«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

jueves, 4 de febrero de 2010

La prueba de la amistad

Ayer publicamos la repetición del post "Sucedáneos de amistad" y Katy Sánchez nos dejaba un interesante post de su blog sobre el tema. Lleva por título: Amistad.

He recordado que también hace algún tiempo publiqué un cuento que trata sobre la prueba de la amistad, ya que ésta, como casi todo, florece o se desvanece con épocas difíciles. Lo bueno de los malos momentos es que sirven para separar paja y grano. Aquí va:

"Se comenta que hace mucho tiempo un campesino, su caballo y su perro caminaban lentamente por una calle polvorienta. Después de un largo recorrido el hombre se “dio cuenta” de que los tres habían muerto en accidente.

Todos sentían la fatiga por la extensa travesía realizada cuesta arriba, y estaban sedientos. Quiso el destino que en una curva muy iluminada encontraran un portón de mármol que permitía ver una fuente de donde brotaba agua fresca y cristalina.

El caminante se dirigió al guardia que cuidaba la entrada y con su garganta secan dijo:

¡Qué hermoso lugar! ¿A dónde hemos llegado, amigo?

Esto es el cielo, respondió el portero.

¡Qué suerte! –exclamó el visitante–. Tenemos mucha sed, ¿podemos pasar?

Usted puede entrar y beber a su gusto, indicó el cuidador señalando a la fuente.

También mi caballo y mi perro necesitan agua urgente, agregó el labriego.

Lo lamento mucho. Aquí no se permite la entrada de animales, concluyó el guardián.

El hombre se sintió muy desafortunado. Realmente tenía mucha sed. Sin embargo, alcanzó “darse cuenta” que no podía abandonar a sus amigos. Era incapaz de salvarse solo, dejando a sus acompañantes sin ayuda. Decidió no beber y seguir la marcha junto a sus compañeros.

Con la sensación dolorosa que le proporcionaba su sed y la enorme fatiga, llegaron al rato a un nuevo sitio. Aquí la puerta estaba semiabierta y permitía ver un sendero bordeado de flores y buena sombra. Un hombre se encontraba recostado, como dormitando, son un sombrero inclinado sobre los ojos.

Buen día, saludó el caminante. Estamos con mucha sed; mi caballo, mi perro y yo hemos hecho una larga travesía.

Buenos días, devolvió el saludo solícito el hombre sacándose el sombrero. Hay una fuente en aquellas piedras, el agua es excelente y pueden beber a voluntad.

Los tres saciaron sus necesidades y al retirarse el hombre agradeció:

Muchas gracias. ¡Qué bien nos sentimos, parece nuestra casa!

Por favor, vengan cuando quieran.

A propósito, ¿cuál es el nombre de este lugar?

Cielo.

¿Cielo? Pero si el guarda del portón de mármol me dijo lo mismo.

No amigo, aquello es el infierno.

Sin embargo, esta información falsa debe estar creando serios problemas de comunicación entre los visitantes, terribles confusiones.

Todo lo contrario, le explicó el hombre. El infierno nos hace un gran favor. Allá quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus amigos por salvarse."

9 comentarios:

Katy dijo...

Gracias Francisco por esa mención. Me acuerdo haber leído esta historia, es de verdad entrañable y muestra la amistad en el sentido más puro de la palabra. De aquello que es es capaz un amigo.
"Allá quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus amigos por salvarse."
Estar a las duras y a las maduras y no en sálvese quien pueda.
Quien tiene la dicha de tener un amigo así ya lo tiene todo.
Un abrazo

FAH dijo...

@katy. muchas gracias. la historia refleja muy bien lo q es la amistad. La generosidad es de verdad cuando te duele. Si no te duele, no vale mucho. 1 abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Nada que añadir más que mi enhorabuena por la historia y el post de Katy.

La amistad es una cosa muy seria como para jugar con ella.

Feliz fin de semana.

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. muchas gracias, buen finde para ti tb. abrazo.

Jesús García dijo...

Muy bueno el post de ayer,Paco y bonita historia la de hoy. Qué gran valor la AMISTAD.
Matizo tu reflexión: "La generosidad es de verdad cuando te duele"
La generosidad de debería expresar en cualquier ámbito de la vida, no sólo, económico, pero tratándose de un Amigo, no es generosidad, es amistad, sin límite, en todo y para todo.
"La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido." Rabindranath Tagore
Salu2

FAH dijo...

@jesús garcía. gracias. ya he tuiteado la frase de tagore. así, "en las adversidades sale a la luz la virtud" (aristófanes). buen finde. abrazo.

Economía Sencilla dijo...

Encantadora historia para comenzar bien el fin de semana, en compañía de los amigos.

Un abrazo, y buen fin de semana
Pablo Rodríguez

FAH dijo...

@economía sencilla. gracias, me alegro q te haya gustado. buen finde. abrazo.

Fernando dijo...

Paco, me ha encantado la historia y el post. Es fantástico. Voy a mandar el link a mucha gente porque creo que la fábula merece muchísimo la pena.

Hay un dicho, creo que jamaicano, que dice algo así como "si quieres saber quiénes son de verdad tus amigos, emborráchate y túmbate en la carretera". Aunque no creo que haya que llegar a ese extremo, sí que suscribo que a los amigos se les ve en las ocasiones.

Un fuerte abrazo

Publicar un comentario en la entrada