«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 16 de marzo de 2010

El cuento de la lata de sardinas

Cuentan que un individuo le vendió una lata de sardinas a otro por 1 euro. Éste, a su vez, se la vendió a otro por 2 euros y éste último a otro por 3 euros. La lata fue cambiando de manos y subiendo de precio hasta que un tipo la compró por 25 euros y decidió abrirla. Quedó sorprendido al comprobar que la lata estaba vacía y corrió en busca del que se la había vendido poco antes para reclamar la cantidad pagada. Pero todavía quedó más sorprendido cuando el que se la había vendido le dijo:

- Pero hombre, ¿cómo se te ocurre abrir la lata? Esta lata es de las de vender, no de las de comer.

Es una historia que refleja muy bien aquello que Oscar Wilde decía de que "sólo un necio confunde valor con precio". ¿Y qué es más importante? Pues depende. A corto plazo los mercados funcionan habitualmente por precio (algo vale lo que otra persona está dispuesta a pagar) y a medio y largo plazo tienden más a su teórico (y digo teórico) valor objetivo.

¿Qué hacer entonces? Pues depende también. Las burbujas -todas, bulbos de tulipán (1630-37), ferrocarril (1836), petróleo (1973), bonos basura (1987), puntocom (2001), subprime (2008)...- son siempre iguales (ver post "Crisis: la historia se repite"). Una espiral alcista (basada en creencias que adaptan la realidad a nuestro antojo, ver post "Adaptando la realidad a nuestras creencias") da paso posteriormente a una caída de aúpa que consume todo lo alcanzado y más.

El problema de la economía es siempre el mismo: uno sabe que tras un ciclo bueno viene otro malo, pero cuándo y con qué profundidad no lo sabe nadie. Si uno tiene cintura y regate, y saber entrar y salir a tiempo, puede moverse en el mundo de la especulación; si no, mejor moverse en el mundo de la inversión. Lo que diferencia un concepto de otro es principalmente el factor tiempo. Invertir es rentabilizar el ahorro a medio y largo plazo; especular es pretender que una cantidad de dinero se convierta en mucho en poco tiempo. Invertir y ganar no es complicado; especular y acertar, sí. Invertir es aburrido, pero seguro. Especular es divertido, pero arriesgado, muy arriesgado. Ya lo decía Mark Twain: "Octubre es uno de los meses particularmente peligrosos para especular en bolsa. Los otros meses peligrosos son: julio, enero, septiembre, abril, noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero". También decía este autor: "Hay dos momentos en la vida de un hombre que no debería especular: cuando se lo puede permitir y cuando no se lo puede permitir".

13 comentarios:

Katy dijo...

Muy bueno, esto como las joyas, tienen un valor objetivo y otro subjetivo. ¿Cual es mejor, depende.
Pero yo soy de las que me quedo con la frase de S. Ignacio de Loyola: "En tiempos de crisis, mejor no hacer mudanza"
Un abrazo Francisco. Estaré pendiente de la lata de serdinas :)

FAH dijo...

@katy. gracias x pasar. muchas veces la dualidad valor y precio da lugar a conflictos q no son fácilmente solucionables si no se tienen las ideas claras. abrazo.

Fernando dijo...

Magnífico, Paco. De verdad que con este post te has superdo. Nos has dado una lección como quien no quiere la cosa de economía y con una terminología al alcance de todos. ¡Bravo!

Enhorabuena

Un fuerte abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias, viniendo de ti que tienes más vena economista, un halago. Me parece que la sencillez al hablar de cualquier disciplina es básico. Creo que cualquier tema por difícil q sea si se explica con sencillez se entiende. Hay un libro de Antonio Pulido interesante que se llama: "Economía para no economistas". 1 abrazo.

MaS dijo...

Brillante, FAH.Muy buen post.
No conocía el cuento de la lata de sardinas, pero me parece la mejor definición de la especulación que se puede leer.
Te felicito!!!!
un abrazo, M.

FAH dijo...

@MaS. gracias, viniendo de ti, "apreciadora de lo no explícito", tiene más mérito. Me alegro q te haya gustado ;) 1 abrazo.

carlinhos braun dijo...

Interesante post, Paco.

¿No te da la impresión de que esa tendencia (cíclica, como dices) a querer conseguir dinero rápido y fácil, y a la especulación, se ha ido acelerando en los últimos años?

C.

FAH dijo...

@carlinhos braun. gracias. buen apunte el q haces. creo que sí, que dado que vivimos en una sociedad más consumista y de la imagen (tanto ganas, tanto vales), el dinero cobra mayor relevancia y con ello el deseo de obtener ganancias de manera rápida (también se puede ver el post "El pragmatismo nos hace más felices"). Buen apunte. 1 abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Hola Francisco:

Suscribo y reitero las felicitaciones de los comentaristas. Simplemente brillante.

Me ha parecido muy interesantes la reflexión de carlinhos sobre la aceleración de los ciclos. Yo la única explicación que le doy es que vamos "a toda leche" y, en consecuencia todo se acelera.

Un post de matricula de honor.
Enhorabuena.
Un abrazo

Javier Rodríguez Albuquerque dijo...

Sí, yo también tengo la sensación de que que hemos comenzado a esprintar, como si hubiese una meta interesante donde llegar, cuando el final del camino no puede ser otro que el colapso total (me parece a mi, vamos).
Un abrazo.

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. muchas gracias x tus comentarios. me alegro q te haya gustado y haya sido útil. fuerte abrazo.

@javier rodríguez albuquerque. gracias. la verdad es ir derrapando en las curvas tiene consecuencias. Baltasar Gracián solía decir: "Los sabios suelen pecar de lentos, pues una mirada atenta obliga a detenerse". abrazo.

MaS dijo...

hola otra vez,
ayer escuchaba a Joaquín Achucarro decir que "si vas en un tren de alta velocidad, no puedes observar las flores del campo..."
Comentaros que ultimamente he participado en varios foros y talleres de los que he percibido que hay muchas personas que ya estamos pisando el freno.
Tambien os invito a leer "La Buena Crisis" de Ález Rovira, puede ser un muy buen inicio.
Gracias Paco por permitirme comentar...por partida doble.
Un fuerte abrazo,
M.

FAH dijo...

@MaS. gracias, again y x el comentario de Joaquín Achucarro. Baltasar Gracián solía decir algo parecido: "Los sabios suelen pecar de lentos, pues una mirada atenta obliga a detenerse". Gracias x la recomendación de "La buena crisis", un día lo comentaremos. Y por este rincón puedes pasar no dos sino n veces, este rincón es tú rincón. abrazo.

Publicar un comentario en la entrada