«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

viernes, 24 de septiembre de 2010

Respétalos al subir porque los encontrarás al bajar

Había una vez un león que estaba durmiendo plácidamente mientras que un ratón jugueteaba muy cerca de él. Sin quererlo el pequeño roedor despertó al gran rey de la selva que molesto por ello lo atrapó entre sus garras con un rápido movimiento.

El león abrió sus fauces para comerse al ratón, que en ese mismo instante le suplicó clemencia:

Por favor, rey de los animales, señor de la selva, no me comas. Apenas soy alimento para ti y, además, si me dejas ir un día te salvaré la vida.

Al escuchar aquello, el león comenzó a reírse a carcajadas pues no entendía cómo podría salvarle a él la vida un insignificante ratoncillo. Sin embargo, le dijo:

Me haces tanta gracia que te dejaré marchar.

Y muy angustiado, el ratón salió disparado en cuanto el león le soltó.

Pasó el tiempo… y un día mientras que el león se encontraba buscando alimento cayó en una trampa que habían colocado unos cazadores. Trató de liberarse de ella pero todos sus esfuerzos resultaban inútiles pues lo único que lograba era quedar más atrapado aún.

Todos los animales de la selva pudieron escuchar los fieros rugidos del león, incluido el pequeño ratoncillo al que varios días antes había perdonado la vida. Fue entonces que, recordando aquél momento en que le dejó escapar y haciendo honor a la promesa de salvarle algún día la vida, corrió para ayudar al león. En cuanto llegó hasta donde éste se encontraba, comenzó a roer la red en la que había quedado preso el león hasta conseguir rasgarla y liberarle.

Moraleja para directivos: la vida da muchas vueltas... por eso, trata con mucho respeto a la gente que te encuentres al subir porque te los volverás a encontrar al bajar. Nada es eterno. Las empresas quiebran, los despidos existen, las enfermedades hacen acto de presencia... y quien hoy está arriba mañana está abajo y viceversa.

La dignidad humana es innegociable, es independiente de la edad, el sexo, el estatus, la nacionalidad, el nivel cultural o la posición jerárquica… Se merece por ser humanos. A pesar de ello, según un estudio de Otto Walter (2005) realizado con 750 entrevistados, entre las conductas que más irritan a los empleados de sus jefes, la falta de respeto ocupa la primera posición. Un 50% de los encuestados así lo señaló. Éste es el top ten:

1. Irrespetuoso (49%);
2. Prepotente (37%);
3. No escuchan (30%);
4. Incompetencia Directiva (29%);
5. Incapacidad para Apoyar al Equipo (29%);
6. Falta de trato humano (25%);
7. Poca implicación (24%);
8. No sabe controlar (24%);
9. No cumple sus compromisos (21%);
10. Injusticias (19%);

Y el resto son:

11. Falsedad (18%);
12. Falta de confianza (17%);
13. No dar la cara por los empleados (14%);
14. Poca claridad de objetivos (13%);
15. No respetar horarios de los demás (10%).



El Corte Inglés (P)

10 comentarios:

Katy dijo...

Hola Francisco a toda la gente prepotente siempre les solia decir "Torres más altas han caído" Y las he visto caer, como al león.
Consecuencia hoy por ti mañana por mi. Las relaciones siempre han de basarse en el respeto mutuo. De abajo arriba pero viceversa aún más. Buen símil entre el león y el ratón.
Un abrazo y buen fin de semana

Astrid Moix dijo...

Buenos días,
Pues a mi me ha sorprendido un poco que, a estas alturas de la película, la falta de respeto siga ocupando la primera posición en las peores conductas de los directivos. De verdad que pensaba que ese tema estaba superado. Porque ahí no se necesitan talentos ni conocimientos especiales, ni carisma, ni visión, ni masters o posgrados. Solamente lo básico: educación o - si me apuras - normas de urbanidad (palabra que creo que muchos ya ni conocen). Una pena que sigamos fallando en lo básico.
Me ha gustado mucho tu entrada.

Un saludo,

FAH dijo...

@katy. gracias. A mí me gusta decir lo que a Chaplin: "La vida da tiempo nada más que para ser amateur"... Desde luego, pecar de exceso de seguridad a menudo no tiene final feliz. Un abrazo y buen finde.

@Astrid Moix. Gracias. Me alegro q te haya parecido interesante. A mí, sinceramente, no me sorprende nada los resultados. Hay demasiada gomina en el mundo de la empresa, demasiado que se cree por encima del bien y del mal y que hace del desprecio una forma de vida... Un abrazo.

Fernando dijo...

Jo Paco, qué pedazo de post. Es fantástico. Y creo que su enseñanza es maravillosa. La vida, efectivamente, da muchas vueltas, te lleva por caminos raros y hay que tener amigos hasta en el infierno.

