miércoles, 24 de marzo de 2010

Lo que te hace diferente, te hace valioso

No voy a insistir en ello, lo hemos dicho "n" veces: el éxito procede de la diferencia; o como decía una campaña de Coca-Cola: "Lo que te hace diferente, te hace valioso; lo que te hace diferente, te hace único" (ver post "Lo peor es ser indiferente").

En muchas ocasiones hemos hablado aquí de ello porque es la regla número uno a la hora de crear una empresa y es la regla número uno del personal branding: ¿Qué tengo yo que los demás no tienen? Y si no tienes nada ya sabes lo que te espera. Michael Foldhaber lo expresaba con meridiana claridad: "Si tu trabajo no tiene nada de especial, nadie reparará en ti con independencia de lo duro que trabajes, y eso significa que tampoco te pagarán mucho".

¿Y se puede hacer de las limitaciones también una diferencia? Claro que sí. ¿Cuáles son las monedas y billetes que más cotizan en numismática? Los que tienen alguna deficiencia, aquellos que no son como los demás, aquellos que se apartan del estándar, de la norma...

Para quien no sepa de lo que os hablo dejo aquí a una pareja de bailarines: ella, Mai Li, tiene un solo brazo ya que el otro lo perdió con 19 años en un accidente de tráfico; él, Zhai Xiaowei, una sola pierna ya que la otra la perdió con 4 años al caerse de un tractor. De las limitaciones han hecho un arte, una diferencia, una ventaja competitiva. Muchas veces la adversidad despierta talentos ocultos. Ahí va el vídeo y la historia completa de esta pareja, de superación y amor, se puede leer en el siguiente link: