy clara. dicho esto, en temas de comunicación, directivos y no directivos, debemos mejorar continuamente ya que nunca se sabe lo suficiente. gracias.

@fernando lópez fernández. así es, como casi todo en esta vida, tiene doble cara, doble lectura, doble visión. salu2.

@senior manager. estoy de acuerdo, la comunicación es demasiado compleja porque tiene múltiples aristas. es un tema poliédrico. nos queda mejorar día a día. gracias. salu2.

MaS dijo...

"El lado afectivo guarda las razones más ocultas de la comunicación",y las más auténticas.
El que se acerque a la emoción, al sentimiento,...está más cerca de ver la luz en el proceso de comunicación.
Añado un dicho que llevo grabado en la piel, "NO IMPORTA LO QUE DIGAS, SINO CÓMO LO DIGAS".
Un saludo cordial,

FAH dijo...

@Mas. gracias. estoy totalmente de acuerdo contigo. Ya lo decía El Principito: "El corazón tiene razones que la razón no entiende". Salu2.

Pedja dijo...

Y cuándo no te dejan comunicar? Cuándo no quieren escuchar? o lo que escuchan no es lo que quieres transmitir? Buen post Paco, enhorabuena¡¡

FAH dijo...

@pedja. gracias. desde luego existe lo que se conoce como "barreras a la comunicación" (prejuicios, convencionalismos, cuestiones culturales o históricas, emocionales...). Lo primero que hay que decir que "comunicar no es hablar", sino mucho más que eso y hay que tener en cuenta diferentes dimensiones: psicológica, cultural, histórica, etc... Algún día hablaré de esto. salu2.

Fernando dijo...

Gran post y grandes comentarios.Suscribo la frase de MaS y aporto otra: más vale ponerse una vez colorado que cien veces amarillo. Claro que es difícil comunicar decisiones que no van a gustar a la gente, pero yo creo que el directivo tiene que ser consciente de ello.

En cualquier caso, yo creo que la inteligencia emocional se educa y que uno con el paso del tiempo, va ganando experiencia, y sin dejar de lado su faceta más humana, va siendo capaz de comunicar aspectos buenos y no tan buenos del trabajo.

Un abrazo

Fernando dijo...

Aclaro en lo de que el directivo tiene que ser consciente de ello (no le he redactado bien), que creo que una persona que aspire a un puesto de dirección debe tener claro que tomar decisiones no es fácil y que a menudo conlleva, como decía Paco en el Post, disgustar a gente de la organización.

Abrazos

FAH dijo...

@fernando. gran comentario. La "inteligencia emocional" se va a aprendiendo con la práctica y con la reflexión, que consiste en ser asertivo, decir lo que se tiene que decir sin herir. Además, "un directivo es alguien que toma decisiones y alguna vez acierta". Un ejecutivo no se puede ver dominado por la "parálisis por el análisis". Hay que tomar decisiones, muchas veces difíciles. abrazo.

Publicar un comentario en la entrada