‘Aprendiendo de los mejores’ (Alienta, 12ª edic.), el libro más vendido de management de un autor español de los últimos años con más de 30.000 ejemplares comprados   l   www.aprediendodelosmejores.es

viernes, 1 de enero de 2010

La piedra

Mi amigo mallorquín, David Roldán, me da a conocer esta historia a través de Facebook. Lleva por título "La piedra":

El distraído tropezó con ella,
El violento la utilizó como proyectil,
El emprendedor construyó con ella,
El campesino cansado la utilizó de asiento,
Drummond la poetizó,
El masón la utilizó para construir un Templo,
David la utilizó para derrotar a Goliat,
Y Miguel Ángel le sacó la más bella de las esculturas.

Lo hemos dicho muchas veces, a menudo la vida es una cuestión de actitud: lo importante no es tanto lo que nos pasa sino aquello que hacemos con lo que nos pasa. Alguna vez hemos contado aquí la historia de los tres picapedreros que trabajaban en igual actividad. Preguntados, el primero aseguró que picaba piedra; el segundo respondió que estaba sacando adelante la familia; el tercero, plenamente convencido, afirmó que estaba construyendo la catedral de Santiago.

Viktor Frankl en "El hombre en busca de sentido" escribe: "Lo que en verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud frente a la vida. Debemos aprender por nosotros mismos, y también enseñar a los hombres desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espera algo de nosotros. Dejemos de interrogarnos sobre el sentido de la vida y, en cambio, pensemos en lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente. Y respondamos no con palabras, ni con meditaciones, sino con el valor y la conducta recta y adecuada. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la vida nos asigna a cada uno en cada instante particular".

Feliz 2010 para todos. Como dice un proverbio: "La belleza del desierto reside en que en algún sitio esconde un pozo". Hay gente que pasa por el desierto y sólo ve arena y ha otros que saben descubrir el secreto escondido. Tú decides, pero empecemos por el autoliderazgo, la autorresponsabilidad y la automotivación.