«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

miércoles, 21 de abril de 2010

La energía del Feng Shui

A medida que uno avanza en el estudio del Universo descubre que todo es energía y todo funciona por energía. Esa energía puede ser de dos tipos: positiva (constructiva) y negativa (destructiva). Los pensamientos son energía, las personas son energía, los animales son energía, pero la cuestión a subrayar hoy es que no sólo los seres vivos tienen energía sino también las cosas tienen energía. ¿No han entrado en la habitación de un precioso hotel y se han empezado a sentir bien? ¿No han acudido a un restaurante cuya cuidada decoración era muy acogedora? ¿No hay estancias de su casa que son su rincón favorito? ¿No hay determinados lugares (pueblos, países, escapadas) que la magia que tienen les cambia el cuerpo? ¿No hay determinadas prendas de vestir que cuando se las pone se siente mejor?...

Partiendo de la idea de que en esta vida todo es energía (tanto seres vivos como no vivos), el Feng Shui (literalmente Viento y Agua) presta atención al olor, los colores, los materiales, la luz, los materiales, el aprovechamiento de espacios, la colocación de los objetos... Todo ello al final orientado a generar sensaciones positivas, en definitiva, a cargarnos de energía, a alcanzar un estado emocional positivo que predispone en sentido favorable para la realización de metas, relaciones y proyectos. La cuestión no es baladí porque sabemos que estamos en armonía con el Universo cuando nos sentimos bien y lo que hay que hacer es propiciar y promover todo aquello que nos hace sentir bien: personas con las que compartimos nuestro tiempo, música que escuchamos, programas de televisión que vemos, trabajos que realizamos, etc. Es imposible construir y crear desde una sensación de malestar interior. Es imposible crear desde el derrotismo. Es imposible crear desde el victimismo. Es imposible crear desde la tristeza. Como te sientes, eres; y tal como te sientes los demás te perciben; y tal como te sientes atraes lo mismo. Por eso, si en algún momento no se siente bien y los pensamientos negativos le dominan, ya sabe lo que decía William James: "El pajaro no canta porque es feliz sino que es feliz porque canta". No culpe a la realidad de su vida. Lo que ocurre no determina nuestros sentimientos sino que nuestros sentimientos determinan lo que nos ocurre. Piénselo, tiene mucho sentido. Lo decía Sarah Benny: "Las cosas positivas le suceden a la gente positiva".

Os dejo una vídeo-entrevista con Ángel García, consultor de Feng Shui, en el programa de Pedro Riba, conocido como "Tierra de Sueños" y que citamos ayer mismo. Además, muchos artículos de Feng Shui en el siguiente link.

9 comentarios:

Juan Carrión dijo...

Hola Francisco,

Es cierto que hay determinados colores que pueden ser relajantes, rincones de casa que te gustan especialmente… pero últimamente he tenido una experiencia con Feng Shui alucinante.

Hace unos meses puse a la venta mi casa (me mudo) y un día vinieron a verla una pareja muy maja. A ella le encantó (y a él también), se pasaron una hora dando vueltas, viéndolo todo, parecían encantados. Ella estaba realmente ilusionada, y empezó a negociar el tema del precio. De repente él saca una brújula y dice que antes de nada tiene que comprobar la orientación de la puerta y de los inodoros. Resultó que la puerta tenía la orientación correcta, pero uno de los inodoros no. Mala suerte. Él era argentino (que no tiene nada de malo, todo sea dicho) e instructor de Feng Shui. Me empezó a contar no sé qué cosas raras (muy raras) y me invitó a uno de sus cursos. Ella no sabía dónde meterse, ni qué decir, se quedó hundida y avergonzada. Tanto que al día siguiente nos llamó para disculparse.

Así que como todo, el Feng Shui está muy bien, pero si se lleva al extremo convierte a personas aparentemente normales en seres un pelín tarados.

Un abrazo.

Juan Carrión

FAH dijo...

@juan carrión. jaja, gracias x pasar x aquí y pasar y contar tu experiencia en primera persona. Totalmente de acuerdo con lo q expones. El problema no es el Feng Shui sino como todo su utilización (igual que el coaching). Una persona con sensibilidad y habilidad en los temas trata todo con normalidad y espontaneidad. Los faltos de experiencia se quedan en la aplicación "estricta" de la técnica, se pierden en la hojarasca y pierden el sentido de la cosas. El Feng Shui no es más que otra manifestación de la energía en nuestro día a día. La energía se manifiesta en todo: en las cosas, en la comida, en lugares, personas, etc... Es importante conocer la visión generalista del sentido del Universo sino uno los árboles no le dejan ver el bosque. Abrazo.

MaS dijo...

hola FAH, tendrá que ver el Feng Shui algo con la química, el charme, el "no se qué tiene que me atrae", tan español, tan castellano que utilizamos para tratar de decir que no encontramos exactamente el qué ni sabemos cómo pero...que sientes algo bueno, bonito, agradable al lado de alguien???? se trasladará ese encanto, esa atracción a traves de la red??
Me pregunto.
Interesante y curioso tema cuando menos.
un caluroso saludo,
M.

FAH dijo...

@MaS. gracias. totalmente de acuerdo con lo que dices. Es eso precisamente. Energía es "química" y esa energía se manifiesta en todo y con todos, vivos y no vivos, material y no material. La energía fluye, el "no se que me trae" que dices muy español... todo es lo mismo... Manifiestación de Universo perfecto que cuando estamos en armonía, en sintonía, entramos en Flow. El Feng Shui es sólo una manifestación particular de algo más grande: la inteligencia del Universo. Abrazo.

Fernando López Fernández dijo...

Confieso que se poco de Feng Shui, (ahora algo más, gracias) y desde luego no llegaría en el caso de estar muy interesado con el tema a los extremos que comentaba Juan Carrión de su argentino. Habrá que seguir investigando, pero de lo que si estoy seguro es que el Universo está lleno de energía que hay que canalizar y/o transformar en química para que funcionemos un poco mejor, que fluyamos, vamos.
Un abrazo

FAH dijo...

@fernando lópez fernández. gracias. efectivamente todo es energía que se manifiesta en todas las personas y cosas. El problema es que mucha gente confunde las técnicas y las quiere aplicar a capón, cuando mucho más importante es la sensibilidad, la visión del mundo para que se manifieste en todo, también en los espacios, lugares, etc. 1 abrazo.

carlinhos braun dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GDS dijo...

Me gusta como lo ha interpretado Mas.

Hay personas que nos transmiten energía y eso nos atrae...

Saludos!!

FAH dijo...

@GDS. gracias. Sí, hay personas que aportan energía (algunas muchas) y otras detraen (los pesimistas) energía. Hay que rodearse con gente que alegre el día y no que lo amargue. Salu2.

Publicar un comentario en la entrada