El sábado 27 de mayo (13 a 14.30 horas) y el sábado 10 de junio (12 a 14 horas) estaré en la caseta 266 (Deusto/Planeta) de la Feria del Libro de Madrid firmando ejemplares de #AprendiendoDeLosMejores y #TuFuturoEsHoy

jueves, 24 de septiembre de 2009

Piensa, es gratis

Es un libro que tenía hace tiempo para leer y que he saldado esa deuda recientemente. Es una publicación de Joaquín Llorente que describe 84 ideas muy prácticas sobre la vida y la empresa resumida cada una de ellas en una o dos páginas.

Destaco sólo algunas ideas:

El triángulo del éxito: una idea, bastante olfato y mucho coraje. El del fracaso: muchas ideas, bastante olfato y cero coraje. Si lo analizamos es de una claridad contundente. Uno de los mayores enemigos de la empresa y la vida es la dispersión. Como dice Enrique Rojas "el éxito consiste en tocar una sola tecla y hacerlo relativamente bien". Cuando se tienen demasiadas cosas rodando en la cabeza es fácil perder el "focus". Cuando se quiere algo hay que estar concentrado en ello continuamente. Si los objetivos son excesivos se diluye la atención. También el "olfato" (intuición) es importante y más en el mundo en que vivimos donde la rapidez y complejidad con la que se vive nos obliga a tomar decisiones sin contar con todos los datos. Por útlimo, el "coraje", ese espíritu de lucha "Braveheart", es imprescindible para conquistar metas altas.

Si no ofreces un cielo, nunca tendrás creyentes. Los hemos repetido aquí muchas veces: todos los grandes triunfadores son grandes soñadores. La gestión de emociones es un aspecto fundamental a la hora de generar seguidores. En otro post "Apelando a las emociones" citábamos al profesor Keating en "El club de los poetas muertos". Allí se decía: "No olviden que, a pesar de todo lo que digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (...). Les contaré un secreto. No leemos y escribimos poesía porque es bonita; leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería, son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida del hombre. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor, son cosas que nos mantienen vivos". Sólo quien sueña de verdad es capaz de comprobar que los sueños son posibles. Martin Luther King lo tuvo claro: "I have a dream" (Tengo un sueño).

A la competencia siempre hay que odiarla, pero jamás despreciarla. Porque realmente si fuese tan mala como algunos piensan, simplemente no existiría. Toda empresa aspira a conseguir resultados (ésa es la prueba de fuego) y para ello hay que tener en cuenta que hay múltiples medios para lograrlos. Hay gente que no ofrece un excelente producto, ni al mejor precio, ni de la mejor manera... pero a lo mejor tiene una buena red de contactos. Muchas veces las cosas no se consiguen por ser el "mejor" sino el más "listo"...

Si no tienes credibilidad, no tienes zapatos. Y el camino está plagado de piedras. Lo hemos dicho muchas veces: lo más importante que tiene cualquier persona es su credibilidad, y la credibilidad depende de los resultados, del pasado, de lo que hemos hizo haciendo con nuestra vida. Una marca no se construye de un día para otro y tampoco es algo abstracto sino que detrás de la misma hay unos valores que son la consecuencia de algo. Al final, lo que uno siembra, recoge.

Si ante cada reto actúas como la gran oportunidad de tu vida, al final acabas encontrándola. Eso se llama compromiso, determinación, pasión por lo que uno tiene entre manos. Se ha dicho que la diferencia entre una gallina y un cerdo es que la gallina se implica (poniendo los huevos) y el cerdo se compromete (lo da todo). El compromiso y la motivación son la esencia de la excelencia. Es imposible dejar huella en algo cuando uno está simplemente para cubrir el expediente.

Sin personalidad eres una mosca. Que se va posando de un lado a otro. En esta vida hay que ser flexible pero también defender nuestras ideas y modelos, y luego uno acierta o se equivoca. Pero no se pueden ir dando palos de ciego de un lado a otro. La firmeza es importante. La gente con personalidad, antes o después, encuentra el hueco que busca.

El éxito tiene un gran componente etílico: vigila que no te emborrache. Aquí también hemos señalado que en nuestra opinión, gestionar el éxito es más complicado que gestionar el fracaso. La autocomplacencia, la prepotencia, el culto a uno mismo... hacen que cuando uno es agasajado por el éxito tienda casi inevitablemente a perder el sentido de la realidad. Es bueno estar rodeado de familia y amigos auténticos, donde la normalidad y sencillez no se pierden, que nos hagan mantener los pies en el suelo.

Lo peor del miedo es que te derrota sin luchar. Desde mi punto de vista (hablaré otro día) tres son los enemigos del ser humano: miedo, orgullo y envidia. Respecto al primero es demoledor porque no es impide cumplir nuestros sueños. También hemos destacado que "la valentía es hacer lo que se tiene que hacer aunque se haga con miedo". La diferencia entre el valiente y el cobarde, es que este último permanece amarrado en el puerto y el primero suelta amarras y navega mar adentro a pesar de saber que habrá temporales. Se ha dicho en más de una vez que "los barcas están más seguras en el puerto pero no fue para eso para lo que fueron construidas" (ver post "No miedo", 14/03/08 y "Miedocres", 27/12/08).