«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

jueves, 3 de febrero de 2011

¿Vas sobrado de tiempo?

Un día charlando con José María Ortiz, miembro del Top Ten Management Spain y autor de Las estrategias de Ulises, entre otros muchos libros, me decía: "Un buen directivo tiene que ir un poco sobrado de tiempo. La claridad exige distancia. Un directivo que no da más de sí, no puede ser un buen directivo. Un ejecutivo debe tener curiosidad por aprender cosas interesantes. Yo siempre que hago un proceso de selección pregunto al candidato que hace fuera del trabajo. Si no tiene cosas interesantes, me da miedo. La nitidez de miras te la proporciona el ver las cosas con perspectiva. El tener cosas interesantes que hacer fuera del trabajo te permite olvidar la realidad y volver con otra mente al tema en el que estás inmerso. Si vuelvo sobre la realidad con la misma mente no se me ocurrirán cosas distintas".

Es una paradoja, pero más claro el agua. Quien sólo trabaja acaba trabajando peor. El poeta húngaro Attila József (1905-1937) decía: "Los hombres que no saben divertirse me dan miedo". Uno de nuestros clásicos, Aristóteles, hace más de 23 siglos apuntó: "El exceso de trabajo impide la adecuada contemplación de la belleza y de la verdad".

Es un buen recordatorio para todos aquellos que presumen de no tener tiempo para nada (ver post Si no estás estresado eres un don nadie). El sentido común –o sea, el menos común de los sentidos– nos dice que es necesario equilibrar los tiempos de placer y deber porque eso nos hace más útiles cuando tenemos que aplicar la energía al trabajo. De lo que se trata es de ser productivos con nuestro tiempo (sobre esto os puede asesorar José Miguel Bolívar de Optima Infinito) y como se repite hasta la saciedad: No se trata de trabajar más sino de trabajar mejor. La gestión del tiempo orientada a la productividad siempre ha sido importante pero cada vez lo será más en un entorno de mayor competencia y donde existen más ladrones de nuestro tiempo.

La vida tiene múltiples facetas y moverse exclusivamente por una de ellas deja a la larga mal sabor de boca. Mi colega Luis Huete, me comentaba: "Esa idea equivocada de que cuando acabe esto haré lo otro es un engaño. La vida vuela y además no hay una segunda oportunidad: lo que no hayas hecho ya no lo haces; lo que no practicas ni desarrollas no lo disfrutas. Si no te cultivas culturalmente, si no cuidas a tus amistades, si te olvidas de tu familia... pierdes la sensibilidad para disfrutar. En la vida hay que tener una apuesta plural. Las personas que tienen un focus unidireccional, bien en lo profesional o en lo personal, corren el riesgo de acabar más desequilibradas que aquellas que tengan intereses variopintos. En mis sesiones digo que no dedicamos más tiempo a otras cosas, no porque las empresas nos obliguen (que también es cierto), sino porque no tenemos una razón de peso para ocuparnos de ellas (amigos, la familia, etc). Mi experiencia con altos directivos destacados me dice que si bien trabajan mucho también saben disfrutar de las otras parcelas. Son gente que saben estar cien por cien en cada ámbito y admite la pluralidad de la vida".

Hay gente demasiado ocupada para ser feliz. Piensa sobre ello, toma tus propias decisiones y luego no cargues la culpa a nadie.

* * * * * * * * *

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER y LEE TODOS LOS NÚMEROS { aquí }

SÍGUEME en: | LinkedIn | Twitter | Facebook | Pinterest | Google + | Instagram | Slideshare |


8 comentarios:

Pablo Roux dijo...

He disfrutado leyéndo el blog. Pearls of Wisdom!

jmbolivar dijo...

Como te puedes imaginar, no puedo estar más de acuerdo con el post.
Tener tiempo es cuestión de re-equilibrar compromisos y ¿qué mayor compromiso que el de ser feliz?
Abrazo

FAH dijo...

@Pablo Roux. Gracias x pasar y x tus palabras. abraszo.

@jmbolivar. gracias, sé que lo dices desde el conocimiento. de todas formas, tampoco aquí como en otras muchas cuestiones (prácticas) nos enseñan... Tiene q aprenderlo uno a base de coscorrones. Abrazo.

Miguel Á. Villagrá Fernández dijo...

Yo soy de los que casi siempre dice que "no tengo tiempo para nada", y últimamente me he dado cuenta de que no es una forma idónea de vivir.

migf. dijo...

Qué razón tiene. El mayor compromiso con la vida es el hecho de ser FELIZ y de disfrutar un poco más de cada día. Lástima que el día y las rutinas tan aceleradas que tenemos no nos lo permitan. Andamos en una dinámica que "o trabajamos o no comemos". El tener el futuro asegurado es lo que ocupa nuestro presente y nos olvidamos a cada momento de vivir.

FAH dijo...

@Migel Á. Villagrá Fernández. gracias x pasar y participar. Bueno, ser consciente de algo es el primero paso para cambiar algo. Tú ya no eres. Enhorabuena. Abrazo.

@migf. gracias, así es. Decía Hemigway que "vivimos como si llevásemos otra vida en la maleta", y no es así. hay que darse cuenta y que no nos pase como decía Quevedo: "He llegado sin darme cuenta que he viajado". abrazo.

Fernando dijo...

Brillante, Paco. Y me viene de cine dados mis últimos tiempos. Muy de acuerdo: o te tomas cierta distancia, o determinados problemas pueden volverte loco.

Me encanta la frase de Attila: "Los hombres que no saben divertirse me dan miedo".

Un fuerte abrazo

FAH dijo...

@fernando. gracias. sé que vas de cabeza... difícil el equilibrio la alta dirección y descanso. No es fácil, desde luego. Una cosa es predicar y otra dar trigo. Fuerte abrazo.

Publicar un comentario en la entrada