«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

viernes, 1 de enero de 2010

La piedra

Mi amigo mallorquín, David Roldán, me da a conocer esta historia a través de Facebook. Lleva por título "La piedra":

El distraído tropezó con ella,
El violento la utilizó como proyectil,
El emprendedor construyó con ella,
El campesino cansado la utilizó de asiento,
Drummond la poetizó,
El masón la utilizó para construir un Templo,
David la utilizó para derrotar a Goliat,
Y Miguel Ángel le sacó la más bella de las esculturas.

Lo hemos dicho muchas veces, a menudo la vida es una cuestión de actitud: lo importante no es tanto lo que nos pasa sino aquello que hacemos con lo que nos pasa. Alguna vez hemos contado aquí la historia de los tres picapedreros que trabajaban en igual actividad. Preguntados, el primero aseguró que picaba piedra; el segundo respondió que estaba sacando adelante la familia; el tercero, plenamente convencido, afirmó que estaba construyendo la catedral de Santiago.

Viktor Frankl en "El hombre en busca de sentido" escribe: "Lo que en verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud frente a la vida. Debemos aprender por nosotros mismos, y también enseñar a los hombres desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espera algo de nosotros. Dejemos de interrogarnos sobre el sentido de la vida y, en cambio, pensemos en lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente. Y respondamos no con palabras, ni con meditaciones, sino con el valor y la conducta recta y adecuada. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular".

Feliz 2010 para todos. Como dice un proverbio: "La belleza del desierto reside en que en algún sitio esconde un pozo". Hay gente que pasa por el desierto y sólo ve arena y ha otros que saben descubrir el secreto escondido. Tú decides, pero empecemos por el autoliderazgo, la autorresponsabilidad y la automotivación.

15 comentarios:

blpgirl dijo...

Muy chevere la historia que compartes Francisco, yo soy fiel creyente de que la actitud que tengamos frente a la vida hace una gran diferencia, después de todo uno solo puede ver el mundo a través de sus propios ojos y si uno anda con mala actitud todo lo que verá serán desastres mientras que si andamos con la mente en nuestras metas y optimistas, lo que veremos serán oportunidades.

Saludos y Feliz año 2010 :D

FAH dijo...

@blpgirl. gracias, así lo pienso yo. la actitud es esencial en todo. feliz 2010, todo lo mejor. abrazo.

Katy dijo...

Muy buenos propósitos para empezar el año. Me encantaría ver a finales del 2010 esta entrada y ver que respuestas hemos dado a nuestros buenos própositos y que ha cambiado nuestra actitud. Si somos capaces de construir algo aunque sea pequeño ya habremos hecho algo.
En todos estos casos, la diferencia no esta en la piedra sino en el hombre.
No existe "piedra" en nuestro camino que no podamos aprovechar para nuestro propio crecimiento. Utilizarlas para el bien y no malgastar nuestro tiempo en arrojarla contra los demás es una buena opción.
Un abrazo Francisco

Germán Gijón dijo...

Hola, Paco:
instructivo. Esta historia de la piedra es otra para pasar a la agenda.
Un abrazo y éxitos en este 2010.

antonio lopez conesa dijo...

La misma lluvia es distinta para el turista y para el campesino. Para los campesinos esa misma lluvia es distinta depeniendo de la epoca del año. Lo que si es distinto es que este post es fantastico y te agradezco mucho la visión que aportas en él. Mi más sincero agradecimiento.

FAH dijo...

@katy. gracias. así es, hay que ver el gap entre deseos y realidades... Habitualmente es la voluntad la q conecta unos y otras... Pero desde luego la actitud es importante en todo. 1 abrazo.

@germán gijón. gracias y todo lo mejor para el año q comienza. abrazo.

@antonio lópez conesa. Así lo decía Beethoven: "Es la misma lluvia la que hacer crecer en la tierra inculta, zarzas y en los jardines flores". El ejemplo del turista es claro. Feliz 2010. abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Francisco:

Buen post que viene a rearfirmar que el camnino de la vida lo traza la actitud.

Un abrazo y feliz año

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

FAH dijo...

@Anónimo. Thank you sir for your comments. I don´t know who you are but my best wishes for 2010. Greetings.

GDS dijo...

Me encató esta parte de la frase:

Debemos aprender por nosotros mismos, y también enseñar a los hombres desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espera algo de nosotros.


La vida sin dudas es aprendizaje y compartir. Es en mi opinión una de las mejores formas de disfrutarla.

Happy new year 2010!!!

FAH dijo...

@GDS. feliz 2010. "El hombre en busca de sentido" es un referente para directivos y no directivos, pq la vida sin sentido conduce a la violencia o la depresión. todo lo mejor en este año.

Pedja dijo...

Grandísimo post Paco, lo que tenemos la suerte de conocerte sabemos que eres un ejemplo viviente de la buena actitud que hay que tener, un abrazo y gracias.

FAH dijo...

@Pedja. Gracias. Me alegro que te haya gustado. Yo también aprendo cada día de tu actitud. Fuerte abrazo.

Fernando dijo...

Paco, enhorabuena por el post. Suscribo lo que ha resaltado casi todo: actitud. Las cosas son como son, pero el uso que le demos depende de nosotros. Aquello de al mal tiempo buena cara es de por sí una filosofía vital.

Enhorabuena

un fuerte abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias de nuevo. Lo dijo Churchill: "El optimista ve una oportunidad en cada calamidad y el pesimista una calamidad en cada oportunidad". Siempre positivo. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada