«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 26 de octubre de 2010

El glamour en la gestión

Hace algún tiempo escribíamos aquí un post titulado La cultura del envase, en el que hacíamos referencia a Eduardo Galeano, y donde el escritor uruguayo decía: “Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo, y la misa más que Dios. La cultura del envase desprecia los contenidos”. Es el triunfo de la "forma" sobre el "fondo", del "exterior" frente al "interior", del "continente" sobre el "contenido".

Ser guapo o guapa –en esta sociedad de la imagen– vende y te abre muchas puertas en casi todos los ámbitos, por mucho que los guapos y guapos se empeñen una y otra vez en decir que "si luego no haces bien tu trabajo no sirve ser guapo o guapa". Eso está claro, pero lo difícil es meter la cabeza en un sitio, luego de lo que se trata no es de hacerlo muy bien sino más bien de no hacerlo muy mal. ¿Cuántas personas ha conocido Vd. que las han despedido por no hacer bien su trabajo? Alguna, seguro, pero más bien pocas. El coste (monetario y no monetario) también es alto y se dilata salvo que no exista otra alternativa.

Todo esto lo cuento porque el otro día Eugenio de Andrés (@rrhhypersonas) en Aprende del Deporte (@aprendeldeporte) escribía un post con el título: Los Príncipe de Asturias: Del Bosque y el ejemplo de un líder.

Del Bosque, evidentemente, no es un tío visualmente atractivo, es un gestor low profile lo que no en pocas ocasiones le ha acarreado algunas consecuencias. Así hace unos años no fue renovado de su cargo como entrenador del Real Madrid tras ganar la Champions League y la Liga porque se decía que no daba la imagen adecuada a lo que era la institución merengue. Se buscaba a alguien más posh, con mejor pose.

El líder de porcelana, radiante y exquisito, sin polvo y brillante, es sólo para las vitrinas. Hay que desprenderse de ese halo de misticismo que rodea al liderazgo y tratar el tema con más normalidad y sencillez. El líder no es un trapecista subido en lo alto, centro de atención del circo empresarial, para que todos le admiren y queden asombrados con sus florituras. No. El líder no es un acaparador que busca que la multitud le agasaje y vitoree. No. El líder no es aquel a quien sus súbditos llevan “en volandas” y rinden pleitesía. No. El líder no es un galán de que muestra sus mejores prendas intentando quedar bien con todos y en todo. No. El líder no es aquel que está más pendiente del graderío que de lo que ocurre sobre el césped del terreno de juego. No. El líder no es ese individuo al que la parafernalia y los abalorios le hacen centrarse en lo accidental descuidando lo esencial. No. Como escribía también en otra ocasión Eugenio de Andrés en El yin de Guardiola: "Ser líder no significa ser perfecto".

En el mundo de la empresa, la discreción –un valor que mucho aprecio– parece que no cotiza al alza. Sin embargo, creo que es una cualidad importante. La discreción consiste en estar sin estar y en hacer sin parecer que hace. Lao Tse escribe: “El mejor líder es el que apenas se hace notar, no aquel al que la gente obedece y aclama, ni al que todos desprecian. El buen líder habla poco, y cuando ha concluido su trabajo y alcanzado su propósito, la gente dirá: lo hicimos nosotros”.

El liderazgo no es una carrera de popularidad y de glamour. Lo primero que se le debe exigir a cualquier directivo son resultados y luego y sólo luego, una buena corbata y un traje impecablemente planchado. Si la "forma" destrona al "fondo" sin algo más eso antes o después se viene abajo.

* Hace un año publicábamos el post: Cada día me siento más ignorante.


6 comentarios:

Fernando dijo...

Brilante, Paco. ¡Enhorabuena!

Me quedo con lo de la cultura del envase de Galeano. Creo que es de lo mejor que he leído últimamente.

Y sobre Del Bosque... ¡qué decir! Hay que descubrirse. Suscribo todo lo que dices acerca de lo que no es un líder y me atrevo a añadir que:

1) Ante todo, para ser un líder hay que ser, por encima de todo, uno mismo. Guardiola, Del Bosque o Mourinho son perfiles completamente diferentes, tres estilos de liderazgos distintos, pero tres líderes eficaces.

2) Cada situación requiere diferentes tipos de liderazgos. Como bien apuntas, ser líder no implica ser perfecto.

Un fuerte abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias. Eduardo Galeano siempre aporta. Te recomiendo el libro "Patas arriba. La escuela del mundo al revés", todo un ejemplo de mirada desacostumbrada de la realidad. Y totalmente de acuerdo contigo. La autenticidad es el primer requisito del liderazgo. Como apuntas: 3 líderes, 3 estilos diferentes. Abrazo.

Rosangel dijo...

Hola Francisco! Desde Venezuela te sigo por Twitter, y puedo decir con propiedad que si hay un país donde se supedita la belleza física sobre el conocimiento o la cpacidad es mi país.
Me encanta tu post porque en este momento estoy trabajando en un proyecto para radio acerca del liderazgo y donde justamente hablo que líder no es solamente el señor con corbata bien vestido y con cierto rasgo autoritario que convoca a los empleados cual político de los 70 a unir esfuerzos y rasgarse las vestiduras por la empresa.
En realidad todos somos líderes, desde el ama de casa, pasando por el adolescente que esta formando su banda o el empredendor que está empezando.
Te felicito, sin lugar a dudas tus posts siempre útiles y adaptados a la realidad que vivimos.
Un saludo

GDS dijo...

Interesante ...... me ha gustado el post.

Creo que vivimos en un mundo donde la apariencia vale mucho.

Todos luchamos a veces de forma muy competitiva por ese aspecto "Parecer algo". El estándar que marca la sociedad.

Sin dudas verse bien abre puertas. No obstante se deja de lado muchos valores importantes por el glamour......

Un abrazo.

FAH dijo...

@Rosangel. Gracias y me alegro q sea útil. Desde luego existe una visión muy equivocada de lo que es el líder. Un libro de referencia es "El mito del líder", de Santiago Álvarez de Mon, cuyo título lo dice todo. Como bien apuntas, el liderazgo está en todas partes (las madres a menudo lo son) y creo que todos somos líderes lo único que hay que dejar es que manifieste. Abrazo.

@GDS. gracias. cuánto tiempo sin verte por aki. Existe a veces un conflicto entre la publicidad y la privacidad. Todos queremos ser quien somos pero también ser apreciados. En la búsqueda de ese equilibrio nos debatimos. Abrazo.

Dong Dong dijo...

20151204dongdong
louis vuitton handbags
ghd hair straighteners
air jordan 13
jeremy scott shoes
true religion outlet
canada gooses
coach outlet
air jordan 8
true religion jeans
kate spade handbags
hermes belt
adidas gazelle
canada goose uk
sac longchamp
nike cortez
chaussure louboutin
jordan shoes
louis vuitton outlet
jordan 8
michael kors outlet
burberry scarf
christian louboutin outlet
ray ban sunglasses
toms outlet
gucci borse
coach factory outlet
michael kors outlet
adidas shoes
true religion
ralph lauren
nike air max
louis vuitton handbags
ray bans
louboutin pas cher
air jordans
ugg boots
louis vuitton handbags
kate spade uk
adidas superstars
canada goose outlet

Publicar un comentario en la entrada