«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 4 de agosto de 2009

La muerte es el mejor invento de la vida

He vuelto a ver en estos días el discurso de Steve Jobs a los alumnos de la Universidad de Stanford en el comienzo del curso 2005. Cada cierto tiempo lo hago porque a mí me parece que no tiene desperdicio de principio a fin. Allí el fundador de Apple dice:

"Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a: “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A mí me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo. Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso– todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón. Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un scanner a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. Yo ni sabía lo que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los tres a seis meses. Mi doctor me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para la muerte. Significa intentar decirle a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, decirlo en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte. Viví con ese diagnóstico todo el día. Luego al atardecer me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja mi páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien. Fue lo más cercano que he estado a la muerte y espero que sea lo más cercano por unas cuantas décadas más. Al haber vivido esa experiencia, puedo contarla con un poco más de certeza que cuando la muerte era un útil pero puramente intelectual concepto: Nadie quiere morir. Incluso la gente que quiere ir al cielo, no quiere morir para llegar allá. La muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y es como debe ser porque la Muerte es muy probable que sea la mejor invención de la Vida. Es el agente de cambio de la Vida. Elimina lo viejo para dejar paso a lo nuevo. Ahora mismo, ustedes son lo nuevo, pero algún día, no muy lejano, gradualmente ustedes serán viejos y serán eliminados. Lamento ser tan trágico, pero es muy cierto. Su tiempo tiene límite, así que no lo pierdan viviendo la vida de otra persona. No se dejen atrapar por dogmas – es decir, vivir con los resultados del pensamiento de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones ajenas silencien su propia voz interior. Y más importante todavía, tengan el valor de seguir su corazón e intuición, que de alguna manera ya saben lo que realmente quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario".

Creo que tiene bastante razón Steve Jobs y cada día lo tengo más claro. Decía Hemingway que "vivimos como si llevásemos otra vida en la maleta". Grave error. Mors certa, hora incerta. Sólo tenemos una existencia que no sabemos cuándo nos será arrebatada. "Vivir es ir muriendo" un poco cada día, nos recordaba Heiddeger, y pasarlo por alto suele dejar mal sabor de boca con el paso del tiempo. La tristeza de la nostalgia es demoledora.

¿Recuerdas estas palabras?: "Coged las rosas mientras podáis, veloz el tiempo vuela, la misma flor que hoy admiráis mañana estará muerta". Se recoge en "El club de los poetas muertos", y como dice el profesor Keating, es la expresión latina del sentimiento "Carpe diem" (Aprovecha el momento).


14 comentarios:

desalud dijo...

Ese discurso lo tengo yo en favoritos, y de vez en cuando hay que recordarlo

Senior Manager dijo...

Nunca he entendido como a pesar de saber que moriremos y que la vida es corta seguimos (me incluyo) actuando como si fuésemo inmortales, ¿será una condición humana para no deprimirnos y ser felices? ...En cualquier caso la lectura de Jobs es un recordatorio de lo frágil y fútil de nuestra existencia.
SM

MDQ dijo...

Joder Paco, esto lo que hace es poner los pelos de punta...
Un fortísimo abrazo

FAH dijo...

@desalud. gracias por pasar por aki. todos deberíamos tenerlo presente. habitualmente el ir corriendo a todos los lados nos impide distinguir lo importante de lo esencial. Como decía Gracián, "los sabios suelen pecar de lentos porque una mirada atenta obliga a detenerse". salu2.

@senior manager. No sólo somos mortalis (podemos morir) sino también morituri (tenemos que morir). La muerte –se afirma– está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja. Conviene tenerlo en cuenta. gracias por pasarte.

@mdq. gracias por pasarte. mañana nos vemos. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, fantástico Post. Dejas muchas cosas sobre las que reflexionar.A mi siempre me ha parecido tremendo pensar que llegará un día que no estaremos y que el mundo no se parará sin nosotros, que en el fondo habremos sido una mota de polvo en toda la historia de la humanidad. Y pese a todo, como bien se apunta en este foro, vivimos como si fuésemos a estar aquí para siempre, trabajando mil horas, más preocupados por el tener que por el ser.
Un abrazo

Marina dijo...

