«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

sábado, 22 de agosto de 2009

La calidad es hija de la cantidad

Lo dijo Thomas Edison cuando inventó la bombilla: “Por fin he descubierto 999 formas diferentes de cómo no hacer una lámpara”. Caer, levantarse, tropezar de nuevo y volver a ponerse pie... es sólo propio de espíritus fuertes que no se dejan derrotar por eso que algunos llaman "fracaso" y que saben que esconde la esencia del "éxito".

If you fall seven times, stand up eight, afirma un dicho inglés; o Winners never quit, quitters never win, son sólo dos frases que reflejan bien lo que queremos transmitir. Las grandes obras son siempre el sumatorio de intentos fallidos. Como alguna vez nos ha dicho Fernando Trías de Bes, co-autor del libro de La buena suerte junto a Álex Rovira, a Mozart se le conoce por La flauta mágica, Don Giovanni, el Requiem, La Turca, o La canción infantil, pero tiene más de 600 composiciones desde los seis hasta los 35 años, edad a la que murió en 1791. Lo mismo ocurre con Johann Sebastin Bach, a quien se le recuerda por las Cantatas, los Preludios, las Variaciones Goldberg, pero tiene registradas 1.087 composiciones. Einstein es conocido por su famosa teoría de la relatividad y por el desarrollo del átomo, que llevó a la bomba atómica; sin embargo, tiene 248 trabajos publicados con descubrimientos científicos. De Picasso son habitualmente citados 7 ó 8 cuadros relevantes, aunque pintó más de 20.000 dibujos. Y Sigmund Freud, además del psicoanálisis, tiene 3.390 publicaciones escritos con descubrimientos sobre neurología y psicología.

En resumen y como dice el refranero: "Hay que fallar cien golpes en la herradura para acertar una vez en el clavo". No hay otra. Rara vez, como decíamos hace un par de días, las cosas salen bien a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera... todo tarda tiempo en llegar. El Premio Nobel Camilo José Cela lo tenía claro: "Quien resiste, vence". Todas las personalidades que han llegado alto saben que en la trastienda de cualquier éxito admirable hay muchos pequeños "fracasos" que lo explican. Basta recordar a Simon Bolívar ("El arte de vencer se aprende en las derrotas" o al Mariscal Turenne ("Es preciso haber sido derrotado dos o tres veces antes de ser alguien).

8 comentarios:

ILU dijo...

Qué post tan positivo... Gracias! Cada uno de nosotros, en nuestra "guerra" particular, sabemos q debemos perder algunas batallas para ganar esa guerra... Cuando caigamos, lo mejor, levantarnos, sacudir nuestros vestidos y... p´alante! Un abrazo!

FAH dijo...

@ILU. gracias. me alegra q te haya gustado. Así es p´alante como los de alicanate... no hay q venirse abajo. abraazos.

Pedja dijo...

De derrota en derrota hasta la victoria fial¡¡¡, esa frasenunca sé bien quién la dijo, un general chino me parece, fantástico post, enhorabuena Paco, un abrzo.

FAH dijo...

@pedja. gran frase en la q creo plenamente. Fracasar significa, simplemente, que estás aprendiendo más rápido q el resto y, por tanto, q estás más cerca del destino final. abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

El fracaso no es más que haberlo intentado. Y cuanto más lo intentas más fallas. Pura estadística.

Saludos

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. thank you. recomiendo: "Elogio del error", de Pino Aprile. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, gran post. No puedo estar más de acuerdo. Lo que ocurre es que a menudo la gente no siempre es capaz de levantarse. O lo que es peor, encuentra decenas de motivos para ni siquiera intentarlo.

Abrazos

FAH dijo...

@fernando. desde luego, eso es lo que distingue a los ganadores (q buscan soluciones) de los perdedores (q buscan excusas). Las excusas son siempre fáciles de encontrar, desde luego. salu2.

Publicar un comentario en la entrada