Nace ‘TOP Conferenciantes’, la plataforma de conferenciantes de management y desarrollo personal de Divertia Smile Company   l   www.topconferenciantes.com

jueves, 10 de diciembre de 2009

¿Qué he aprendido hoy?

Que solos no somos nadie. Que quien es bueno outdoor suele fallar indoor y viceversa, por eso necesitamos de los demás para llegar lejos. Demócrito decía: "Quien todo lo quiere, todo lo pierde". Ser consciente de nuestras limitaciones, aceptarlas y compensarlas es uno de los grandes secretos del éxito.

Que la veteranía es un grado. Pero no como mera acumulación de años sino como sumatorio de tiros pegados. La experiencia permite anticipar escenarios y eso es una gran virtud para acertar en la ejecución.

Que la envidia es demoledora. Que además está siempre entre los más cercanos (amigos, familiares y compañeros de trabajo) y que es enormemente destructiva. Lo peor de todo es que el que la sufre es el más infeliz de todos. Recuerda: en todos los lados cuecen habas, por tanto, no mires demasiado a los lados y disfruta de lo que tienes.

Que formación es aprendizaje. Y el aprendizaje se produce en las aulas y fuera de ellas. Hay gente con varias carreras y MBAs que no sabe dar una derechas y otros menos eruditos que se comen el mundo. Hay que saber ver más allá de lo que dice un currículum.

Que todas las empresas viven de lo mismo: vender. Por eso desarrollar las capacidades comerciales y ponerlas en práctica tanto de manera formal como informal es esencial para generar negocio.

Que el networking hace maravillas. Por eso hay que provocarlo y cuidarlo. Pero ojo, nadie se moja sin esperar, antes o después, algo a cambio, salvo por dos motivos: amistad o vínculo familiar.

Que los puntos en algún momento se conectan. En esta vida toda experiencia y vivencia suma, y aunque inicialmente nos sintamos mal por el resultado a corto plazo, con el tiempo todo eso converge en un punto de manera positiva. La perseverancia y la paciencia son esenciales para lograr metas (merece la pena ver la película "Slumdogmillionaire").

Que todos necesitamos un coach. Alguien honesto, sincero y, sobre todo, en el que se pueda confiar para abrir las puertas de nuestra intimidad. Necesitamos contrastar nuestras dudas e inseguridades, tener una visión más global y también desahogarnos con alguien.

Que hay gente famosa que no vale ni el olvido y gente anónima que merece la fama. Son palabras de Pedro Ruiz muy ciertas. Hay demasiada pompa y gomina en el mundo de la empresa. La sencillez es virtud de los más grandes.

Que el clima laboral es esencial. El trabajo no puede ser sólo una fuente de obtención de ingresos para comer sino que hay que intentar satisfacer las necesidades de afiliación (estrechar lazos), logro (conseguir cosas) y trascendencia (un porqué que dé sentido). Para ello es fundamental que el entorno sea de alto rendimiento, de exigencia pero amable. Los egos generan mal ambiente y con ello se pone en peligro la estabilidad colectiva.

* Hoy dos recomendaciones: primero, un excelente post de José Ignacio Rivero en el blog "Aprende del deporte" con el título: "Balón de oro para el futbolista desconocido"; y la segunda, el artículo "¿Es Tiger Woods un tipo de fiar?", de Paz Álvarez en Cinco Días.