«Tu capacidad de aprender es tu principal activo y la mejor forma de aprender es de ‘los mejores’»   |   www.aprendiendodelosmejores.es        «El futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día»   |   www.tufuturoeshoy.com

lunes, 21 de marzo de 2011

Agatha Ruiz de la Prada: 30 años en la moda

La diseñadora Agatha Ruiz de la Prada cumple 30 años en el mundo de la Moda. El diario El Mundo le dedicaba un reportaje con el título: 30 años en el mundo de la moda.

Hace algunos años atrás estuve en el estudio y empresa de Agatha Ruiz de la Prada charlando tanto con ella como con el Director General, Fernando de Aguirre, sobre la moda, la empresa y la gestión. El titular de aquella entrevista fue: "Es maravilloso cuando encuentras a una persona que encaja en tu proyecto; eso no tiene precio". Y otras frases que destaqué de aquel encuentro fueron: "Jamás miro el currículum de los candidatos" o "Siempre he hecho lo que me ha gustado e intentado hacerlo lo mejor posible; y si actúas así las cosas te acaban saliendo bien".

Os dejo un resumen de aquella conversación y el resto de la entrevista la podéis ver en el siguiente link:

FRANCISCO ALCAIDE: Agatha es hoy día una firma internacional presente en más de un centenar de países. ¿Cuáles son las claves de ese éxito?
AGATHA RUIZ DE LA PRADA: Una es que mi diseño es muy fácilmente reconocible; otra es que somos una empresa muy pequeña y eso hace que cualquier aspecto de la gestión se controle mucho. Hemos pasado muchos años malos desde el punto de vista económico (aunque yo me lo he pasado estupendamente y he sido igual de feliz vendiendo mucho que poco). Como estoy acostumbrada a vivir penalidades, sigo funcionando con un chip en el que se ahorra en todo. Muy pocas veces vamos en business, se piden varios presupuestos para todo y se analizan al detalle. Por ejemplo, otros diseñadores cuando van a Paris contratan un chófer; yo me cojo el metro, pero como una cosa natural, no me supone ningún trauma. Todas esas cosas hacen que la empresa funcione.

FERNANDO AGUIRRE: Para mí Agatha es una cosa que ningún diseñador ha conseguido: Diseño. Agatha se inventó un modelo y dijo: yo soy solamente una diseñadora; y consiguió convencer (algo que en España es muy difícil porque no se tenía mucha fe en el diseño español o lo querían cambiar) a una serie de empresarios para que comprasen esas ideas y las fabricasen y distribuyesen tal y como Agatha las había concebido. Hubo gente que confió y pusieron el dinero para llevar a cabo esas ideas. Fue una forma inteligente de empezar y que el tiempo ha demostrado acertada.

F. A.: Eres un poco "empresaria por accidente". En cierta ocasión afirmabas: "La verdad es que yo nunca me he considerado empresaria. Más bien durante mucho tiempo parecía la antiempresaria, en el sentido de lo que realmente me interesaba era crear". Después de tantos años de carrera profesional, ¿Qué es lo que menos y más te gusta del mundo mercantil?
A. R. P.: He hecho siempre lo que me ha gustado y lo he intentado hacer lo mejor posible; y si actúas así las cosas te acaban saliendo bien. No me considero nada empresaria, aunque por citar algunas cosas, no me gusta deberle dinero nadie, intento que la gente quede siempre quede contenta con mi trabajo y ser honrada. Luego, creo que tengo bastante sentido común, intento introducirlo en todos los detalles y transmitírselo a mi equipo.

F. A.: Agatha ha sido empresaria por su capacidad de arriesgar. Cuando las cosas han empezado a ir bien, no se ha dormido en los laureles; comenzó a crecer hacia fuera sin acomodarse. Además, el crecimiento ha sido paso a paso, sin prisas. Primero una tienda en Paris, luego en Milán y más tarde en Nueva York, cuando cada una de ellas ya estaba funcionando.

A. R. P.: Todo lleva su tiempo. Hay gente que dice, voy a abrir una tienda y voy a ganar mucho dinero, y no es así. Por otro lado, nuestro crecimiento es autofinanciado. Cuando empecé tuve que recurrir a los bancos y me horrorizan... Todo el dinero lo reinvierto en mi negocio.

F. A.: En nuestras conversaciones con especialistas del management, suelen repetirnos que la selección de personal es la función más crítica e importante de RR. HH. ¿Qué es lo que más valora de sus colaboradores y lo que peor soportas?

A. R. P.: Lo que más trabajo me ha dado en mi vida con mucha diferencia son los colaboradores. Hay mucha gente que no encaja y te aburres de una prueba y otra; por el contrario, es maravilloso cuando encuentras a una persona que encaja con tu proyecto, eso no tiene precio. Nunca miro el currículum de los candidatos. A la gente se la conoce trabajando; ésa es la mejor prueba sobre las posibilidades de una persona. No obstante, una cosa que valoro mucho es la buena educación. Yo prefiero una persona bien educada a otra con ocho máster. Por otro lado, hoy día hay gente con una formación importante pero que adolecen de otra serie habilidades que son imprescindibles, como por ejemplo, saber coger una llamada. Creo que es importante empezar a trabajar joven y aprender cómo trabajar. Yo siempre digo que quiero ir a la universidad Amancio Ortega.

F. A.: Buscamos gente abierta, que le guste la cultura, las tendencias generales del arte (no sólo de la moda)... En definitiva, una persona culta, educada, inquieta y con espíritu de austeridad.

F. A.: Visitando vuestro estudio hemos comprobado que todo está comunicado e interrelacionado: la zona de diseño, el taller, la oficina... Esto facilita la comunicación que es una de las claves fundamentales en el mundo de la empresa.
A. R. P.: Sí, eso está muy bien y facilita mucho las cosas. Sabes lo que está haciendo la gente en todo momento y controlas mejor. Puedes ir saltando de un lado a otro continuamente. Además, ayuda a que todo el mundo sepa un poco de lo de los demás.

F. A.: Una vez decías: "Mi problema es que me organizo muy mal: produzco muchas ideas, pero otra cosa es que estén bien servidas, empaquetadas, distribuidas". ¿No es esa una de las claves de la creatividad, un cierto desorden y caos, porque la creatividad necesita espacio y libertad para manifestarse y no puede tener límites demasiado estrictos?
A. R. P.: No tiene nada ver la creatividad con la organización. Puede haber mucha creatividad con una organización espectacular. Un ejemplo es Apple. Lo mismo sucede con Swatch o Camper.. Son organizaciones que tienen al mismo tiempo un diseño fantástico y una organización estupenda.

F. A.: También has dicho: "No soy una diseñadora que haga trajes que todo el mundo se atreva a ponerse, sino para intentar que la gente se ponga cosas distintas. Durante años te encuentras con una oposición enorme por parte de muchos, porque a la gente no le gusta nada el cambio, pero luego todo cambia y es una gozada". Has navegado a contra corriente además de tener una gran oposición desde muchos ámbitos. ¿Cómo has gestionado esas dificultades externas añadidas?
A. R. P.: ¿Qué diseñador tiene la oposición mediática que tengo yo? Ninguno. Tampoco la prensa de moda me ha ayudado. Pero eso que es una “amenaza” también es una “oportunidad” al mismo tiempo ya que hace que no te acomodes. El enemigo siempre está cerca de mí lo que me obliga a espabilarme. Los enemigos, al final, siempre te ayudan. Si hubiese sido comodona no me hubiese marchado de España. Al irme, tuve que buscarme la vida y eso me ha venido muy bien para salir adelante.

F. A.: Cada vez se habla más del lado femenino de las organizaciones. Alicia Kauffman asegura que la mujer dirige desde el corazón y el hombre desde la razón. El corazón es red, inclusión y afecto. La razón es lineal, exclusión y lógica. Y aquel perfil parece, más apropiado para dirigir en una época como la que nos ha tocado vivir. Paulo Coelho afirmaba que el siglo XXI sería el siglo de la femenización del varón. ¿Crees que la mujer tiene cualidades más oportunas para ocupar puestos de dirección?
F. A.: Creo que cada vez hay que tener más en cuenta lo masculino y lo femenino de la persona. Todo hombre tiene una parte femenina y toda mujer una parte masculina. Hay hombres que tienen una sensibilidad enorme y hay mujeres que tienen una parte masculina muy desarrollada. Lo que sí es importante destacar es que hay que dirigir con sensibilidad. Hay valores que la sociedad cada vez tiene más en cuenta.

A. R. P.: A mí me ayudado mucho vivir muy cerca y con mucha intensidad la actualidad económica, política y social, típicamente masculina, ya que eso te da oportunidad de saber cómo funcionan las cosas.

F. A.: Por último Agatha. Dinos una frase o cita que refleje tu filosofía de vida:
A. R. P.: Una de Camilo José Cela: "El que resiste, vence". Y luego como filosofía de vida me parece clave disfrutar con tu trabajo. Me encanta lo que hago. A mí el sitio que más me divierte del mundo, más que una fiesta o cualquier otra cosa, es mi estudio. Siempre hay problemas, evidentemente, pero los problemas al fin y al cabo son divertidos.

* Podéis leer más sobre la diseñadora en el libro de Dolors Massot: Agatha Ruiz de la Prada.

* Hoy os dejo una Entrevista con Gaizka Mendieta en Aprende del Deporte (@aprendeldeporte) y Las 10 historias más increíbles de Twitter (@davidcantone).

6 comentarios:

Katy dijo...

No es santo de mi devoción aunque reconozco su originalida y creatividad. La admiro por su tesón por su trabajo. Treinta años en esta profesión con la cantidad de competencia que tiene es que Agatha lo vale. Le deseo todo este éxito y reconocimiento a su trabajo que se merece.
Una buena y amena entrevista
Un abrazo y feliz semana

FAH dijo...

@katy. gracias. yo creo q has hecho un análisis perfecto. 30 años son muchos sabiendo q el 85% de las empresas han desaparecido antes del 7 año y en un mundo tan competitivo como la moda. Hay que felicitarla. abrazo.

Cabilas dijo...

Me ha impactado tu comentario,(FAH),el 85% de las empresas desaparecen antes del 7 año.
Muy revelador,eso es digno de un estudio,y muchos comentarios,una familia también es una empresa,ingresos,gastos ,inversiones,capital humano,formación,educación,ilusión,¿que ocurre entonces?¿que esta pasando?.

FAH dijo...

@cabiles. gracias. efectivamente también una familia es como una empresa y ya menos la cantidad de separaciones y divorcios que hay en aumento. Gestionar no es fácil, menos hacerlo bien, y menos aún de manera recurrente... Abrazo.

migf. dijo...

Es complicado seguir la tendencia de esta diseñadora, pero sus colores tan llamativos me llenan de alegría. Un día, paseando por la Calle Serrano en Madrid, no pude evitar la tentación de entrar y ver su tienda: llena de espejos y colorida. Por mi deprimido que estés ese espacio te devuelve las buenas vibraciones y te pone de buen humor. Sin duda ha hecho un buen trabajo dentro de la moda.

FAH dijo...

@migf. gracias. su tienda de Serrano, impresiona. Una calle emblemática, grande y además como dices llena de colores junto a sus dependientas vestidas al estilo Agatha. En definitiva, energía positiva. salu2.

Publicar un comentario en la entrada