«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

domingo, 26 de julio de 2009

La necesidad de afecto

Hace algún tiempo (02/11/08) escribí un post titulado: "La falta de afecto nos hace crueles", en el que hacía referencia a la película "Al este del edén" (1955) de Elian Kazan y también a la conocida historia de el 'monstruo de Amstetten', Josef Fritzl.

Hoy me quiero detener en este tema de nuevo. Hace algunos días en una reunión uno de los presentes, presidente de una conocida multinacional, decía: "En el mundo directivo existe mucho ego, arrogancia y falta de respeto, y esa gente, que habitualmente es muy capaz, no me gustaría que estuviesen en mi equipo. Esto nos lleva a una reflexión: ¿Para ser un líder fuerte, carismático y destacar tienes que tener alguno de esos atributos que tienen connotaciones negativas?".

En mi experiencia las actitudes dictatoriales y totalitarias son el resultado de carencias afectivas notables. El afecto es el alimento de la autoestima, que no es más que la forma en la que nos vemos a nosotros mismos. Cuando uno se ha criado en entornos de afecto fértiles, a la persona se la valora por "ser" (persona) y no por "tener" (abalorios). A menudo, quien tiene deudas afectivas, recurre al temor y el miedo para encontrar la aceptación, porque no admiten el rechazo; rechazo que procede del hecho de confundir "tener" y "ser". El primero es efímero, depende de los resultados, el segundo, es independiente de éste y el respeto absoluto a la dignidad humana.

Santiago Álvarez de Mon nos dice: “El fracaso exige una autoestima y confianza que de no tenerse acaba por tornarse en venganza”. Y continúa: “Hitler de pequeño quiso ser pintor. Dos veces intentó entrar en la Academia de Bellas Artes de Viena y dos veces le dieron con la puerta en las narices. ¿Cuál fue una de las primeras ciudades sobre la que manda marchar sus ejércitos? Viena. ¿Es la bella ciudad imperial un enclave estratégico o el lugar de sus frustraciones y fracasos?”. Me parece muy acertada: la frustración a menudo tiene dos consecuencias: violencia o depresión. A las frustraciones (percepción por un resultado) se las hace frente con actitud positiva y visión vital que son la consecuencia de una mirada de la realidad basada en el "ser" y no el "tener".

Os dejo un video:

8 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buen video. y la musica también. qué importante son las relaciones. saludos desde caracas. juan francisco chaild.

Fernando dijo...

Gran post, Paco, me ha gustado mucho. Suscribo buena parte de lo escrito. A puntas cosas muy interesantes. Me quedo con dos de ellas: Una, la de la frustración: no todo el mundo está preparado para asumir un fracaso y creo que, como bien dices, todo se comienza a originar en la educación. Dos, una persona egocéntrica, que falte al respeto e individualista es muy difícil que haga equipo. Yo tampoco la querría en el mío.
¡Enhorabuena por el post!
Abrazos

FAH dijo...

@fernando. gracias. desde luego, lo del ego es peligroso. ya hay personas que trabajan en modelos de gestión del ego. salu2.

Jesús García dijo...

Los valores negativos son siempre negativos, para ser un buen líder hay predicar con el ejemplo y esos atributos no son validos.
En cuanto a la gestión del fracaso, estoy de acuerdo en que no todo el mundo está preparado, para mí es una cuestión de educación, ya desde pequeños tenemos que enseñar que no siempre se gana y que perder no es el final.
Buen post. Un saludo

FAH dijo...

@jesús garcía. creo, como apuntas, q no todo el mundo está capacitado para la gestión del fracaso y la frustración, auténtica prueba de la fortaleza del ser humano. Por eso, la autoestima (te valoro por quien eres independientemente del resultado) es clave porque no depende de factores externos. gracias por pasarte. salu2.

carlinhos braun dijo...

Interesante historia la de Hitler y Viena.

Y qué cierto lo de que muchas veces cuando la gente se comporta de forma agresiva, arrogante, etc.. es simplemente por inseguridades y falta de autoestima.

Precioso el video. No me termina de convencer la música. Pero para gustos los colores.
Como comentábamos el otro día, qué interesante la música como generadora de estados de ánimo....

Abrazos

Blanca dijo...

Saludos a todos, puesto que es la primera vez que escribo. Enhorabuena por el post, motiva y emociona. Apunto que la no aceptación del fracaso, la frustación y el posterior erróneo desahogo, en mi opinión, se origina por una falta de conocimiento de sí mismo. El primer paso es saber identificar tus debilidades y defectos, y saber que en gran medida son el origen de tus fracasos; y una vez conseguido será más facil minimizar tus érrores y cuando se den, no derivarlos en actitudes todavía más perjudiciales.
Saludo

FAH dijo...

@carlinhos braun. gracias. a mí el video me gusta, la música, también... cuestión de gustos. en lo que coincidimos es la importancia de la música en los estados de ánimo que, como sabemos deteminan nuestros comportamientos y éstos a su vez el rendimiento. Una persona es, sobre todo, un estado de ánimo. abrazos.

@blanca. gracias por pasarte. espero que a partir de ahora lo hagas más a menudo. creo que das en la clave y ahí está el origen de todo: "Conócete a ti mismo". Otro pensador iba un poco más allá: "Conócete, acéptate, supérate". Lo de conocerse y aceptarse me parece esencial. salu2.

Publicar un comentario en la entrada