Que cierto es todo lo que dice el post. La vida, de una manera u otra, acaba por mostrarnos a todos lo que realmente debemos valorar, las cosas por las que debemos luchar... pero, sobre todo, que debemos disfrutar de las pequeñas y las grandes cosas como si fueran lo más especial del mundo. Porque nunca sabemos cuándo se nos termina este viaje, a veces maravilloso y otras muy perro, que es la vida. La vida hay que vivirla pensando, como apunta "senior manager", que no somos inmortales.

Fernando López Fernández dijo...

Gran post Francisco. Enhorabuena. A veces olvidamos que en una décima de segundo nuestra vida puede acabar. Muchas reflexiones y ensenanzas se sacan del discurso.

Culturalmente y/o religiosamente nos han preparado pra temer la muerte, pero no para saber que pued estar siempre a la vuelta de la esquina.
Un saludo

FAH dijo...

@fernando. sí, kipling decía: "Recordad esto vosotros los indispensables: hay 500 personas ahí fuera esperando coger tu puesto o el mío". salu2.

@marina. sí, así es y no hace falta más que mirar alrededor y ver todas las noticias de gente que se va cada día en circunstancias insólitas... Carpe diem es un buen grito. salu2.

@fernando lópez fernández. gracias- así es... ése es el lema de "mors certa, hora incerta"... Es difícil encontrar el equilibrio entre reto y disfrute. salu2.

Pedja dijo...

Paco me precoupo porque este tema lo tenía en la cabeza pendiente para un post y no es la primera vez que me ocurre. Coincidomos en temáticas y preocupaciones... y pienso que es porque eres un gran inspiración. Enhorabuena Paco por este excelente post.

Quien está preparado para la muerte está preparado para vivir, un fuerte abrazo, Pedro.

FAH dijo...

@pedja. buena reflexión: "quien está preparado para la muerte está preparado para vivir". La comparto. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, tremendo lo de ayer de Jarque, el futbolista del Espanyol. Joven, fuerte, deportista y con todos los controles médicos habidos y por haber. Nos tiene que hacer reflexionar sobre lo que somos y sobre nuestro paso por la vida.

Una pregunta que te hago más que nada por si manejas información. ¿Muere más gente por muerte súbita en el fútbol que en otros deportes profesionales? ¿Crees que es más bien una cuestión estadística o simplemente que los medios le dan más "bombo" a la noticia?

Un abrazo

FAH dijo...

@fernando. no sé si muere más gente en el fútbol que en otros deportes, lo que sí sé es que todos los días muere gente por este motivo. Dado que el fútbol es más notorio parece que ocurre más con la pelota. Se desconocen las causas. Cuando murió Antonio Puerta se escribió un libro sobre esta cuestión en relación al jugador del Sevilla y hoy mismo El Mundo publicaba un artículo que te dejo: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/08/09/corazon/1249818422.html. Ha sido una pena. Un abrazo.

Senior Manager dijo...

Pues cuando me enteré de lo de Jarque, no pude menos que recordar este artículo, y aquí estoy de nuevo leyendo estas reflexiones para los que estamos vivos...

Por cierto Francisco (¿O te puedo llamar Paco?), se me olvidó comentarte en su momento, que leí tu artículo publicado en el 20Minutos el pasado 28 de Julio en relación al "Fenómeno del fúlbol" y de cómo afecta nuestar vida este deporte (o algo así), muy interesante...

¡Ahh! se me olvidaba! ¿Irás a Sevilla al EBE09? ...
Saludos
SM

FAH dijo...

@senior manager. gracias. sí, me puedes llamar paco. una pena lo de dani jarque, desde luego, y q da para reflexionar. el fútbol aporta muchas cosas interesantes si aprendemos a mirarlo de otra manera. No sé todavía si acudiré al EBE 09. salu2.

Publicar un comentario en la entrada