«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

martes, 28 de diciembre de 2010

¿Imposible? No conozco esa palabra

El 30 de noviembre de 1808, en la batalla de Somosierra, la única dirigida por Napoleón en España, el general manda un reconocimiento para una carga de caballería. Uno de los oficiales le dice: "Imposible, Sire"; a lo que Napoleón contesta: "Yo no conozco esa palabra".

Cuento esta anécdota porque en muchas ocasiones hemos dicho aquí que los únicos límites a la creatividad están en uno mismo. Lo que un hombre es capaz de soñar es capaz de hacerlo realidad. De hecho, la historia de la creatividad es la historia del hombre, porque allí donde ha habido un avance se ha producido la intervención humana. El hombre inventó el fuego, creó el teléfono, la radio, el avión, internet... Es cuestión de marcar una meta y por ensayo y error ir descubriendo posibilidades y alternativas. Un camino lleva a otro y otro al siguiente hasta que uno da con la tecla apropiada.

Gracias a nuestro amigo Alejandro Jano González (@janoglez) descubro este vídeo a raíz de un reportaje en El Confidencial con el título: Un minipiso con posibles. El vídeo lo protagoniza Ron Barth, cofundador de Resource Furniture, que ha recibido el premio Best Of The Year que anualmente otorga la revista Interior Design.

Si el problema de un piso es el espacio (un minipiso), adaptemos las condiciones de los muebles. Camas, mesas, sillas, estanterías... todo se adapta al entorno. Dicho y hecho. Cuestión de creatividad. Aquí va:


6 comentarios:

Fernando dijo...

Brillante, Paco, me ha encantado. Efectivamente los límites nos los marcamos nosotros y todo es cuestión de adaptarse a las circunstancias y de sacarle todo el jugo a tu actual coyuntura.

Traes a colación la Guerra de la Independencia. Creo que Napoleón ni en sus peores pesadillas podía imaginarse que el ejército más imponente de Europa iba a caer ante una guerrilla mal organizada, descabezada (el Rey estaba en Francia) y con menos recursos (pese a la ayuda inglesa). L fuerza de voluntad y el espíritu de lucha inquebrantable de El Empecinado, el Cura Merino y tantos otros obraron el milagro. Bonita lección de la historia.

Un fuerte abrazo

FAH dijo...

@Fernando. gracias, sir. Así, es he contado la anécdota pero aquello no acabó bien para Napoleón... Los límites de la creatividad no existen, los de la soberbia y la prepotencia, sí. Feliz 2011 y un abrazo.

Belen Iglesias Vidal dijo...

GENIAL ! ya lo dicen : "Lo imposible es lo que no se ha intentado !"

FAH dijo...

@Belen Iglesias Vidal. Gracias x pasar. Me alegro q te haya gustado. Feliz 2011. Abrazo.

Centro ITAE dijo...

Apreciado Francisco,
interesante reflexión, aunque sea realizada un 28 de diciembre ;)

Como decía aquella cita de un anónimo: "COMO NO SABÍAN QUE ERA IMPOSIBLE LO HICIERON".

¡Feliz 2011!

FAH dijo...

@Centro ITAE. gracias, me alegro q te haya gustado. Hay límites, pero muchos de ellos son mentales. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada