«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Equipo, equipo y equipo (y II)

Ayer dejamos esta cuestión en el aire: ¿Qué hace falta para construir un equipo? Vamos a por ello:

Primero. Claridad de objetivos. De otro modo es imposible juntar fuerzas para remar en la misma dirección, se irán dando palos de ciego de manera indiscriminada y surgirán los conflictos. Como decía Séneca: "No hay buen viento para quien no sabe dónde va". Muchas veces los directivos tienen claro qué hacer pero fallan a la hora de transmitirlo a su gente. Hay que ser muy pedagógico en este aspecto.

Segundo. Complementariedad. Porque si tenemos dos personas iguales en realidad es como si tuviésemos una. ¿Se imaginan a un equipo de fútbol con todo delanteros o todo defensas? Se necesita gente buena vendiendo y gente buena en oficina. Si todos son vendedores, la casa estará sin barrer. Si todos hacen labor de back-office, no tendremos nada que llevarnos a la boca. ¿Cómo se consigue la complementariedad? Teniendo un perfil de competencias de cada puesto y seleccionando bien.

Tercero. Unión. Para mí lo más importante y lo más difícil de conseguir. ¿Cómo se consigue? Hay que tener en cuenta que "no hay equipo sin líder ni líder sin equipo" y ambos se retroalimentan.

a) Por parte de los colaboradores deben poner en práctica:

1. Humildad: para saber que necesitamos de los demás para llegar lejos. Nadie es tan bueno como todos juntos, decía ayer Pedja. El director del diario As apuntaba sobre Messi: "Jugando como juega con Argentina no hubiera ganado ni un balón de hojalata. Jugando como juega en el Barça todo el oro que le metan a ese balón es poco". Cuando en una organización hay aires de autosuficiencia, mal vamos. Cuando alguien se cree superman provoca recelos en el resto.

2. Generosidad: para poner las capacidades individuales al servicio del colectivo. Hay gente que prefiere un éxito pequeño pero propio a un éxito grande pero colectivo. Eso es un gran error. ¿Se acuerdan de la selección argentina de fútbol de 1986? Se decía que era "Maradona y diez más". Hace falta ser muy generoso para poner toda la carne en el asador y que las portadas y la cara visible del éxito recaiga en una persona. ¿Merece la pena? Sí, porque fueron campeones del mundo. Siempre hay gente con más "fama" y gente con "menos", hay que aceptarlo.

3. Lealtad: para saber que no hay traiciones ni golpes de estado. En cierta ocasión Lolo Sáinz me decía: "El baloncesto me ha enseñado muchas lecciones y valores –concentración, motivación, comunicación, humildad, confianza, etc.– pero desde mi punto de vista hay uno que es el más determinante: la lealtad. Siempre he intentado ser una persona muy leal, tanto en todos los equipos en los que he estado, como con mi familia y con el resto de la gente. La lealtad es el camino que conduce al bienestar". Lealtad significa compromiso, sinceridad, confianza y autenticidad.

4. Evitar la envidia: es uno de los grandes enemigos de las relaciones humanas. No digo más, me remito al post-artículo: "La gestión de la envidia".

5. Actitud: que se manifiesta en todos aquellos comportamientos que dan lugar a un buen ambiente, que según algunos estudios, determinan entre el 30-40% de los resultados de negocio. ¿Cuáles son algunos de esos comportamientos? Optimismo, escuchar a los demás, ceder de vez en cuando (aun cuando tengamos razón), dar protagonismo al resto de los compañeros, no fomentar los rumores, evitar el criticar por criticar, ser condescendientes con los errores, corregir con educación y respeto y gestionar las imperfecciones (siguiendo a Fernández Aguado), del entorno, de la organización, de los colaboradores (superiores, colegas y subordinados) y de uno mismo. No hay que buscar la perfección sino gestionar imperfecciones.

b) Por parte del directivo:

1. Respeto
2. Justicia.
3. Coherencia.

Me remito al artículo 3 cosas innegociables. Además:

4. Reconocimiento: todo el mundo necesita sentirse importante, más aún aquellos que hacen una labor callada y poco vistosa. Pepu Hernández, tras ganar en 2006 el campeonato del mundo de 2006, me decía: "Para mí algo clave cuando estás al frente de un equipo es hacer sentir a todos los jugadores que son importantes y que son responsables de lo que ocurre; tienen que saber que son parte de verdad del equipo y así estarán dispuestos a darlo todo".

5. Participación: todo el mundo quiere saber que su trabajo es el resultado de su esfuerzo. Cualquier persona quiere opinar, aportar, sugerir... en definitiva, saber que se le escucha. El directivo deber dar cancha a su gente.

6. Lealtad: evitando aprovecharse de las ideas y éxitos de sus colaboradores. De esto hay mucho. Existe apropiación indebida "de iure" y "de facto".
7. Actitud: optimismo, buen humor, no a las caras largas, educación, escuchar e igualmente gestionar las imperfecciones. Los jefes directos son responsables en un 70% (según estudios) del clima de un equipo de trabajo. Ahí es nada.

Todo lo comentado está envuelto por dos palabras: comunicación y confianza. En otros posts hablaremos de más cosas.

6 comentarios:

Fernando López Fernández dijo...

Hola Francisco:

Ese es el ideal, pero objetivamente, ¿cuantas empresas pueden hoy construir un verdadero equipo? Y más importante ¿que este sea duradero? El cortoplacismo está haciendo mucho daño y la asuencia de compromiso y reciprocidad acaba por destrozarlos.

Comparto todo lo que escribes en el post, pero mi experiencia me dice que es muy difícil (ojo no imposible; de no ser así, ni lo intentariamos)
Aún así hay que seguir intentándolo.
Gracias por el post

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. estoy contigo que es complicado, como todo lo bueno de la vida. Hay que luchar por ello y sobre todo, pensar qué puedo hacer yo por el equipo. A menudo, todo el mundo habla del "equipo" pero luego se preocupan de sus intereses. gracias. abrazo.

Katy dijo...

Coincido con Fernarndo. Esto existe solo en el reino de las ideas. Al menos en la mayoría de los supuestos. Pero no por eso irrealizable. La persona ha de estar en el centro de toda gestión.
Y un conglomerado de personas íntegras , formadas y educadas si que pueden hacer una empresa más solidaría y humananizada al menos.
Pero hoy por hoy cada uno va a su bola.Al menos esa es mi experiencia.
Un abrazo Francisco. Al menos hay que sembrar...

Alfonso Sagi-Vela dijo...

Qué quieres que te diga, FAH. Idílico o no, perteneciente al reino de las ideas (como señala Katy), desplazado por el cortoplacismo (FLF dixit)... mencionas verdades como puños.

Y Lolo ha dado en el clavo: por encima de la mayoría de valores, lealtad.

Gran post.

FAH dijo...

@alfonso sagi-vela. gracias x pasar y participar. Lo de Lolo, desde luego, es muy cierto. También es verdad que es complejo trabajar en equipo, pero al menos para aspirar a algo hay que saber qué hacer primero y tener claras las ideas. salu2.

Xiaozhengm 520 dijo...

adidas originals shoes
timberland boots
gucci handbags
louis vuitton outlet
kobe shoes 11
ralph lauren polo outlet
oakley sunglasses
nike trainers
ray ban sunglasses
adidas ultra boost
louis vuitton handbags
coach factory outlet
coach outlet
michael kors outlet online
tory burch handbags
rolex watches outlet
jordan retro
cartier watches
tory burch outlet
replica watches
nike roshe flyknit
burberry outlet
oakley sunglasses wholesale
jordans
adidas trainers
michael kors outlet online
coach outlet
michael kors handbags
coach outlet store online clearances
kate spade outlet
jordan 3 infrared
jordan 6
christian louboutin
coach outlet store online
toms shoes
louis vuitton outlet
louis vuitton outlet
adidas superstar
cheap oakleys
michael kors outlet clearance
2016.6.29haungqin

Publicar un comentario en la entrada