«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

sábado, 29 de agosto de 2009

Una historia de coaching

No recuerdo dónde leí esta historia. La he encontrado entre mis papeles de hace tiempo (7 años más o menos). Tiene que ver con el coaching, que no es otra cosa que facilitar a los demás el despliegue de sus potencialidades, de liberar todo el talento que cada cual lleva dentro. Uno de los mayores enemigos del coaching es inmiscuirse demasiado creando dependencias inútiles. Tiene que ser el que coachee quien poco a poco vaya conquistándose así mismo. En el mundo directivo, uno de los males que a menudo se percibe es el de no ir preparando los relevos, la sucesión de quienes están arriba. La historia dice así:

Una noche el maestro se reunió con los discípulos, y les pidió que encendiesen una hoguera para que pudiesen conversar en torno a ella.

- El camino espiritual es como el fuego que arde ante nosotros. El hombre que desee encenderlo ha de soportar el humo desagradable, que hace que la respiración sea difícil y que produce lágrimas en los ojos. Así es la reconquista de la fe.

Y prosiguió:

- Sin embargo, una vez que el fuego está encendido, el humo desaparece y las llamas lo iluminan todo, dándonos valor y calma.

Uno de los presentes intervino:

- ¿Y si alguien encendiera el fuego por nosotros? ¿Y si alguien nos ayudase a evitar el humo?

La respuesta del maestro no se hizo esperar:

- Si alguien hiciese eso, sería un falso maestro que puede dirigir el fuego a su voluntad, o apagarlo en el momento que quiera. Y como no enseñó a nadie a encenderlo, puede dejar el mundo entero a oscuras.

6 comentarios:

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Saludos después de un largo y caluroso verano.
¡Qué importante me parece esto de aprender a través de la experiencia, asumiendo todo lo bueno y la malo que ello conlleva! Y es que no terminamos de asumir que la parte negativa está irremediablemente unida a la positiva sin posibilidad de separación. Eso sí, si "delegamos" será otra persona la que tenga la posibilidad de sifrutar con dicha experiencia.
Yo personalmente tengo una estufa de leña y disfruto todo el invierno con todo el ritual de encendido. Incluso con el humo.

FAH dijo...

@Javier Rodríguez Alburquerque. Excelente reflexión, y es que vivimos en un mundo de dualidades: el día no aparece nada más que pasada la noche; el rendimiento como consecuencia del trabajo; las respuestas, después de contradecirnos con las preguntas... Se hace camino al andar y hay que disfrutar del trayecto... gracias y salu2.

Fernando López Fernández dijo...

Muchas veces Francisco el problema es que hay gente que no quiere el relevo o sólo como apunta Javier la parte positiva. Digamos que no quieren salir de sus comodidad.

Un abrazo

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. gracias. es cierto, a veces sólo nos fijamos en una d las 2 caras de la moneda y eso no puede ser. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, me ha gustado mucho el post y todas las reflexiones de los blogeros. Lo cierto es que dan para pensar.

Me quedo con lo de aprender a través de la experiencia asumiendo lo bueno y lo malo, tu comentario acerca del mundo de dualidades y la reflexión sobre la gente que sólo quiere quedarse con lo positivo.

Abrazos

FAH dijo...

@fernando. thank you, sir. el coaching es algo esencial que necesitamos todas las personas y más aún quienes ocupan puestos directivos, porque cuanto más arriba se está más sopla el viento; hay factores desestabilizadores. salu2.

Publicar un comentario en la entrada