Nace ‘TOP Conferenciantes’, la plataforma de conferenciantes de management y desarrollo personal de Divertia Smile Company   l   www.topconferenciantes.com

sábado, 19 de diciembre de 2009

Talento y placer

Desde hace algunos días circula por la red un ranking de lo más visto en Youtube en 2009. Ayer mismo dejé el link aquí. Me quiero detener en el número uno que acumula más de 120 millones de visitas. Pertenece, como algunos sabéis, a Susan Boyle. Es la interpretación del "I dreamed a dream" durante su actuación en el programa "Britain´s got talent". Gracias a este talent show hoy día Boyle es internacionalmente reconocida, disfruta con lo que hace y está muy bien pagada.

El post de hoy está dedicado a lo que en la película "Una historia del Bronx" (una película muy recomendable) el actor Robert de Niro (Lorenzo) denomina el "talento malgastado". Así se lo hace ver a su hijo Calogero (Francis Capra): "Recuerda, no hay cosa más triste en la vida que el talento malgastado. Ya puedes tener todo el talento del mundo que si no haces lo que debes no consigues nada".

Como en alguna otra ocasión Pilar Jericó ha puesto por escrito, "el talento sin una oportunidad es como un Ferrari aparcado". ¡Qué buena definición! Hay mucho talento escondido que pasa desapercibido, que está oculto, que está latente... El caso de Susan Boyle es uno de ellos; también el de Paul Potts el año anterior en el mismo programa cantando el "Nessun Dorma". Y es que desde el punto de vista de Gestión del Talento hay un axioma fundamental a tener en cuenta: "El talento está relacionado con el placer" (Ángel Mahler). Sí, cuando lo que uno sabe hacer mejor está alineado con lo que tiene que hacer, el cóctel es explosivo.

Todos somos muy buenos en algo y lo único que hay que hacer es que ese talento se manifieste. Poner en sintonía lo que uno siente y lo que uno hace. ¿Recuerdan la película "La leyenda de Bagger Bance"? Aquí hablamos en un post sobre esta película. En una de las escenas se dice: "Puede escoger entre muchas formas de golpear, pero únicamente hay un golpe que está en perfecta armonía con el campo; un golpe que es su auténtico golpe, y ese golpe le va a elegir a él. Hay un golpe perfecto que nos elige a cada uno de nosotros y lo único que tenemos que hacer es despejarle el camino, dejar que él nos elija". La clave: ser valientes y tener fe, o como decía Herman Hesse, "atrévete a ser quien eres".