«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 14 de junio de 2009

Ni generalista amateur, ni especialista aislacionista

Soy un defensor de una visión multidisciplinar de la vida. Creo mucho en la integración de campos del conocimiento diversos aprovechando lo mejor de cada disciplina porque desde mi punto de vista todo está interrelacionado, y con un poco de humildad y si el orgullo no nos puede, podemos aprovechar del valor de cada rama del conocimiento. En cierta ocasión escribí un artículo en Expansión & Empleo y también en este blog titulado: “Ponga un Da Vinci en su empresa” cuyo objetivo era precisamente éste, reflexionar sobre la importancia de tener amplitud de miras tanto a nivel profesional como personal.

Una vez, el ex ministro de Defensa, Eduardo Serra, decía: “Una de mis cualidades es que no sé de casi nada, pero lo que sí sé es que necesitas una buena conexión con el especialista. Vivimos en un mundo de especialistas que requiere ser dirigido por generalistas. Por desgracia, todavía vivimos en la cultura del gremio contraria a esta idea. Aunque no nos demos cuenta el corporativismo en España sigue lastrando la competitividad”.

A raíz de esta opinión, le pregunté a Santiago Álvarez de Mon, Profesor del IESE, cuál era su punto de vista. Esto me contestó:

A mí me preocupa la especialización aislacionista, el hombre que sabe sólo de una cosa, pero también me preocupa el generalista que es amateur en todo; gente que pasa por encima de las cosas sin enterarse de nada y nos hace creer que tiene una visión global, integral y transversal del mundo. Yo creo que la mejor manera de llegar a una visión global de las cosas es saber mucho de algo, y desde ese epicentro, a lo mejor adquieres una dimensión mayor. Pero creo que no se puede llegar a una visión generalista de las cosas desde la suma de saberes superficiales. Respecto al corporativismo, es feroz en muchos ámbitos: en la profesión periodística, en la académica, en la médica...; en él encontramos a nuestra fotocopia, y al calor del grupo, nos sentimos arropados y fuertes. El problema es que el hombre no sabe nadar en la ambigüedad y en la incertidumbre, su hábitat natural.

9 comentarios:

Yoriento dijo...

Creo que todos estaremos de acuerdo con las afirmaciones "generalistas", en este caso, de Álvarez de Mon.

¿Cómo estar en contra de que es tan limitante saber sólo de una cosa como no saber de nada en particular? :-)

Quizás el debate sea más fructífero cuando lo llevamos al concepto de la polivalencia: ¿tenía Serra las competencias para entender y aprender a aplicar relativamente pronto en su nuevo ámbito de trabajo? :-)

FAH dijo...

@yoriento. muchas gracias. estoy de acuerdo contigo, la dificultad está en que no es fácil encontrar el equilibrio entre la especialización y la generalización. El concepto de polivalencia (o versatilidad) es, sin dudas, fundamental. Ese carácter polivante aporta mucho valor en las organizaciones. gracias.

FAH dijo...

@yoriento. muchas gracias. estoy de acuerdo contigo, la dificultad está en que no es fácil encontrar el equilibrio entre la especialización y la generalización. El concepto de polivalencia (o versatilidad) es, sin dudas, fundamental. Ese carácter polivante aporta mucho valor en las organizaciones. gracias.

Jesús García dijo...

Buen tema de debate.
Por supuesto estoy de acuerdo en que la superespecialización es limitante para una visión global, por eso en cualquier empresa o proyecto es importante el elemento multidisciplinar, aunque sea "amateur", pero matizo:
evidentemente tiene que tener formación o experiencia en el campo del proyecto, pero su aporte puede ser, gestionar las distintas sinergias, relaciones entre departamentos, capacidad de adaptación y aprendizaje... y sobre todo una visión y análisis desde "fuera del proyecto"

FAH dijo...

@jesús garcía. creo que la especialización sin visión de conjunto sirve de poco, porque las meras disciplinas (medicina, psicología, derecho...) hay que ponerlas siempre en contacto con la realidad, sino son utopía. gracias.

Josep Julián dijo...

Mi opinión coincide más con la de Eduardo Serra que con la de Álvarez de Mon. La capacidad de un buen generalista es tener el teléfono que quien más sabe de algo que ser buenísimo en algo y suponer que eso te da visión global.
También coincido con Yoriento y contigo, cuando decís que la polivalencia es un valor altamente demandable.
Saludos.

Pedja dijo...

Pues para tener el teléfono de quien sabe y te atienda y te hga caso, más que generalista o especialista lo ue hace falta es saber comunicar, trabajar con otros, relacionarse, no somos nada sin los otros, buen post Paco, abrazo.

Germán Gijón dijo...

La visión generalista de las cosas aporta perspectiva, de eso no hay duda. Pero estoy de acuerdo con el profesor Álvarez de Mon. Como también dice un ex alumno suyo, Carlos Abadía (interesante libro; todavía no sé por qué pide perdón por ser consultor porque a mí, particularmente, me da una envidia sana): la especialidad en un tronco para determinar los racimos y aplicarlos con eficacia es más que necesaria. La ausencia de conocimiento en otras materias siempre es perdonable, porque en el mundo de la empresa las cualidades y contenidos están interrelacionados (y hombre, de todo, de todo... pues no se puede saber). Es entonces cuando hay que aplicar la referencia de Josep Julián: se echa mano de la agenda, se usa el teléfono y se complementa el conocimiento.
Un buen post, Sr. Alcaide.
Saludos.

FAH dijo...

@josep julián. muchas gracias por pasarte. Si el punto de equilibrio entre generalista y especialista no es fácil. Quizás, como dices, es estar muy bien rodeado y asesorado y tener la sensibilidad suficiente para poner en perspectiva lo que el especialista cuenta.

@pedja. gracias, como siempre. la comunicación lo es casi todo y hay que estar en permanente contacto con la gente.

@germán gijón. sí estoy de acuerdo contigo en lo que dices de los consultores. Me gusta esa frase que dice: "Hay consultores que son buenos y caros; otros sólo son caros". Pero cuando uno encuentra uno bueno es fantástico. gracias.

Publicar un comentario en la entrada