jueves, 16 de julio de 2009

El mundo es maravilloso pero hay que saber maravillarse

Es una frase que me dijo en cierta ocasión Eduardo Jáuregui, de Humor Positivo, cuando le pregunté que me definiese el mundo con una frase. Si uno echa una mirada a las noticias parece que todo es horrible: asesinatos, pederastas, malos tratos... Nada más lejos de la realidad. Parece que lo que nos transmiten desde prensa, radio y televisión, es lo que pasa en el mundo, pero no, eso es la excepción y no la regla. Y tiene una explicación. Desde el punto de vista del marketing, la regla número uno es la diferenciación o la exclusividad. Interesa lo que llama la atención. Y desde el punto de vista de los medios de comunicación ocurre lo mismo. Lo que es noticia es lo extraordinario, y a menudo lo malo es extraordinario porque en el día a día la mayoría de los ciudadanos se comportan con bastante normalidad.

Recuerdo hace ya algún tiempo lo que me contaba el psiquiatra Luis Rojas Marcos. En uno de sus viajes desde Nueva York, donde vive, a España, le preguntó a una señora:

- ¿Qué tal está España?

Ésta enseguida contestó:

- Fatal, está llena de asesinos y pederastas.

Inmediatamente Luis le dijo:

- ¿Y Vd. cuántos conoce?

- Yo ninguno, terminó de responder la mujer.

"El mundo es maravilloso -nos dice Jáuregui- pero hay que saber maravillarse". Cuidado con creer que lo que nos viene desde los medios de comunicación es lo general. No. Eso es la excepción. Y no se olvide de la actitud positiva. Como decía Beethoven: "Es la misma lluvia la que hace crecer en los rosales zarzas y en los jardines flores".