«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 7 de septiembre de 2009

Patas arriba. La escuela del mundo al revés

Un libro que merece la pena leer es "Patas arriba: la escuela del mundo al revés", de Eduardo Galeano. Allí este escritor uruguayo (recomiendo también de su cosecha "El fútbol a sol y sombra") pone sobre el papel muchas contradicciones, paradojas y, sobre todo, una mirada diferente de la realidad alejada del discurso "cínico" que nos transmiten desde ciertas instancias, ya sean políticas, mediáticas o de otro tipo. Dejo un par de extractos:

El miedo global

Los que trabajan tienen miedo a perder el trabajo.
Los que no tienen trabajo tienen miedo a no encontrar nunca trabajo.
Quien no tienen miedo al hambre, tiene miedo a la comida.
Los automovilistas tienen miedo a caminar y los peatones tienen miedo a ser atropellados.
La democracia tiene miedo a recordar y el lenguaje tiene miedo a decir.
Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.
Es el tiempo del miedo.
Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones, miedo a la policía.
Miedo a la puerta sin cerradura, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión, miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.
Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo a lo que fue y a lo que puede ser, miedo de morir, miedo de vivir.

Puntos de vista

Desde el punto de vista del búho, del murciélago, del bohemio
y del ladrón, el crepúsculo es la hora del desayuno.
La lluvia es una maldición para el turista y una buena noticia para el campesino.
Desde el punto de vista del nativo, el pintoresco es el turista.
Desde el punto de vista de los indios de las islas del mar Caribe,
Cristóbal Colón, con su sombrero de plumas y su capa de terciopelo
rojo, era un papagayo de dimendiones jamás vistas.

Desde el punto de vista del sur, el verano del norte es invierno.
Desde el punto de vista de un lombriz,
un plato de espaguetis es una orgía.
Donde los hindúes ven una vaca sagrada,
otros ven una gran hamburguesa.
Desde el punto de vista de Hipócrates, Galeno,
Maimónides y Paracelso existía una enfermedad llamada indigestión,
pero no existía una enfermedad llamada hambre.
Desde el punto de vista de sus vecinos del pueblo de Cardona,
el Toto Zaugg, que andaba con la misma ropa en verano y en invierno,
era un hombre admirable:
-El Toto nunca tiene frío, decían
Èl no decía nada, frío tenía, lo que no tenía era un abrigo.

Desde el punto de vista de las estadísticas,
si una persona recibe mil dólares y otra persona no recibe nada,
cada una de esas dos personas aparece recibiendo
quinientos dólares en el cómputo del ingreso per cápita.
Desde el punto de vista de la lucha contra la inflación,
las medidas de ajuste son un buen remedio.
Desde el punto de vista de quienes las padecen,
las medidas de ajuste multiplican el cólera, el tifus,
la tuberculosis y otras maldiciones.

Desde el punto de vista del oriente del mundo,
el día de occidente es noche.
En la India, quienes llevan luto, visten de blanco.
En la Europa antigua, el negro, color de la tierra fecunda,
era el color de la vida,
y el blanco, color de los huesos,
era el color de la muerte.
Según los viejos sabios de la región Colombiana del Chcó,
Adan y Eva eran negros, y negros eran sus hijos Caín y Abel.
Cuando Caín mató a su hermano de un garrotazo,
tronaron las iras de Dios. Ante las furias del Señor,
el asesino palideció de culpa y miedo, y tanto palideció
que blanco quedó hasta el fin de sus días.
Los blancos somos, todos, hijos de Caín.

El libro en internet está disponible en la siguiente dirección: "Patas arriba. La escuela del mundo al revés".

4 comentarios:

Pedja dijo...

Lo leeremos entonces, gracias Paco¡¡¡, como siempre, una vez más, destacando las paradojas, por qué no cuelgas lo que preparaste hace un tiempo sobre las paradojas??? un abrazo

Fernando López Fernández dijo...

Me pregunto cuando aprenderemos a gestionar el miedo o cuando dejaremos de metérnoslo unos a otros. El miedo, como has comentado en otras ocasiones paraliza. Es lo que menos necesitamos, pero si te das cuenta parece que gobierno, oposición y medios de comunicación están en una lucha para ver quien asusta más.

Por otro lado, saber mirar y empatizar o al menos comprender ¡que importamnte es!

Es grande Eduardo Galeano y tu que nos enseñas a mirar.

Un abrazo

FAH dijo...

@pedja. gracias. re-pondremos lo de las paradojas en otros posts, porque es un tema esencial. abrazo.

@fernando lópez fernández. El uso del miedo por parte de todos es indiscriminado por una razón: te permite controlar a la gente. Con el miedo tienes a tus pies a los demás, que por "miedo" no se atreven a hacer lo que realmente les gustaría. También como dices empatizar y ver "otra jugada" de las cosas (que casi siempre la hay) es esencial para tener una mirada más completa de la realidad. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, gran post. Me ha gustado mucho.

El miedo es un tema muy recurrente. Sé que no es santo de devoción de muchos, pero me encanta como trata el tema del miedo en sus películas M. Night Shyamalan. Recomiendo "El Bosque", si no la habéis visto. A mi me parece una obra maestra (dentro de la subjetividad que tiene esto del arte, como también apunta Galeano en la segunda parte del post). Si tienes oportunidad de verla, la comentamos, Paco.

Un fuerte abrazo

Publicar un comentario en la entrada