«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 2 de septiembre de 2009

¿Lo mucho es poco o lo poco es mucho?

Mucho o poco son conceptos, como casi todo en esta vida, indeterminados. Respirar puede no valorarse, pero para el que tiene asma es esencial. Un acto tan cotidiano al que no prestamos atención como el de ducharse por la mañana se vuelve una auténtica faena cuando un día nos cortan el agua. Correr detrás de una pelota es algo insignificante por lo que un parapléjico daría la vida. Y así otras muchas cosas. De la felicidad se ha escrito mucho (es el tema más universal y la aspiración última del hombre), yo no entraré a decir lo que es la felicidad ni si es posible serlo totalmente. Lo que sí me parece fundamental es ser consciente de lo que se tiene que muchas veces es un auténtico tesoro y lo pasamos por alto. Como decía Leonardo da Vinci, "quien no aprecia los placeres de la vida, no los merece". También decía Shakespeare: "Sufrimos mucho por lo poco que nos falta y disfrutamos muy poco de lo mucho que tenemos"

Creo que uno de los secretos de la existencia consiste en esté donde se esté y haga lo que se haga valorar ese momento sin caer en lloros que muchas veces son infantiles si nos fijamos las penurias que pasan otros. Valore todo lo que tiene, seguramente hay cientos de razones para sentirse un privilegiado. Escriba el guión de su propia vida, única e irrepetible. No es cuestión de "mucho o poco" sino de apreciar lo que se tiene. Lo dijimos en un post aquí en relación a John Paul DeJoria cuando hablaba de su infancia: "Éramos pobres, pero como no nos comparábamos con nadie, no lo notábamos y nos sentíamos felices" (ver post: "John Paul DeJoria: de indigente a multimillonario", 08/06/09)

Me gusta la siguiente historia. Dice así:

Un genio tomó forma de mendigo y le dijo a un zapatero:

Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder caminar.

¡Yo soy muy pobre y ya estoy cansado de todo el mundo que viene a pedir pero nadie quiere dar!, contestó el zapatero.

El genio le ofreció entonces lo que él quisiera.

¿Dinero inclusive?, preguntó el tendero.

El genio le respondió:

Yo puedo darte 10 millones, pero a cambio de tus piernas.

¿Para qué quiero yo 10 millones si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?, dijo el zapatero.

Entonces el genio replicó:

Está bien, te podría dar 100 millones, a cambio de tus brazos.

El zapatero le contestó:

¿Para qué quiero yo 100 millones si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos, etc.?

Entonces el genio le ofreció:

En ese caso, te puedo dar 1000 millones a cambio de tus ojos.

El zapatero respondió asustado:

¿Para qué me sirven 1000 millones si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?

Entonces, el genio le dijo:

Ah hermano mío, ya ves que fortuna tienes y no te das cuenta.

11 comentarios:

Pedja dijo...

Para mi todo lo bueno es mucho, todo lo que me hace feliz es mucho y como es mucho hay muchas cosas que me hacen feliz. Fantástico post Paco, a disfrutar y sentirse privilegiado¡¡¡, un abrazo

FAH dijo...

@pedja. gran frase: Todo lo bueno es mucho... así es. Enhorabuena y felicidades por ser consciente, valorarlo y disfrutarlo. un abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Suscribo todo lo que dice Pedja. No nos damos cuenta de la riqueza que tenemos. Buena historia.
Un abrazo

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. gracias, un abrazo.

John Oliver dijo...

La felicidad es un valor fundamental en la existencia humana. Considero que la diferencia entre conformarse con poco, y saber valorar lo que uno tiene, depende exclusivamente de la voluntad de la persona; de sus propósitos, su criterio y sus expectativas de futuro. Apreciar correctamente lo que se tiene es crucial para poder afrontar nuevos retos y objetivos ambiciosos de forma eficaz, y autocomplaciente, ya que en realidad, la felicidad se produce durante -y al rememorar- el proceso de adquisición, y no sólo en el momento de alcanzar lo que deseamos. Un genio puede ser feliz convertido en vagabundo, dado que desde ahí aprende mucho más de lo que podría por su posición divina, y nos da lecciones también a nosotros, con anécdotas como ésta.

Gracias por un blog tan interesante.

FAH dijo...

@john oliver. gracias por pasarte por aquí por primera vez y participar. Desde mi punto de vista hay que "disfrutar mucho de lo q se tiene mientras se camina hacia lo que se desea". saludos.

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Muy buena reflexión.
Yo me suelo fijar mucho en los jóvenes a los que hemos acostumbrado a tener todo de todo. Piden y piden, y cuando les negamos algo tenemos un drama. En diversas ocasiones, en las que mi hija adolescente se siente una desgraciada porque "ella es la única" que no tiene tal o cual cosa, le pongo ejemplos de niños de otros países que no tienen la suerte que tiene ella (hace poco vimos juntos Slumdog millonaire y aproveché para invitarle a la reflexión).
Es difícil, pera a veces (pocas) el argumento funciona.
Resumo: La publicidad y el consumismo desmesurado tienen mucho que ver en que nos olvidemos del valor de las cosas ¿no os parece?

FAH dijo...

@Javier Rodríguez Albuquerque. gracias. desde luego q los medios de comunicación influyen mucho, aunque nunca deberíamos eludir autorresponsabilidades. la libertad es propia. desde luego, q hay q transmitir a los más jóvenes valores con el ejemplo, q sepan q son unos privilegiados y conseguir cada cosa cuesta mucho. abrazo.

Fernando dijo...

De nuevo enhorabuena, Paco. Me ha gustado mucho. Me apunto las frases de Shakaspeare y Da Vinci.

Creo que estamos ante una cuestión de valores. En nuestra sociedad se valora más el tener que el ser y tal vez es por ello por lo que echamos más en falta lo que no tenemos en lugar de apreciar que tenemos de casi todo.

Me apunto la frase del gran Pedro "Pedja" Medina.

Abrazos

FAH dijo...

@fernando. gracias. desde luego, las 2 frases de Shakespeare y Leonardo me gustan mucho. Decía John Lennon: "La vida es eso que te ocurre mientras haces planes para el futuro". salu2.

Fernando dijo...

Paco, esa frase de John Lennon es de una canción que le dedica a su hijo Sean al poco de nacer. Se me pone un nudo en la garganta cada vez que la oigo. Es una pasada.

Si quieres otra buena dosis de filosofía musical, escucha también de John Lennon "Wathcing the Wheels".

Un fuerte abrazo

Publicar un comentario en la entrada