miércoles, 19 de agosto de 2009

Cadena de Favores

Hace un par de días pude ver una película que tenía ganas de ver desde hacía algún tiempo y que me había recomendado el bloguero Pedja: "Cadena de favores" (2000), de Mimi Leder, e interpretaciones de Hellen Hunt, Kevin Spacey además del joven Haley Joel Osment.

Trevor (Jaley Joel Osment), inspirado a raíz de una propuesta de Eugene (Kevin Spacey) -su nuevo profesor de Estudios Sociales- según la cual los niños han de imaginar una idea para cambiar le mundo e intentar ponerla en práctica, iniciará sin saberlo una exitosa "cadena de favores" que se extenderá por toda la ciudad de Las Vegas y que consiste en ayudar a tres personas y que éstas ayuden en pago a otras tres, y así sucesivamente. Apuntamos sólo algunas enseñanzas:

1. Cualquier biografía tiene luces y sombras; cosas que nos gustan de nosotros y cosas que nos gustaría omitir pero que están ahí. Nadie está completamente satisfecho al cien por cien. A todos nos gustaría hacer un collage de lo que somos.

2. Hablar de seres humanos es hablar de miedos, limitaciones, carencias... Todos las tenemos. Muchas veces no se trata de luchar contra ellas sino simplemente de aceptarlas. Entonces, todo empieza a marchar mejor. La aceptación personal es algo fundamental para estar razonablemente satisfecho con el mundo y con uno mismo.

3. Todo el mundo necesita un alma gemela (amigo, pareja, etc) con la que contrastar, confesarse, dialogar... Lo decía Aristóteles: "El hombre solitario o es una bestia o es un dios". El resto necesitamos compartir.

4. Al final el auténtico motor que hace que todo funcione es el afecto que, desde mi punto de vista, es la necesidad más universal y que está presente en todas las latitudes.

5. Cambiar el mundo o hacerlo más habitable es más fácil de lo que pensamos. En realidad es una cuestión de conciencia, en primer lugar, y de voluntad, en segundo término.

6. Todo el mundo puede hacer algo por los demás, ya sean cosas de carácter tangible o intangible: en algunos casos será prestar algún dinero, en otros arreglar un coche, en otros ceder un local, enseñar de forma desinteresada a gente sin recursos...

7. Casi todas las manifestaciones de agresividad y violencia son producto de carencias afectivas en las primeras etapas de la vida: "Si pudiésemos leer la historia secreta de nuestros enemigos hallaríamos penas y sufrimientos suficientes para desarmar toda nuestra hostilidad" (Wayne W. Dyer).

Dejo el trailer de la película: