«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

jueves, 20 de agosto de 2009

La constancia del emprendedor

Hoy, a raíz de una conversación con un empresario, he vuelto a recordar las palabras de Leopoldo Fernández Pujals, Fundador de Telepizza:

La experiencia de montar tu propia empresa es algo parecido a subir una montaña. Vas viendo siempre la cima allí arriba, mientras te lanzas a subir. Luego, a medida que trepas, descubres las condiciones particulares de cada cota. Te das cuenta de que hay obstáculos, muchos de los cuales ni siquiera esperabas tener que sortear. Tienes que pasarlos y te inventas puentes, haces andamios y trenzas cables de paso. Aquí tropiezas; más adelante, te caes; luego te levantas y sigues avanzando una y otra vez. Empiezas a estar en lo alto, te sientes sólo y si miras hacia abajo crees que el sitio es poco seguro. Pasas por momentos muy duros y tienes ganas de volver al refugio al pie de la montaña con los demás. Al final, a pesar de los tropiezos has conseguido crear tu propia empresa. Y el dinero que te llega es un subproducto, algo que te indica que lo estás haciendo bien que tienes patrocinadores. A veces recuerdas que en el camino viste a lo lejos algún comerciante que únicamente quiso vender su propiedad en algún rellano de la cuesta. El kit básico de supervivencia incluye obligatoriamente una buena dosis de inteligencia coloreada de creatividad y bien abrigada de perseverancia.

Pocos negocios se resuelven, como nos indica Fernández Aguado en 1000 consejos para un emprendedor (en breve saldrá la cuarta edición con LID Editorial) con un "vini, vidi, forravi. Más bien sucede que uno llega, ve y se estrella. Luego, desembarca, mira y tropieza menos. Y a la tercera, o a la cuarta, o la quinta, halla los caminos oportunos para ganar ese dinero al que aspira" (p. 24).

También en esa publicación se nos dice: "Prácticamente toda persona que triunfa se ha pasado muchos años esforzándose, sin saber si iba o no a lograrlo. Incluso lo más sencillo tiene detrás más horas de brega de lo que aparenta" (p. 153).

5 comentarios:

El internauta de León dijo...

En el sector de la construcción y reformas en el que me muevo siempre es así, el que consigue algo más o menos grande lleva años dedicandose a ello, esforzandose y sobretodo, dedicandole muchas horas diarias.
El día a día es el que hace el alcanzar el objetivo, la loteria es otra cosa.

Fernando López Fernández dijo...

Fantástico Post Francisco:

Uno de los grandes problemas y en gran medida origen de la crisis y los desastres que nos acompañan cada vez con más frecuencia los encontramos en esa cultura del mínimo esfuerzo en la que desgraciadamente estamos metidos y en la que lo que más se valora es la rapidez en la que un bien, un trabajo o una idea pueden convertirse en dinero aunque sea a corto plazo y sin posibilidad de continuidad.

Como apunta El internauta de Leon, el que consigue algo grande y, además sólido, es el que construye día a día, paso a paso, pero desgraciadamente vivimos en una época corto placista en la que la paciencia no es precisamente una virtud.
Un abrazo

FAH dijo...

@el internauta de león. Gracias. Así es suele ocurrir que resultado y esfuerzo van de la mano. Puede ser q temporalmente no, pero antes o después, el trabajo trae retorno.

@fernando lópez fernández. estoy contigo. La rapidez con la q vivimos es tremenda y el cortoplacismo terrible. Y una de las causas de esta crisis es el haber exprimido tanto la naranja q amarga el zumo.

salu2.

Fernando dijo...

Paco, a mi siempre que se hablan de estos temas me surge pensar en mi abuelo. Tú que le conoces sabes cual es su filosofía: dificultades hay siempre, pero uno debe trabajar con la determinación de que siempre las podrá superar.

Coincido plenamente con la importancia de la cultura del esfuerzo

Abrazos

FAH dijo...

@fernando. no me cabe ninguna duda de q para conseguir todo lo q ha conseguido tu abuelo debe ir arropado de esfuerzo, valentía ante los obstáculos y una fuerte determinación... Me quedo con una idea q dijo: "Mis mayores errores los he cometido cuando he sido excesivamente generoso. La virtud más difícil de encontrar es la del agradecimiento". abrazo.

Publicar un comentario en la entrada