Enhorabuena

Un abrazo

Manuel González dijo...

Excelente artículo. Muy acertado.

FAH dijo...

@fernando. gracias. así es, no sabemos lo que nos espera. El azar (no la suerte) también juega a veces, para bien y para mal, un papel importante en la vida. ¿te acuerdas del atropello de Daisy en la película «El curioso caso de Benjamín Button» (http://www.youtube.com/watch?v=Qe4huHm5YSg). abrazo.

@Manuel González. muchas gracias. abrazo.

Begoña Coach Politico dijo...

Hola Paco...hoy me has hecho recordar una experiencia personal.

Recuerdo que en el año 2003 estaba inmersa en mi formación y trabajaba para Novartis, mi jefe directo tenia muchas cualidades que no tenían nada que ver con el liderazgo.

Una de las semanas que vino a verme acababa de tener un día de formación intensa en Habilidades Directivas y nos habían presentado un informe muy parecido al que compartes hoy en tu post.

Lo sorprendente de todo ello, que compartiéndolo con el, y sabiendo su opinión sobre la formación que estaba realizando, sus palabras fueron "No podemos colaborar en la formación que estás realizando porque no creo que te sirva para nada", no dio valor al documento, ni sirvió para cuestionarse muchas cosas.

Pasados ya siete años, el tiempo aporta respuestas,perdió a cada uno de los integrantes válidos de su equipo, por algo tan evidente como es "miedo" y "ceguera", con la consecuencia de falta de credibilidad ante sus clientes,y sin ir más lejos, la semana pasada,iba como loco buscando colaboradores, con el matiz de que ahora no tiene el respaldo de ser quien era hace tan solo unos años.(Posicionamiento de marca en el mercado).

Gracias por compartirlo Paco, es bueno tener presente que vamos subiendo y vamos cruzándonos...

Buen finde...

Va bajando la escalera, y se va encontrando frente a frente

Ignasi Pérez dijo...

Buenos tardes,

La historia del león y el ratón es muy gráfica y me ha encantado.

El estudio de Otto Walter refleja falta de seguridad y miedo a lo desconocido por parte de los directivos. De hecho la inseguridad y el miedo a lo desconocido son intrínsecos a la raza humana y por desgracia en el mundo empresarial las continuas tomas de decisiones sacan a flote en muchas ocasiones estas conductas tan negativas.

Desafortunadamente el miedo también surge cuando una persona no puede soportar que uno o varios integrantes de su equipo sean mejores que él. Estoy convencido que todos saldríamos ganando si tuviéramos en cuenta la siguiente cita de John. F. Kennedy: “Un hombre inteligente es aquel que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él”.

También creo que es interesante transcribir lo que dice Fernando Ocaña en su libro “20 claves para hacer equipo”: “Estoy convencido que las mejores empresas son las que tienen los mejores equipos humanos. Rodearse de los mejores no es tarea fácil. Es más, muchos profesionales ni siquiera tienen este objetivo…”

Fernando López Fernández dijo...

Hola Francisco:

Yo creo que hay que respetar no porque te los vayas a encontrar cuando bajes sino porque debería ser así. Ese debe ser uno de los principios que debe regir la vida del directivo. Mucho de lo que ocurre, y ahí coincido con Ignasi es que esas conductas negativas tienen su origen en el miedo y en la "falsa seguridad".

Uno debe actuar según se conciencia y la vida, cuando vayamos bajando se encargará de lo demás.
Un abrazo

FAH dijo...

@begoña coach político. gracias, me gusta que la gente aporte cosas personales, baja la teoría a la práctica. Lo que cuentas es muy cierto. Cuando uno ocupa poder o tiene posicionamiento los aduladores bailan el agua, pero en cuanto desaparecen uno se queda solo. Por eso, la mejor manera de recoger es sembrar, la vida es así como un boomerang. Abrazo.

@ignasi pérez. gracias. Desde luego lo que apuntas para mí es muy cierto. La dictadura, el autoritarismo, la imposición es producto de la inseguridad, de ahí que la mejor forma de conseguir que los demás hagan las cosas es a través del miedo. Como es evidente, eso funciona en el corto plazo porque uno tiene que comer, pero a medio y largo la gente busca alternativas. Gracias x la recomendación del libro, lo leeremos. abrazo.

@fernando lópez fernández. gracias. muy interesante lo q apuntas: "Uno debe actuar según se conciencia y la vida, cuando vayamos bajando se encargará de lo demás". Aunque no siempre sea fácil creo que es lo correcto. Decía Abraham Lincoln: “Cuando hago el bien me siento bien; cuando hago el mal me siento mal. Esa es mi religión”. Abrazo.

Publicar un comentario en la entrada