Próximo 28 de junio a las 19.30 horas, presentación en Córdoba de ‘Aprendiendo de los mejores’ (Alienta, 11ª edición) en el Colegio Oficial de Arquitectos. Más información en el siguiente link

lunes, 15 de marzo de 2010

Adaptando la realidad a nuestras creencias

Dos madres charlan:

- Mi hijo es un médico magnífico -afirma la primera-. ¡Es absolutamente necesario que vayas a verlo!

- Pero es que yo no tengo nada -responde la otra-. ¿Por qué he de ir?

- Es un médico tan bueno que... -explica muy orgullosa la primera- aunque no tengas nada te encontrará algo.

Sucede con mucha frecuencia: en lugar de observar la realidad y elaborar teorías, elaboramos teorías que luego las adaptamos a la realidad. Esto sucede con frecuencia con las estadísticas. Sabemos lo que queremos que salga y buscamos la forma que así sea. Y no se falla jamás. Se manejará oportunamente la forma de realizar la pregunta, o la forma de presentar las contestaciones para que conduzcan a la respuesta deseada o lo que sea. Ya lo decía Churchill: "Sólo me fío de las estadísticas que yo mismo he manipulado".

Algo parecido ocurre en el mundo de la contabilidad o la valoración de empresas. Saldrá lo que queramos que salga, basta dar rielda suelta a nuestros caprichos: dotaciones, desdotaciones, interpretaciones, descuento de flujos, tipos de interés...

Se encuentran un comerciante y su contable y le dice el primero al segundo:

- ¿Cuánto son dos más dos?

El contable viendo que no mira nadie le susurra:

- ¿Tú cuánto quieres que valga?

Otro ámbito que muestra esta realidad es el de los emprendedores con la elaboración de los business plans. Todos -repito, todos- tienen un defecto: pecan de optimismo. Nadie monta una empresa pensando que va a fracasar. Es más, todos piensan que se van a forrar. La evidencia muestra que sucede lo contrario.

¿Qué hacer entonces? Humildad, mucha humildad. Olvidamos, como decía Chaplin, que "la vida da tiempo nada más que para ser amateur". El periodista y físico John Maddox decía: "Cada descubrimiento científico, al mejorar nuestros conocimientos actuales, también agranda las fronteras de nuestro ignorancia". Se nos escapan muchas cosas.